AZERBAIYÁN: "Si no puedes vencerlos, encarcélalos": El caso del defensor de derechos humanos Rasul Jafarov

El caso judicial contra el destacado defensor de los derechos humanos azerbaiyano, fundador de la campaña Sports for Rights [Deportes por la democracia], Rasul Jafarov, demuestra la vergonzosa manipulación del sistema jurídico y judicial por parte de las autoridades del país para silenciar la disidencia y paralizar la sociedad civil antes de los Juegos Europeos, afirma un nuevo informe publicado hoy (en inglés) por el Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos (FIDH-OMCT).

El Sr. Rasul Jafarov fue condenado el 16 de abril de 2015 a seis años y medio de cárcel por acusaciones falsas de "prácticas empresariales ilegales", "evasión fiscal", "abuso de autoridad", "malversación de fondos" y "fraude". El juicio en apelación, antes de que fuese aplazado, debía iniciarse el 12 de junio de 2015, el mismo día de la apertura de los Juegos de Bakú.

"El defensor de los derechos humanos Rasul Jafarov era el fundador de la campaña ’Deportes por Derechos’. Hoy en día es un prisionero de los Juegos" , afirmó hoy el Observatorio.

Sin pruebas de culpabilidad

Desde enero a abril de 2015, el Observatorio ha supervisado de cerca el juicio contra el Sr. Jafarov, con dos observadores experimentados que asistieron a siete de las audiencias. El proceso confirmó la farsa del sistema de justicia azerbaiyano, un sistema en el que la Fiscalía designa de forma unilateral a las así llamadas "víctimas" que no pueden presentar pruebas de un delito, en el que se deniega el derecho a la igualdad de medios procesales y a la presunción de inocencia y en el que se vulneran de manera flagrante los principios internacionales básicos relativos a un juicio justo y a las debidas garantías procesales.

Los observadores del Observatorio indicaron que " el juicio estaba claramente basado en acusaciones falsas. No se presentó absolutamente ninguna prueba de la culpabilidad del Sr. Jafarov."

El informe sobre el caso del Sr. Jafarov completa una reciente publicación sobre una misión de determinación de hechos del Observatorio (véanse los sitios web de la FIDH y la OMCT), donde se analiza el uso de la legislación sobre ONG y subvenciones para criminalizar a los defensores y defensoras de los derechos humanos. Un informe previo destacaba la determinación del régimen de Azerbaiyán a reprimir a los agentes de la sociedad civil, y concretamente a los defensores y defensoras de los derechos, antes de la apertura de los Juegos de Bakú. El informe de hoy, lamentablemente, confirma este fenómeno.

El Presidente Aliyev no tolera que se deteriore la imagen de su Gobierno, especialmente cuando ocupa el centro de atención como anfitrión de los primeros Juegos Europeos de la historia, y carece de escrúpulos a la hora de acallar las voces críticas. A pesar de la importancia geoestratégica de Azerbaiyán, la comunidad internacional no puede permitir que Aliyev deje a un lado la normas internacionales de derechos humanos. La ceremonia de apertura de los Juegos de Bakú es el momento oportuno para que los líderes mundiales se posicionen al respecto. Por este motivo, nuestras organizaciones reiteran su llamamiento a los Gobiernos europeos para que supediten su participación en la ceremonia de apertura a la puesta en libertad de todos los defensores y defensoras de los derechos humanos.

Más información sobre el trabajo de Rasul Jafarov y sobre la represión sufrida desde 2012

En los últimos años, el Sr. Rasul Jafarov ha organizado campañas como Sing for Democracy [Canta por la democracia], para llamar la atención sobre las violaciones de los derechos humanos que tenían lugar en su país antes del concurso de Eurovisión celebrado en Bakú en 2012, y Art for Democracy [Arte por la democracia], que movilizó a jóvenes para luchar por la justicia a través del arte. También ha trabajado estrechamente con la defensora de los derechos humanos Leyla Yunus, miembro de la Asamblea General de la OMCT, y con el defensor Intigam Aliyev, para elaborar una lista actualizada de presos políticos encarcelados en Azerbaiyán. Antes de su detención, estaba planificando el lanzamiento de otra campaña, bajo el nombre Sports for Rights [Deportes por derechos], para alertar sobre la trágica situación de los derechos humanos en Azerbaiyán antes de los Juegos Europeos.

En su trabajo, el Sr. Jafarov trató ajustarse a las cada vez más represivas leyes sobre ONG para poder continuar sus actividades en materia de derechos humanos. En múltiples ocasiones intentó inscribir sin éxito su organización, el Club de los Derechos Humanos. Ante este rechazo, se enviaron las subvenciones concedidas a la organización del Sr. Jafarov a sus cuentas bancarias personales, lo que estaba permitido por la legislación nacional vigente en ese momento. En febrero de 2014, entraron en vigor varias enmiendas a las leyes sobre ONG y subvenciones, que hicieron ilegal esta práctica al exigir a los receptores individuales de subvenciones, y no solo a las organizaciones, registrarse en el Ministerio de Justicia.

Desde entonces, el Sr. Jafarov se vio forzado a suspender la ejecución de los proyectos del Club de los Derechos Humanos y se unió a la Sociedad de Protección Jurídica y Sensibilización (LPAS), una ONG inscrita. A pesar de sus esfuerzos para cumplir con la ley, sus activos fueron congelados en julio de 2014, en una nueva oleada de represión contra la sociedad civil. El Sr. Rasul Jafarov permanece detenido arbitrariamente desde el 2 de agosto de 2014.

Descarga aquí el Informe:"Si no puedes vencerlos, encarcélalos": El caso del defensor de los derechos humanos Rasul Jafarov (en inglés)

— 

Leer más
rapport