“Quieran o no, tienen que irse”

11/12/2014
Comunicado
en es fr ru

De Tayikistán a Rusia: violaciones cometidas a los trabajadores inmigrantes y a sus familias

París, San Petersburgo, 10 de diciembre. La situación de los inmigrantes tayikos en Rusia se está deteriorando, según las declaraciones de la FIDH y el Centro Antidiscriminación Memorial (en adelante ADC Memorial) en un informe publicado hoy. La ley de inmigración, que es cada vez más restrictiva, empuja a los inmigrantes a situaciones de irregularidad y acentúa su vulnerabilidad mientras la explotación se desenfrena.

La nefasta situación económica de Tayikistán, donde alrededor del 40 % de la población en edad laboral carece de empleo, continua empujando a cientos de miles de hombres y mujeres hacia Rusia cada año. Según las estadísticas oficiales, en 2014 había más de un millón de ciudadanos tayikos en Rusia. Los envíos de dinero conforman el 47 % del PIB de Tayikistán; se trata del porcentaje más alto en comparación con cualquier país del mundo. Para muchas familias esta es la principal fuente de ingresos. Esta tendencia parece haber consolidado su continuidad.

A pesar de las medidas anunciadas recientemente por las autoridades tayikas, los inmigrantes siguen siendo especialmente vulnerables de abuso. Como resultado de las crecientes restricciones de entrada y permanencia en Rusia, las deportaciones se han multiplicado y decenas de miles de inmigrantes se han sometido a las prohibiciones de reingreso en dicho país.

Los trabajadores inmigrantes entrevistados por la FIDH y el ADC Memorial denunciaron extorsiones por parte de la policía rusa y de los guardias fronterizos, así como detenciones arbitrarias y violencia policial. Avivados por políticas de corte xenófobo y los informes de los medios de comunicación, el número de ataques perpetrados por guardias fronterizos crece y los responsables de tales ataques se benefician de una inmunidad casi total. El informe también denuncia el impago de salarios, pésimas condiciones de vida y la falta de acceso a la atención sanitaria.

“La multiplicación de las restricciones legales, las redadas hacia los inmigrantes como la “Operación Inmigrante 2014” (Operation Migrant 2014 en inglés) lanzada el pasado noviembre y la creciente xenofobia tienen como resultado serias violaciones de los derechos humanos de los inmigrantes. Estamos tremendamente preocupados sobre los recientes actos de violencia perpetrados contra los inmigrantes tanto por policías como por civiles que han quedado impunes,” ha declarado Karim Lahidji, presidente de la FIDH. “En diciembre quedó claro que se desarrollaría la Operación Inmigrante 2014. Las detenciones masivas y de inmigrantes siguen su curso en Moscú y San Petersburgo.”

Lea la entrevista a Stephania Koulaeva, directora del Centro Antidiscriminación Memorial (ADC ’Memorial’), sobre la situación de los inmigrantes en Rusia (en inglés)

El informe hace especial hincapié en el impacto de los derechos humanos en las mujeres. Cientos de miles de mujeres son abandonadas en Tayikistán para criar a los hijos, trabajar en el campo o en el mercado y depender de la ayuda económica de su familia política. Aquellas cuyos maridos dejan de enviar dinero o desaparecen por completo caen en la indigencia. En años recientes, el número de mujeres tayikas que emigran en busca de trabajo se ha incrementado y se estima que actualmente el 15 % de los inmigrantes son mujeres. Las mujeres inmigrantes, especialmente aquellas que abandonan solas el país, son consideradas como una figura que desafía los roles tradicionales de la sociedad, por lo que a menudo sufren una estigmatización por parte de sus propias familias y su comunidad de Tayikistán. En Rusia, estas mujeres son especialmente vulnerables a la explotación y a la violencia.

En 2012, el Comité de las Naciones Unidas examinó a Tayikistán sobre los Derechos de los Trabajadores Emigrantes e Inmigrantes y sus Familias. El Comité expresó su especial preocupación (en inglés), sobre la corrupción de los guardias fronterizos y ciertos miembros del personal consular así como sobre la falta de mecanismos efectivos para denunciar el abuso a las víctimas. “La protección consular de inmigrantes tayikos con dificultades en Rusia sigue siendo inadecuada y el Servicio de Inmigración de Tayikistán no ha establecido procedimientos efectivos de denuncia. Los casos de explotación por parte de contratistas e intermediarios, incluidos los trabajos forzados, no están siendo debidamente investigados por las autoridades de ninguno de los países”, afirma Stephania Koulaeva, directora del Centro Antidiscriminación Memorial en San Petersburgo.

Desde 2011, la FIDH y el Centro Antidiscriminación Memorial han investigado de forma conjunta para documentar la situación de los trabajadores inmigrantes de Tayikistán en Rusia así como la violencia, la xenofobia y las serias violaciones de los derechos económicos y sociales a los que se enfrentan.

Lea el informe: "De Tayikistán a Rusia: violaciones cometidas a los trabajadores inmigrantes y a sus familias”(en inglés)

Leer más
communique