Declaración de la FIDH en la 20ª sesión de la Asamblea de los Estados Partes de la CPI

08/12/2021
Declaración
en es fr

El 8 de diciembre, Guissou Jahangiri, vicepresidente de la FIDH y directora de OPEN ASIA | Armanshahr, pronunció el discurso de la FIDH en el Debate General de la #ASP20. Vea la grabación de vídeo y lea el texto completo (versión larga) a continuación.

Excelencias,

Es un gran placer dirigirme a la vigésima Asamblea de los Estados Partes como Vicepresidenta de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), una agrupación de 192 ONGs de 117 países, entre ellas OPEN ASIA - Armanshahr, una organización que trabaja en Afganistán, y de la que soy Directora Ejecutiva.

Soy feminista, y durante los últimos 29 años he trabajado en Asia Central, en particular en Afganistán, un país donde ciclos de violencia continua han hecho mella en la población. Mi equipo, y otras organizaciones afganas, llevan 16 años documentando crímenes internacionales y realizando trabajo relacionado con el mandato de la CPI, comunicándose con las víctimas, especialmente con niñas y mujeres—a menudo corriendo un gran riesgo. El año pasado, un colega fue asesinado el día después de una reunión en nuestra oficina. El pasado agosto, tras la retirada de las tropas estadounidenses, mi organización OPEN ASIA - Armanshahr tuvo que evacuar a su personal, muchos de los cuales siguen en el país y en peligro. No sólo hemos perdido el conocimiento de aquellos que han trabajado durante años en reforzar el sistema de justicia internacional, también hemos tenido que destruir documentos y materiales. No es exagerado decir que hemos perdido el trabajo de nuestra vida. Mientras tanto, la CPI ha estado ausente.

Acogemos con satisfacción la apertura de la investigación en Afganistán por parte de la Fiscalía, pero nos preocupa profundamente que el Fiscal haya reducido el foco de la investigación y excluido ciertos presuntos autores que ahora no se enfrentarán a la justicia. En palabras de la Sala de Cuestiones Preliminares en su reciente decisión sobre los derechos de las víctimas: "...una investigación adecuada debe centrarse primero en los crímenes y luego en la identificación de las personas responsables de esos crímenes. "

Procesos de rendición de cuentas por los crímenes internacionales cometidos en Afganistán están lejos de ser una realidad. No se ha recogido ni conservado adecuadamente material probatorio que podría utilizarse en el futuro para exigir responsabilidades a los autores. Hay que hacer más, no podemos contentarnos siendo testigos de la destrucción de pruebas cruciales. Pedimos a los Estados Partes que cooperen eficazmente con la Corte y que impulsen soluciones tecnológicas para proteger y preservar información que es vital, antes de que sea demasiado tarde.

La FIDH también está preocupada por los limitados recursos financieros de la Corte. Sin un presupuesto basado en las necesidades y un flujo de efectivo suficiente, la CPI simplemente no puede cumplir su mandato y funciones. No se sorprenderán si les digo que la Corte necesita claramente más fondos para llevar a cabo investigaciones y procesamientos adecuados, para conectar con los supervivientes, las víctimas y las comunidades afectadas, y para realizar campañas de información pública que sean mejores y más cercanas a la realidad del país en cuestión. Los supervivientes, las víctimas y las comunidades afectadas están en el centro del trabajo de la Corte, y sólo respetaremos el espíritu del Estatuto de Roma cuando les proporcionemos información adecuada y oportuna sobre las cuestiones que afectan a sus derechos.

Las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel crucial a la hora de ayudar a la CPI a relacionarse con las comunidades afectadas. En situaciones como la de Afganistán, pero también en muchas otras en las que los riesgos para los defensores de los derechos humanos son elevados, es más importante que nunca que exista un diálogo entre todas las partes interesadas. Animo a la AEP a que impulse un mayor diálogo entre todas las partes interesadas, incluyendo en la aplicación de las recomendaciones del examen de expertos independientes, un diálogo que vaya más allá de las meras formalidades y que implique consultas auténticas y significativas, teniendo en cuenta las realidades de cada países. Es urgente que aunamos fuerzas para hacer realidad la justicia que merecen las víctimas.

Gracias.

Guissou Jahangiri
Vicepresidente de la FIDH
Directora de OPEN ASIA/Armanshahr

Leer más
statement