Orange dispuesta a poner fin a su contrato con Partner: un importante anuncio que debe ir acompañado de medidas concretas

Nuestras organizaciones [1] acogen con agrado la información facilitada este miércoles 3 de junio por Stéphane Richard, director del grupo Orange, en la que manifiesta su voluntad de finalizar el contrato entre Orange y la empresa israelí Partner, con presencia comercial en las colonias del los Territorios Palestinos Ocupados.

Esta declaración se produce pocas semanas después de la publicación por parte de nuestras organizaciones del informe conjunto titulado "Las amistades peligrosas de Orange en los Territorios Palestinos Ocupados". (en inglés)

Nuestras organizaciones han pedido en repetidas ocasiones que Orange reconociese públicamente los riesgos que comporta su relación comercial con Partner, especialmente en lo que se refiere a las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, sobre todo tras la publicación del informe el pasado 6 de mayo.

A través del contrato de licencia de marca firmado con Partner, Orange podría contribuir indirectamente al mantenimiento de las colonias israelíes, a pesar de que hayan sido declaradas ilegales en virtud del derecho internacional, lo que implica numerosas violaciones de los derechos humanos.

El grupo Orange ha dado un primer paso muy importante pero ahora es necesario que el contenido de esta declaración se refleje en medidas concretas. La prudencia verbal manifestada por el director de Orange en su declaración respecto a los riesgos jurídicos y financieros asumidos por el grupo hace pensar que la situación podría mantenerse. De hecho, está previsto que el contrato de licencia de marca tenga una duración de diez años más. Teniendo en cuenta el ritmo de la progresión de la colonización y las violaciones al derecho internacional que implican resulta injustificable mantener ese plazo.

Orange debe modificar desde ahora su contrato con Partner y concretamente debe exigir que se introduzcan claúsulas destinadas a favorecer el respeto de los derechos humanos y la retirada de Partner de las colonias israelís. En caso de que esto no fuera así, Orange debe poner fin a su relación comercial con Partner lo antes posible. [2]

El Gobierno francés, principal socio minoritario de Orange, cuestionado por nuestras organizaciones desde hace meses, debe interpelar lo antes posible al Grupo sobre sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y los compromisos políticos adquiridos en relación a las colonias ilegales. Las autoridades deben asimismo reforzar las consignas proporcionadas a las empresas francesas para que cesen toda actividad comercial en las colonias israelís de los Territorios Palestinos Ocupados.

Leer más
communique