El avance que representa la resolución de Naciones Unidas sobre Siria no acabará con la impunidad y la violencia

01/10/2013
Comunicado
ar en es fr

El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha aprobado hoy una resolución pidiendo a Siria que cumpla con lo dispuesto por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en materia de destrucción de sus armas químicas.

Esta es la primera resolución que el Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado sobre la situación en Siria desde abril de 2012, cuando se ordenó a una misión de la ONU que observara la puesta en marcha de un plan de alto el fuego. A pesar del claro fracaso de esta propuesta de alto el fuego, que ha tenido como consecuencia más de 100.000 muertos y más de 2 millones de refugiados sirios, desde entonces el Consejo de Seguridad de la ONU ha fracasado en la adopción de medidas adecuadas.

A pesar de que la destrucción de armas químicas es un logro relevante, la resolución adoptada en el día de hoy queda terriblemente lejos de asegurar la protección de la población siria de los ataques y crímenes que continúan ocurriendo todos los días. En particular, la FIDH condena el hecho de que esta resolución no establece mecanismos de rendición de cuentas por los crímenes internacionales perpetrados contra el pueblo sirio.

"Si los máximos responsables de los crímenes internacionales cometidos en Siria no son llevados ante la justicia, ello significará una aprobación tácita del aumento de masacres y otros crímenes internacionales", afirmó Karim Lahidji, Presidente de la FIDH.

Desde hace más de 2 años, diferentes grupos de derechos humanos incluyendo la FIDH han instado al Consejo de Seguridad de la ONU para que remita la situación de Siria a la Corte Penal Internacional (CPI) (en inglés).
Esta actuación se evidenció en una carta dirigida al Consejo de Seguridad de la ONU (en inglés) el 14 de enero de 2013 por Suiza y co-firmado por otros 56 países.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos también ha reclamado en varias ocasiones una remisión a la CPI del caso de Siria, y varios jefes de Estado de nuevo volvieron a insistir en la responsabilidad de lo ocurrido en Siria durante la Asamblea General de la ONU, celebrada la semana pasada en Nueva York. No obstante, el Consejo de Seguridad de la ONU sigue ignorando estos llamamientos urgentes.

"Al negarse a remitir este caso a la Corte Penal Internacional o en su caso utilizar otros mecanismos de rendición de cuentas en la resolución de hoy, el Consejo de Seguridad de la ONU ha fracasado una vez más en poner fin al ciclo de violencia en Siria", añadió Karim Lahidji.

A pesar de que dicha resolución alude a que aquellos que han utilizado armas químicas "deben de responder por ello", ésta no incluye ningún mecanismo efectivo que garantice la rendición de cuentas. La FIDH insiste una vez más que el Consejo de Seguridad de la ONU debe adoptar medidas concretas para garantizar la justicia para las víctimas de Siria así como la prevención de futuros delitos.

Leer más
communique