Belarús: sin justicia a un año de la detención arbitraria del presidente y el vpdte de Viasna

10/08/2022
Declaración
en es fr
Viasna

París-Ginebra, 13 de julio de 2022 – El 14 de julio de 2022 se cumple un año de la detención arbitraria de tres destacados defensores de los derechos humanos del Centro de Derechos Humanos Viasna. En este día, el año pasado, las autoridades bielorrusas detuvieron al vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y miembro de la junta directiva de Viasna, Valiantsin Stefanovich, al presidente de Viasna, Ales Bialiatski, y al abogado Uladzimir Labkovich. Junto con otros cuatro miembros de Viasna, los tres permanecen encarcelados, acusados falsamente, en condiciones lamentables, y se les niega sistemáticamente la comunicación con sus familias y defensa letrada. El Observatorio (FIDH-OMCT) deplora el continuo ataque a la sociedad civil bielorrusa por parte del régimen de Lukashenko, renueva sus llamados a la liberación inmediata de siete personas defensoras pertenecientes a Viasna y exige justicia para todas las personas detenidas arbitrariamente en el país.

Ales Bialiatski, Valiantsin Stefanovich y Uladzimir Labkovich fueron detenidos por agentes del Departamento de Investigaciones Financieras de Belarús el 14 de julio de 2021. Desde ese día, los tres permanecen en prisión preventiva acusados de "evasión fiscal" (inciso 2 del artículo 243 del Código Penal de Belarús). La investigación de este caso lleva más de un año en curso, algo que es contrario a la legislación bielorrusa y a las normas internacionales. Se encuentran encarcelados en terribles condiciones en un centro de detención preventiva de Minsk, se les niega sistemáticamente el acceso a su familia y a sus respectivos/as abogados/as, y las autoridades ejercen una estricta censura sobre todas sus comunicaciones postales. En ocasiones, algunas cartas ni siquiera salen de los muros de la prisión. Existen motivos suficientes para afirmar que las autoridades bielorrusas están alargando la investigación y manteniendo a las personas defensoras de los derechos humanos en condiciones inhumanas con el fin de preparar pruebas y coaccionarlos para que confiesen.

Otros cuatro miembros de Viasna continúan encarcelados, entre ellos la coordinadora del voluntariado Marfa Rabkova, el jefe de la sección de Viasna en Mohilev, Leonid Sudalenka, y los miembros del voluntariado Tatsiana Lasitsa y Andrei Chapyuk. La situación de Marfa Rabkova es especialmente preocupante ya que la joven se encuentra detenida arbitrariamente desde el 17 de septiembre de 2020 y se enfrenta a una pena de hasta 12 años de prisión.

Al parecer, los verdaderos motivos por los que estas siete personas activistas permanecen en la cárcel son, al parecer, las actividades de derechos humanos que lleva a cabo por Viasna, su firme postura contra el régimen ilegítimo de y la represión de Lukashenko. Durante mucho tiempo, Viasna ha estado en la vanguardia del movimiento de derechos humanos bielorruso y es especialmente conocida porque mantiene una lista de personas encarceladas por motivos políticos en el país, en la que ahora se encuentran 1244 personas. Viasna también proporciona asistencia jurídica y de otro tipo a las víctimas de la represión, realiza observaciones de campañas electorales, aboga por reformas democráticas y contra la pena de muerte. Ales Bialiatski, presidente de la organización, ha recibido numerosos premios por su servicio desinteresado a la sociedad democrática, el más reciente de los cuales es el Right Livelihood Award 2020, y ha sido nominado varias veces al Premio Nobel de la Paz.

El Observatorio hace un llamado a las autoridades bielorrusas para que pongan en libertad inmediatamente a los siete miembros de Viasna y a todas las personas detenidas arbitrariamente en el país e insta a que investiguen sin demora todas las denuncias de abusos de los derechos humanos que pesan sobre ellas. El Observatorio insta asimismo a la comunidad internacional para que continúe apoyando a la sociedad civil bielorrusa y que adopte una postura legal y política firme en favor de las personas que se encuentran entre rejas, con objeto de hacer llegar a las autoridades bielorrusas un fuerte mensaje: la justicia prevalecerá.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (el Observatorio) es un programa creado en 1997 por la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), cuyo objeto es evitar o remediar situaciones concretas de represión contra las personas defensoras de los derechos humanos. Tanto la FIDH como la OMCT son miembros de ProtectDefenders.eu,, el mecanismo de la Unión Europea para las personas de defensoras de los derechos humanos desarrollado por la sociedad civil internacional.

Leer más
statement