La FIDH aboga por la adopción de un instrumento jurídicamente vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales respecto de los derechos humanos

Las lagunas existentes actualmente en el marco internacional de derechos humanos limitan las posibilidades de prevenir, sancionar y reparar las violaciones causadas por las actividades de las empresas. El acceso a la justicia sigue siendo especialmente difícil para la mayoría de las víctimas. Es por eso que la FIDH está activamente involucrada en el proceso de las Naciones Unidas para la elaboración de un instrumento internacional jurídicamente vinculante para regular las actividades de las empresas en relación con los derechos humanos.

Historia del proyecto de Tratado vinculante

En junio de 2014, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó la resolución 26/9 que establece el Grupo de Trabajo intergubernamental de Naciones Unidas de composición abierta sobre las empresas transnacionales y otras empresas con respecto a los derechos humanos, (“Grupo de Trabajo”) con el mandato de elaborar un instrumento jurídicamente vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales y otras empresas con base en el derecho internacional de los derechos humanos.

La elaboración de un instrumento vinculante tiene como objetivo complementar y avanzar a partir de los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos elaborados en 2011 por el Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas. Pues, a pesar de que ha habido algunos progresos, estas directrices no vinculantes para los Estados y las empresas no han logrado eliminar los vacíos exitentes en materia de protección de los derechos humanos frente a violaciones cometidas por las empresas.

La resolución 26/9 fue posterior a la primera proposición de Ecuador y Sudáfrica en 2013 para la creación de un marco jurídico más robusto y vinculante, así como la declaración de los miembros de la Red Internacional para los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Red DESC).

Las dos primeras sesiones del grupo tuvieron lugar en julio del 2015y octubre del 2016. En estas dos ocasiones las discusiones estuvieron enfocadas en el contenido, el alcance, la naturaleza y la forma del futuro instrumento internacional (todas las contribuciones escritas están disponibles en el sitio de OACNUDH) .

Es alentador constatar que progresivamente más Estados y partes interesadas se han involucrado en discusiones interesantes y constructivas, especialmente durante la segunda sesión que marcó un paso importante hacia la adopción de un Tratado internacional. Sin embargo, al mismo tiempo observamos que algunos Estados claves no han participado realmente en el proceso, tal como lo señalaron la FIDH y otras ONG en una declaración conjunta al Consejo de Derechos Humanos en marzo 2017.

La tercera sesión del Grupo de Trabajo, que se llevará a cabo del 23 al 27 de octubre de 2017, deberá emprender las negociaciones sustantivas sobre el Tratado, de acuerdo con lo establecido en la resolución 26/9. Por lo tanto, es necesario que todos los Estados reflexionen sobre propuestas concretas y participen activamente en el proceso, con el fin de lograr una etapa histórica hacia justicia internacional.

La movilización de la FIDH en el Proceso del Tratado

Durante muchos años, la FIDH ha hecho un llamado al fortalecimiento del marco jurídico internacional, regional y nacional, y al establecimiento de mecanismos de implementación y de reparación robustos (véase la Nota Posición del mes de marzo de 2014).

Después de la creación del Grupo de Trabajo de Empresas y Derechos Humanos (GTEDH) mediante la resolución 26/6, la Red-DESC y la FIDH lanzaron laIniciativa por el Tratado, un proyecto de dos años que apuntó a construir proposiciones concretas para el tratado vinculante sobre empresas y derechos humanos. Tras realizar amplias consultas en Asia-Pacífico,África, Latinoamérica y en línea con activistas, académicos y grupos que representan a las comunidades más afectadas, el Grupo de Expertos Legales publicó “Diez Propuestas Clave para el Tratado”, una herramienta jurídica que tiene como objetivo contribuir a las actividades de incidencia, y que fue presentado a la segunda sesión del GTEDH.

La FIDH ha participado activamente en la primera sesión así como en la segunda sesión del Grupo de Trabajo, haciendo contribuciónes escritas, declaraciones orales y eventos paralelos para presentar el punto de vista de la sociedad civil sobre el Tratado.

Contribuciónes de la FIDH en la primera sesión (en inglés :
- FIDH’s written submission to the first session of the IGWG : Business and Human Rights: Time for Genuine Progress Submission to the Open-Ended Intergovernmental Working Group on Transnational Corporations and Other Business Enterprises
- Joint contribution by International Federation for Human Rights Leagues, Tides Center Project, International Network for Economic, Social and Cultural Rights (ESCR-Net)
- FIDH oral statement on general comments
- Joint CIDSE, FIDH, FoEE, IBFAN, GIFA, SOMO oral statement on social, economic and environmental impacts related to transnational corporations
- FIDH oral statement on scope (type of companies)
- FIDH oral statement on scope (type of human rights), en español!
- FIDH oral statement on content
- FIDH oral statement on responsibilities of business enterprises
- FIDH oral statement on legal liability of business enterprises
- FIDH oral statement on access to remedy

Contribuciónes de la FIDH en la segunda sesión (en inglés) :
- FIDH’s written submission to the second session of the IGWG
- ESCR-Net and FIDH’s Ten Key Proposals for the Treaty
- Joint FIDH SOMO CIDSE IBFAN FoEE oral statement on need for Treaty to address challenges posed by trade and investment agreements
- Joint FIDH and ICJ oral statement on legal liability of business entreprises
- Joint FIDH, Al Haq, BFTW, CIDSE, SOMO, ICJ, IBFAN-GIFA oral statement on scope
- Joint FIDH and ICJ oral statement on complementarity between the UNGPs and the Treaty process
- Joint FIDH, SOMO, CIDSE, FIDH, Friends of the Earth Europe, IBFAN-GIFA and BFTW oral statementon access to remedy

La FIDH es un miembro activo de la Alianza para el Tratado, una coalición internacional de organizaciones de la sociedad civil que apoya y coordina las actividades de promoción sobre el Tratado.

En Mayo 2017, la Alianza para el Tratado lanzó su tercera declaración, haciendo un llamado a los Estados a participar activamente en las negociaciones del tratado internacional que tendrá lugar durante la tercera sesión. La FIDH invita a todas las personas y organizaciones de la sociedad civil a firmar y apoyar la declaración. Firma aquí!

Además, la FIDH promueve y fomenta debates entre las partes interesadas para la adopción de un Tratado vinculante, y aboga por la participación significativa de los Estados miembros de la UE en el proceso.

Es importante considerar el proceso sobre el Tratado en complementariedad con otros instrumentos como los UNGPs y otros procesos al nivel nacional, regional o internacional. Por eso, la FIDH participa activamente en elForo sobre las empresas y los derechos humanos, la plataforma dedicada a la evaluación y la implementación de los Principios Rectores. La FIDH y otras ONG han remitido una carta conjunta a al Grupo de Trabajo respecto del Foro de 2017 que se centrará en el tema de acceso a la reparación.

La posición de la FIDH sobre el proceso, el alcance y el contenido del Tratado vinculante

La posición de la FIDH se desarrolla en las diversas declaraciones orales y contribuciones escritas mencionadas, así como en el documento ’Diez Propuestas Clave para el Tratado’. En resumen:
- La FIDH pide al Grupo de trabajo garantizar que el proceso de elaboración del Tratado sigua siendo guiado por los principios de inclusión, participación, transparencia y legitimidad, y que el Tratado responda a las necesidades reales de la sociedad civil, facilitando la participación significativa de las mujeres, los indígenas, las personas con discapacidad, los niños y otras personas afectadas por las operaciones de las empresas.
- La FIDH cree firmemente que el instrumento jurídicamente vinculante debe abarcar todas las violaciónes de derechos humanos por parte de las actividades de todas las empresas que potencialmente pueden causar o contribuir a violaciones de los derechos humanos;
- El Tratado debería, como prioridad, llenar los vacíos existentes en el acceso a reparaciones para las víctimas de abusos de derechos humanos por empresas. Estas disposiciones deben ser incluidas para asegurar que las personas afectadas puedan acceder - como mínimo - a recursos efectivos en su propio Estado, así como en el Estado de origen de las empresas. Además, los Estados que pueden tener jurisdicción sobre las empresas en cuestión deberían garantizar el acceso a reparación y cooperar en la prevención, sanción y cumplimiento de decisiones judiciales ;
- El Tratado debería exigir que los Estados adopten regulaciónes para prevenir con eficacia los abusos empresariales. Esto incluye que las empresas adopten procesos de debida diligencia para identificar, prevenir, mitigar y rendir cuentas de cómo abordan su impacto sobre los derechos humanos, dondequiera esas empresas operen o colaboran.
- El Tratado debería reafirmar que los Estados tienen la obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos de todas las personas, incluidos los defensores de los derechos humanos, de conformidad, como mínimo, con la Declaración de la ONU sobre los defensores de los derechos humanos.

Leer más