Llamamiento de las ONG para que Francia cese toda relación económica con las colonias israelíes

Francia debe cesar toda relación económica con las colonias israelíes, según han declarado hoy la Plataforma de ONG francesas por Palestina y la FIDH con motivo del lanzamiento de la campaña Made in Illegality.

En un documento (en francés) , las ONG recuerdan que las colonias israelíes son ilegales según el derecho internacional y que debe prohibirse toda relación económica con ellas.
"Al mantener relaciones comerciales con las colonias israelíes, Francia desempeña un papel importante en el refuerzo de la colonización, a pesar de que Francia se ha posicionado contra la colonización", declararon las ONG. "Mantener este doble discurso es incoherente y debe corregirse lo antes posible" .

Las obligaciones jurídicas del derecho internacional prohíben este tipo de ayuda que contribuye a mantener una situación ilegal. Francia, la UE y los demás Estados miembros tienen el deber y la responsabilidad de tomar las medidas necesarias para que Israel ponga fin a la colonización y a la ocupación del Territorio Palestino.

Los intercambios económicos y comerciales entre Francia y las colonias israelíes son muy importantes: Productos fabricados en las colonias que se comercializan en Francia, empresas francesas que llevan a cabo actividades económicas en las colonias, actividades ambas que hacen que tanto Francia como la UE participen con su apoyo a esta política de colonización y contribuyan a su prosperidad y a su expansión.

Por ejemplo, la empresa Orange, de la que el Estado es accionista minoritario, está implicada en actividades en las colonias a través de sus relaciones comerciales con Partner Communications. Esta empresa israelí, operadora de telefonía, participa directamente en la colonización de Cisjordania y de los Altos del Golán. La sociedad civil lleva varios años movilizándose para conseguir que Orange ponga fin a sus relaciones comerciales con Partner Communications.

Entre los productos manufacturados que proceden de las colonias, se encuentran los equipos de carbonatación Sodastream, fabricados en la colonia de Maale Adumim, distribuidos en varios cientos de tiendas de Francia. Estos aparatos requieren la adquisición regular de recargas de gas y siropes, productos también parcialmente fabricados en Maale Adumim. La empresa Sodastream ha reubicado recientemente una parte de su producción en Israel, en tierras de las que se ha expulsado a los beduinos por la fuerza.

Descargar el folleto Made in Illegality (en francés)

Leer la carpeta de prensa sobre la campaña Made in Illegality(en francés)

Leer más
communique