Cuatro años más de ocupación

20/03/2015
Comunicado
en es fa fr

Reflexiones de Hagai El-Ad, director ejecutivo de B’Tselem, organización miembro de la FIDH en Israel, tras las elecciones

Estimados amigos y amigas:

Como para muchos de vosotros, los resultados de las elecciones de esta semana en Israel son causa de honda preocupación en todos nosotros, los miembros de B’Tselem (en inglés). Me gustaría, por tanto, compartir algunas reflexiones con vosotros.

Los resultados de las elecciones muestran, de manera clara y sin lugar a dudas, que el público que vota en Israel apoya la ocupación permanente en su forma actual: Un gobierno militar que niega los derechos fundamentales de millones de personas, una política de expansión de los asentamientos y su contrapartida, la expropiación de tierras palestinas y el desposeimiento de sus propietarios, un completo aparato de ocupación que consolida dos sistemas legales separados, tribunales militares injustos y un régimen de permisos que controla la mayoría de los ámbitos de la vida de los y las palestinas.

La conclusión es obvia, como lo son también los límites dentro de los que se ha expresado. Esta semana, una vez más, millones de personas palestinas que viven desde hace más de dos generaciones bajo control israelí no pudieron emitir su voto en unos comicios que tienen una repercusión determinante para su vida y su futuro. Como señalaba nuestra portavoz Sarit Michaeli algunos días antes de las elecciones, en junio del 2017 —dentro del mandato previsto de la nueva Knéset—se cumplirán 50 años de ocupación.

Este estado de cosas persiste en gran medida porque se tolera, se soporta y es barato. En realidad, es caro y cruel para los palestinos, pero resulta bastante conveniente para los israelíes. De hecho, es tan conveniente que el tema de la ocupación apenas se mencionó en la reciente campaña electoral. El cambio solo se producirá gracias a nuevos avances por parte de la población palestina, a un cambio estratégico en la comunidad internacional, que en gran medida tolera la ocupación, o a través de medidas eficaces por parte de los israelíes que se oponen a la ocupación.

A nosotros, que nos oponemos a la ocupación, nos esperan unos años difíciles. Debemos abordar la realidad sin eufemismos y tenemos que hacer frente a sus implicaciones. A la vista del duro y sombrío resultado de las elecciones, hoy sabemos claramente lo que piensa el pueblo israelí. Hubiera sido demasiado fácil continuar con la mascarada. Ahora que han caído las máscaras, nos encontramos cara a cara con la terrible realidad de la ocupación militar indefinida. Debemos sostener la mirada resueltamente, expresar nuestro disentimiento en voz alta y recordar que el futuro está en nuestras manos.

La lucha contra la ocupación no comenzó ayer y no terminará ahora. Nosotros, en B’Tselem, continuaremos nuestro trabajo. Como habéis podido ver, hace poco publicamos un vídeo perturbador de un joven palestino perseguido por una jauría de perros, así como de redadas nocturnas en hogares palestinos. Continuaremos sacando a la luz los aspectos diarios de la ocupación y lucharemos contra ellos sin dejarnos intimidar. Al mismo tiempo, somos conscientes también de que solamente el fin de la ocupación pondrá término a las injusticias de una vez por todas y esta es la meta con la cual estamos comprometidos de manera inquebrantable.

La ocupación está aquí para quedarse. Con vuestra ayuda, nosotros estamos aquí para ponerle fin.

Atentamente,

Hagai El-Ad
Director ejecutivo
B’Tselem - Centro de Información Israelí sobre los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados

Leer más
communique