Afganistán: Se debe reforzar rendición de cuentas en el Consejo de Derechos Humanos ONU

07/09/2022
Carta abierta
en es fr
Gryffindor via Wikicommons

6 de septiembre de 2022. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y otras 24 organizaciones piden a los Representantes Permanentes de los Estados Miembros y Observadores del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACNUR) que establezcan un mecanismo de rendición de cuentas específico, junto con el mandato del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán. Leer la carta a continuación.

A la atención de: Representantes Permanentes de los Estados Miembros y Observadores del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

6 de septiembre de 2022

Afganistán: Renovación del mandato del Relator Especial y necesidad de medidas de rendición de cuentas más estrictas

Excelencias:

Las organizaciones firmantes llamamos su atención sobre la deplorable situación de los derechos humanos en Afganistán y, en particular, sobre la total ausencia de rendición de cuentas por las graves y sistemáticas violaciones y abusos de los derechos humanos, entre otros, los crímenes de derecho internacional, que se producen en Afganistán, especialmente contra mujeres y niñas, minorías étnicas y religiosas, periodistas y personas defensoras de los derechos humanos.

Por los motivos que se exponen a continuación, pedimos al CDH que en su próximo 51º periodo de sesiones ordinario establezca un mecanismo de rendición de cuentas específico, junto con el mandato del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán (Relator Especial sobre Afganistán).

Además, el Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán, creado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) en su 48º período de sesiones, realiza una supervisión independiente y de vital importancia y presenta informes sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán. El mandato del Relator Especial se debe renovar en la 51ª sesión del CDH y pedimos a todos los Estados miembros de la ONU que apoyen esta renovación.

Los talibanes intentan despojar a las mujeres afganas de todos sus derechos y libertades civiles, políticas, económicas, sociales y culturales. Han ordenado a las mujeres y a las niñas que no salgan de sus casas a menos que sea necesario, que se cubran la cara en público y que vayan acompañadas por un mahram (un acompañante masculino). Las mujeres están perdiendo a pasos agigantados su capacidad de desarrollar trabajo remunerado fuera del hogar. La educación secundaria de las niñas no se ha retomado a pesar de los meses de promesas de los talibanes y no hay indicios de que se vaya a reanudar. Las defensoras de los derechos humanos, entre ellas las manifestantes pacíficas, han sido objeto de violentas represalias. Estos edictos y prácticas discriminatorios se han aplicado con brutales muestras de violencia pública.

El 12 de agosto de 2022, un año después de que los talibanes tomaran el poder en Afganistán, un grupo de personas expertas independientes de la ONU, entre los que se encontraba el Relator Especial de la ONU sobre Afganistán, declaró que "en ningún otro lugar del mundo se ha producido un ataque tan amplio, sistemático y generalizado contra los derechos de las mujeres y las niñas".
Las personas expertas independientes de la ONU afirmaron que "es hora de aumentar rápidamente el esfuerzo para garantizar la rendición de cuentas por las violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho humanitario. La impunidad solo conducirá a nuevas violaciones y al deterioro de la situación de los derechos humanos en el país."

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) ha documentado, desde agosto de 2021, "denuncias persistentes de ejecuciones extrajudiciales, detenciones y encarcelamientos arbitrarios, así como torturas y malos tratos cometidos por las autoridades de facto".

El Relator Especial de la ONU sobre Afganistán, en una declaración realizada tras su misión de mayo en el país, afirmó que:

"Las autoridades de facto no han reconocido la magnitud y la gravedad de los abusos que se están cometiendo –muchos de ellos en su nombre– y su responsabilidad de abordarlos y proteger al conjunto de la población". El experto manifiesta su alarma porque muchas de las políticas de las autoridades de facto y su afán de control absoluto están teniendo un efecto acumulativo sobre toda una serie de derechos humanos y están dando lugar una sociedad que se rige por el miedo. Es especialmente preocupante el avance del borrado de las mujeres de la vida pública."

Durante el Debate Urgente del 50º periodo de sesiones del CDH sobre la situación de los derechos humanos de las mujeres y las niñas en Afganistán, el Representante Permanente de Afganistán hizo un llamamiento específico al CDH para que se establezca "un mecanismo de seguimiento sólido que recopile, consolide y analice las pruebas de las violaciones, documente y compruebe la información, identifique a los responsables para promover la rendición de cuentas y la reparación de las víctimas, y formule recomendaciones para prevenir de forma eficaz la comisión de nuevas violaciones".

El CDH y sus miembros y Estados observadores tienen la responsabilidad de dar una respuesta adecuada a las peticiones de rendición de cuentas de los grupos de derechos humanos afganos e internacionales y de los expertos de la ONU en materia de derechos humanos.

En 2021, tanto en la Sesión Especial sobre Afganistán, en agosto, como en el 48º periodo de sesiones del CDH, celebrado en septiembre, la sociedad civil y varios Estados pidieron la creación de un mecanismo de rendición de cuentas.
El mandato del Relator Especial es fundamental para supervisar e informar sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán, pero la grave situación del país y las atrocidades que afectan a las mujeres y las niñas justifican una respuesta más firme que contemple la realización de investigaciones independientes exhaustivas para sentar las bases de la rendición de cuentas. En la actualidad, el Relator Especial no cuenta ni con el personal, ni con los recursos, ni con el mandato para llevar a cabo dichas investigaciones exhaustivas.

Por lo tanto, las organizaciones abajo firmantes instan al Consejo que establezca paralelamente un mecanismo de rendición de cuentas permanente con el mandato específico siguiente:
- Investigar todas las presuntas violaciones y abusos del derecho de los derechos humanos que constituyan crímenes de derecho internacional en Afganistán, incluso los cometidos contra las mujeres y las niñas.
- Recopilar, consolidar y analizar las pruebas de dichas violaciones y abusos, su dimensión de género, así como registrar y preservar sistemáticamente toda la información, documentación y pruebas de acuerdo con las normas del derecho internacional, con vistas a cualquier procedimiento judicial futuro.
- Documentar y comprobar la información y las pruebas pertinentes, incluso mediante la participación sobre el terreno, y cooperar con las entidades judiciales y de otro tipo, nacionales e internacionales, según proceda.
- Identificar, cuando sea posible, a las personas y entidades responsables de todas las presuntas violaciones y abusos.

Además, las organizaciones firmantes consideran que el CDH debe estar constantemente informado de la situación de los derechos humanos en Afganistán y la debe someter a debate y debe pedir que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Afganistán le proporcionen información actualizada tanto en el período entre sesiones como en los períodos de sesiones 52º y 53º.

Le agradecemos su atención a estas cuestiones urgentes y quedamos a su disposición para proporcionar a su delegación la información adicional que necesite.

Atentamente,

Leer más

  • Co-firmantes

    Afghan Women education and vocational services organization (AWEVSO)
    Afghans for Tomorrow (A4T)
    Armanshahr|OPEN ASIA
    Asian Forum for Human Rights and Development (FORUM-ASIA)
    Civil Society and Human Rights Network (CSHRN)
    Community Relief and Care Organization (CRCO)
    Freedom House
    Front Line Defenders
    Human Rights Watch (HRW)
    Incident prevention and assistance for People Organization (IPAPO)
    International Bar Association’s Human Rights Institute (IBAHRI)
    International Commission of Jurists (ICJ)
    International Federation for Human Rights (FIDH)
    International Service for Human Rights (ISHR)
    Justice for All Organization (JAFO)
    MADRE
    Malala Fund
    Noor Educational and Capacity Development organization (NECDO)
    Parniyan Training Centre and Rehabilitation Organization (PTCRO)
    Safety and Risk Mitigation Organization (SRMO)
    Women Forum on Afghanistan
    Women’s International League for Peace and Freedom (WILPF)
    World Organisation Against Torture (OMCT)
    Yaar e.V.

  • Organismos miembros - Afganistán
    Afganistán

Actuar

lettreouverte