Túnez : Intensificación de la violencia policial

10/05/2011
Comunicado
en es fr

10 de mayo de 2011 – Cuatro meses después de la caída del régimen de Ben Alí, la FIDH denuncia la multiplicación de los actos de violencia policial durante las manifestaciones antigubernamentales. Cuando el 6 de mayo el ministerio del Interior presentaba sus excusas por la brutal respuesta de la policía a las protestas, las fuerzas del orden han continuado, en los días siguientes, reprimiendo violentamente las manifestaciones, causando la muerte de un militante político.

El 8 de mayo de 2011, Mahmun Tumí, miembro del Partido Laboral patriótico y democrático sucumbió a sus heridas tras haber sido alcanzado en la espalda por una bala disparada por el ejército. Tumí intentaba interponerse para impedir que jóvenes violentos lanzasen piedras sobre un puesto de policía durante una manifestación en Sliman (alrededores de Túnez). El mismo día, la policía tunecina empleó gases lacrimógenos para dispersar una manifestación antigubernamental en el centro de Túnez.

Desde el 5 de mayo, ha habido en Túnez varias manifestaciones contra el gobierno en las que han participado jóvenes y que han sido casi sistemáticamente reprimidas por un importante dispositivo policial que utiliza gases lacrimógenos y matracas. Se han denunciado actos de violencia contra los manifestantes y los periodistas. Catorce periodistas que cubrían las manifestaciones para la prensa tunecina e internacional han sido maltratados por la policía en la capital, los días 5 y 6 de mayo. Un bloguero que filmaba una agresión cometida contra un periodista durante la manifestación del 6 de mayo en Túnez fue apaleado y amenazado por policías de paisano y uniformados. La policía también entró en el local de dos periódicos gubernamentales, La Presse y Al Sahafa, agrediendo a un periodista que se encontraba allí. El 7 de mayo, fue decretado un toque de queda de duración indefinida en la capital de Túnez y sus alrededores.

La FIDH llama al gobierno tunecino de transición a que ponga fin a toda forma de violencia contra los manifestantes y a diligentar una investigación independiente sobre los sucesos que causaron la muerte de Mahmun Tumí.

La FIDH se siente profundamente preocupada por la violencia y los actos de intimidación de los periodistas y los blogueros. Llama a las autoridades tunecinas a cumplir sus compromisos internacionales y a que respete y garantice el derecho de reunión pacífica y las libertades de expresión y de información.

Leer más
communique