Egipto: Visita de Al-Sisi a Bruselas: violaciones a #DDHH no merecen alfombra roja

16/02/2022
Declaración
en es fr

Mientras la Unión Europea se preparan para recibir a los jefes de Estado africanos en la cumbre UE-UA que se celebrará en Bruselas los días 17 y 18 de febrero de 2022, 6 ONG piden a las autoridades de la UE y de Bélgica que no desplieguen la alfombra roja para el presidente egipcio Abdelfatah al-Sisi.

La crisis de los derechos humanos que se está produciendo en Egipto con el régimen represivo de Al-Sisi ha estado en el punto de mira en los últimos meses, a pesar de que las autoridades egipcias han tratado de blanquear su imagen internacional. Los altos cargos de la UE y de los Estados miembros no deberían recibir bilateralmente al presidente Al-Sisi durante su estancia en Bruselas a menos que aborden con firmeza los derechos humanos como una cuestión clave en la relación de la UE con Egipto, y adopten una posición clara y pública al respecto.

En enero de 2021, doce organizaciones de derechos humanos publicaron una carta conjunta dirigida a las autoridades de la Unión Europea y de los Estados miembros, en la que citaban toda una serie de abusos contra los derechos humanos (como la represión de la sociedad civil, la proliferación de las detenciones arbitrarias y el aumento de la aplicación de la pena de muerte, entre otros). La carta pedía a la UE que emprendiera una “revisión exhaustiva de sus relaciones con Egipto”. Aunque se han producido algunas liberaciones esporádicas de personas encarceladas desde que se hizo llegar esa carta, la situación general de los derechos humanos no ha experimentado una mejora sustancial.

"El presidente egipcio al Sisi ha atacado sistemáticamente a la prensa, ha encarcelado a periodistas y ha silenciado las voces críticas", ha declarado Tom Gibson, representante del Comité para la Protección de los Periodistas en la UE. "La Comisión Europea debe atenerse a sus valores y exigir durante la próxima visita de al Sisi que las autoridades egipcias pongan fin a la represión de los medios de comunicación. La Comisión no puede dejar que las cosas sigan como siempre".

Wadih Al-Asmar, presidente de EuroMed Rights, afirmó: "La UE debe dejar de hacer la vista gorda ante las violaciones generalizadas de los derechos humanos y la implacable persecución de las voces disidentes pacíficas en Egipto. La reciente condena del abogado de derechos humanos Mohamed al Baqer y del bloguero Alaa Abdel Fattah por un tribunal de excepción es una triste muestra de ello. Necesitamos una condena más clara de estos acontecimientos negativos y pedimos a la UE que se posiciones junto a la sociedad civil independiente y de todas las víctimas de estas violaciones, para que el silencio no se convierta en un respaldo a las terribles prácticas de las autoridades egipcias."

Ahmed Mefreh, director ejecutivo del Comité para la Justicia, dijo: “Egipto aspira a ser un socio clave de la UE, pero con sus condiciones. El régimen egipcio sigue atacando a las personas defensoras de los derechos humanos, periodistas, abogados y abogadas y cuenta con la diplomacia para encontrar una vía de escape con el fin de evitar tener que rendir cuentas por sus crímenes. La tortura sistemática bajo custodia policial, las desapariciones forzadas y el uso de tribunales de excepción ilustran los efectos devastadores de la impunidad reinante en Egipto. La UE debe apoyar el esfuerzo para establecer un mecanismo de supervisión sobre Egipto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y expresar con firmeza el impacto negativo de la política de derechos humanos de Egipto en su alianza. La asociación con Egipto debe basarse en el respeto a todos los derechos humanos".

El deterioro de la situación de los derechos humanos ha suscitado la condena de las principales autoridades mundiales, sobre todo en el periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de marzo de 2021, en el que 32 Estados expresaron "[profunda preocupación] por la aplicación de la legislación sobre terrorismo contra activistas de derechos humanos, personas LGBTI, periodistas, políticos/as y abogados/as". Sin embargo, a principios de este año la UE y Egipto presentaron una candidatura conjunta para presidir el Foro Mundial contra el Terrorismo.

Leslie Piquemal, representante principal de la defensa de la UE en el Instituto de Estudios de Derechos Humanos de El Cairo (CIHRS) dijo: "En marzo de 2021, 32 Estados, entre ellos numerosos Estados miembros de la UE, se pronunciaron finalmente en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el terrible historial de derechos humanos de Egipto. Casi un año después, el presidente Al-Sissi se dirige a Bruselas para la cumbre UE-UA. La UE y los Estados europeos deben dar seguimiento al mensaje del año pasado y abstenerse de honrar a Al-Sisi con elogios de alto nivel que blanquearán la imagen de Egipto mientras continúan las graves violaciones de los derechos humanos.”

Alexis Deswaef, vicepresidente de la FIDH, dijo: "El brutal régimen de Al-Sisi comete diariamente violaciones de los derechos humanos en nombre de la seguridad nacional y la lucha contra el terrorismo, mientras los Estados miembros de la UE venden abiertamente armas a Egipto. La reciente noticia de que la UE y Egipto han presentado una candidatura conjunta para copresidir el Foro Mundial de Lucha contra el Terrorismo es otra señal indignante de que la UE y los Estados miembros consideran a Egipto como un socio privilegiado, a pesar de la violenta represión que ejerce contra las voces disidentes. La UE debe cambiar urgentemente de rumbo para enviar una señal clara a Al Sisi de que ya no se tolerará su horrible historial de derechos humanos en Egipto."

Andrea Prasow, directora ejecutiva de Iniciativa por la Libertad, dijo: "La visita del presidente Sisi es una oportunidad para que los líderes europeos demuestren que se preocupan más por las decenas de miles de personas encarceladas injustamente en Egipto que por ofrecer a Sisi una cálida bienvenida. Cualquier líder que se reúna con Sisi debe dejar claro que Egipto debe cumplir sus obligaciones en materia de derechos humanos, en particular poniendo fin a las detenciones arbitrarias, a las prohibiciones ilegales de viajar y a los ataques contra las personas defensoras de los derechos humanos fuera de sus fronteras".

Leer más
statement