Sri Lanka: Puesta en libertad de Ruki Fernando y del padre Praveen Mahesan

Los dos defensores de los derechos humanos, que permanecieron detenidos durante tres días sin acceso a asistencia letrada, fueron finalmente puestos en libertad sin cargos el 19 de marzo.
La FIDH y otras organizaciones plantearon la cuestión de su detención en la 25ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de Ginebra. Inmediatamente, el representante de Sri Lanka emitió una declaración en la que acusaba a los dos defensores de los derechos humanos de estar relacionados con el terrorismo de los Tigres Tamiles (LTTE).
Acoso, difamación pública por parte de los periódicos gubernamentales y falsas acusaciones de vínculos con el terrorismo son hechos que sufren habitualmente los defensores y defensoras de los derechos humanos de Sri Lanka, especialmente tras su participación en las sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y en respuesta a las resoluciones relativas a Sri Lanka adoptadas por el Consejo.
La FIDH sigue estando profundamente preocupada por la suerte de Balendran Jeyakumari, activista contra las desapariciones forzadas, actualmente detenida.
Leer el artículo completo aquí.

Leer más
impact