Honduras: Detención arbitraria, criminalización y campaña de desprestigio en contra del Sr. Edwin Róbelo Espinal

16/03/2018
Llamado urgente

HDN 002 / 0318 / OBS 030
Detención arbitraria / Criminalización /
Campaña de desprestigio /
Violaciones al debido proceso
Honduras
16 de marzo de 2018

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la FIDH, solicita su intervención urgente ante la siguiente situación en Honduras.

Descripción de la situación:

El Observatorio ha recibido información de fuente fidedignas sobre la detención arbitraria, la criminalización y la campaña de desprestigio en contra del Sr. Edwin Róbelo Espinal, defensor de los valores democráticos y de la desmilitarización del país, en el contexto de su participación en las protestas que denunciaban irregularidades en las elecciones del 26 de noviembre de 2017 [1] y, concretamente horas después del inicio del Paro Nacional convocado por la oposición desde el 20 de enero. El Sr. Espinal es desde 2013 beneficiario de las medidas cautelares MC 376/13 otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según las informaciones recibidas, el Sr. Edwin Róbelo Espinal fue arrestado por agentes de la Dirección Policia de Investigación (DPI) el 19 de enero de 2018 a las 8:45 pm, en el bulevar Fuerzas Armadas en Comayagüela, cuando circulaba en su motocicleta. Fue llevado a la Dirección Policial de Investigación (DPI) de la colonia Kennedy en Tegucigalpa, donde permaneció detenido mientras se realizaban las investigaciones respectivas.

El 20 de enero, se llevó a cabo en el Juzgado de Competencia Territorial ubicado en el cuartel General Cabañas, en Tegucigalpa, la audiencia de declaración de imputados en el caso contra el Sr. Espinal, durante la cual el juez confirmó su imputación y ordenó su traslado a la cárcel de mínima y media seguridad conocida como La Tolva, ubicada en Moroceli, departamento de El Paraíso, en el oriente de Honduras.

El 22 de enero de 2018, durante la audiencia inicial en el Juzgado de Competencia Territorial, el Comité de Familiares de los Detenidos y Desaparecidos de Honduras (COFADEH), que está llevando la representación legal del Sr. Edwin Espinal, propuso una fianza depositaria y erigirse en garante, pero la solicitud fue denegada. El Juez dictó auto de prisión preventiva en contra del Sr. Edwin Espinal, y confirmó su imputación por los delitos de daño agravado, incendio agravado y portación de material de fabricación casera en perjuicio de la seguridad interior del Estado. Además se produjo el sobreseimiento provisional en lo referente al delito de asesinato en su grado de tentativa de ejecución. La defensa del Sr. Espinal ha solicitado la anulación del auto así como su libertad inmediata, pero hasta la fecha, la Corte de Apelaciones aún no ha dado seguimiento a la apelación presentada.

La acusación en contra del Sr. Espinal por parte de la Unidad Fiscal de Operaciones Especiales del Ministerio Público está conectada con su supuesta participación en daños materiales en contra de un hotel del grupo Marriot, ocasionados el 12 de enero de 2018 durante los incidentes que tuvieron lugar en el marco del desalojo violento de manifestantes que participaban en una protesta organizada por la Alianza de Oposición contra la Dictadura en las cercanías de la Casa Presidencial. Según la información recibida el Ministerio Público no tiene ninguna evidencia que pueda acreditar la participación del Sr. Edwin Espinal en dichos delitos.

El Observatorio destaca que el Sr. Espinal fue sometido a distintas agresiones en el contexto de las acciones de protesta posteriores al golpe de Estado de 2009 que motivaron el otorgamiento de medidas cautelares por parte de la CIDH con el número de registro MC 221/10. Además, no se trata de la primera agresión reciente en contra del Sr. Espinal. Es importante destacar que en los días previos a su arresto, su rostro había sido difundido en las redes sociales junto con el de líderes de la oposición y de movimientos sociales en afiches en los que se les acusaba de actos terroristas. Además, el 8 de septiembre de 2017, el Sr. Edwin Espinal fue golpeado por diez policías y detenido durante varias horas por la policía en la colonia Kennedy de Tegucigalpa mientras acompañaba un plantón en defensa la zona verde conocida como “el cerrito de la felicidad”. Durante su detención, un policía le amenazó diciéndole que sabían quién era y que tenían hecho un perfil suyo.

El Observatorio destaca que los procedimientos legales en contra del Sr. Edwin Espinal han violado la ley hondureña y su derecho al debido proceso. En primer lugar, el caso está siendo airado en cortes de “jurisdicción nacional” que, de acuerdo con el tipo de cargos en su contra, no tienen jurisdicción sobre el caso, sino que el Juzgado competente sería el Juzgado de Letras de lo Penal. Además, el Sr. Espinal no dispuso de suficiente tiempo para preparar su defensa habida cuenta de que apenas transcurrió un fin de semana entre su detención y la celebración de la audiencia, y de que no dispuso de suficiente tiempo para ver a su abogada. Finalmente, hasta la fecha al Sr. Edwin Espinal se le ha negado el acceso al expediente y a las supuestas pruebas en su contra.

El Observatorio condena la decisión de trasladar al Sr. Espinal a la cárcel de la Tolva, decisión contraria a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, según los cuales tendría que ser trasladado al establecimiento penitenciario más cercano a su lugar de residencia. Esta decisión parece ser una forma de castigo anticipado contra el Sr. Espinal, sus familiares y personas allegadas.

Además, el Observatorio muestra su preocupación por las condiciones de detención incluyendo el hecho de que el Sr. Espinal haya pasado al menos quince días recluido en una celda de aislamiento así como las fuertes restricciones impuestas por el director de la cárcel de La Tolva, el coronel César Nájera Rivera, para la recepción de visitas en el centro penitenciario. Además, a pesar de que el reglamento permite que los familiares puedan llevar efectos personales a la cárcel, previa inspección por el personal carcelario, el Sr. Espinal no ha podido recibirlos.

El Observatorio destaca que estos hechos se enmarcan dentro de una campaña sistemática de ataques públicos, verbales y físicos contra las personas defensoras de derechos humanos y periodistas en Honduras [2], que se ha visto exacerbada en el actual contexto de crisis social y política en el país después de las elecciones de noviembre, poniéndolos en una situación de alto riesgo. Según Peace Brigades International Honduras, del 26 de noviembre de 2017 al 21 de enero de 2018, se registraron 35 incidentes sufridos por personas defensoras de derechos humanos, comunicadores y periodistas [3]. Estos ataques se enmarcan además en el contexto de la declaración del estado del estado de excepción y de la suspensión de garantías constitucionales durante el cual se habrían producido 30 ejecuciones, 21 a manos de la Policía Militar de Orden Público (PMOP), así como al menos 232 personas heridas y 1085 personas detenidas [4].

Por lo anterior, el Observatorio condena todas las agresiones en contra del Sr. Edwin Espinal, que parecen ser una represalia por sus legítimas acciones en defensa de los derechos humanos, solicita su liberación inmediata y hace un llamamiento para que se ponga fin a todo tipo de hostigamiento en su contra, incluyendo a nivel judicial.

Acción solicitada:

Por favor, escriban a las autoridades de Honduras instándolas a:

i. Velar por que se ponga fin a todo tipo de hostigamiento, incluyendo hostigamiento judicial, en contra del Sr. Edwin Espinal así como, en general, en contra de todas las personas defensoras de derechos humanos en Honduras;

ii. Tomar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica del Sr. Edwin Espinal, incluyendo, en la espera de su liberación inmediata y incondicional, su traslado a un centro penitenciario más cercano a su lugar de residencia;

iii. Velar por que se respeten las garantías del debido proceso y de su derecho a la defensa incluyendo la transferencia del caso de los juzgados de competencia territorial al sistema de cortes regular.

iv. Implementar políticas de reconocimiento, incluyendo el reconocimiento público por parte del Presidente de la República y otros altos funcionarios, de la importancia de la legítima labor llevada a cabo por los defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras;

v. Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998;

vi. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Honduras.

Direcciones:
• Sr. Juan Orlando Hernández, Presidente de la República. E-mail: diseloalpresidente@presidencia.gob.hn, info@presidencia.gob.hn
• Héctor Leonel Ayala, Secretario de Estado de los Despachos de Justicia,
Derechos Humanos, Gobernación y Descentralización. E-mail: contacto@sjdh.gob.hn
• Sr. Oscar Chinchilla, Fiscal General de la República. E-mail: suazog@mp.hn;
• Sra. Nora Urbina, Directora General del Sistema de Protección a defensores de derechos humanos, periodistas, comunicadores sociales y operadores de justicia. E-mail:proteccion.ddhh.hn@gmail.com
• Sr. Roberto Herrera Cáceres, Comisionado Nacional de los Derechos Humanos. E-mail: consultorinternacionalhn1@gmail.com; central@conadeh.hn
• Sr. Jorge Alberto Rivera Avilés, Presidente de la Corte Suprema de Justicia. E-mail: comunicaciones@poderjudicial.gob.hn ; justiciaenaccion@poderjudicial.gob.hn
• Sr. Embajador Giampaolo Carmelo Rizzo Alvarado, Misión Permanente de Honduras ante las Naciones Unidas en Ginebra. E-mail: mission@hondurasginebra.ch
• Sr. Embajador Roberto Ochoa Madrid, Embajada de Honduras en Bruselas. E-mail: ambassade.honduras@chello.be
• Sr. Embajador Leónidas Rosa Bautista, Embajada de Honduras en OEA. E-mail: honduras@oas.org

Por favor, escriban también a las Representaciones Diplomáticas de Honduras en sus respectivos países.

***

Ginebra-Paris, 16 de marzo de 2018

Agradecemos que nos informen sobre cualquier acción emprendida, citando el código de este llamado en su respuesta.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (el Observatorio) es un programa creado en 1997 por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la FIDH y tiene por objetivo intervenir para prevenir o remediar situaciones concretas de represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos. OMCT y FIDH son ambos miembros de ProtectDefenders.eu, el Mecanismo de la Unión Europea para Defensores de Derechos Humanos implementado por sociedad civil internacional.

Para contactar al Observatorio, comuníquese con la Línea de Urgencia:
· E-mail: Appeals@fidh-omct.org
· Tel. y fax: OMCT : + 41 22 809 49 39 / + 41 22 809 49 29
· Tel. y fax: FIDH : + 33 1 43 55 25 18 / + 33 1 43 55 18 80

Leer más
appelobs