Nuestras organizaciones solicitan el fin de la impunidad de las violaciones de derechos humanos cometidas por efectivos de la MINUSTAH

08/10/2012
Comunicado
es fr

Con motivo de la próxima renovación del mandato de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), que vence el 15 de octubre, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) y el Centro Ecuménico de Derechos Humanos (CEDH) llaman al Consejo de Seguridad a incluir disposiciones y mecanismos para luchar contra la impunidad de las violaciones de derechos humanos cometidas por miembros del contingente militar de la MINUSTAH.

Estos últimos años, la MINUSTAH tuvo que enfrentar alegaciones de graves violaciones de derechos humanos, inclusive violencias sexuales, que habrían sido perpetradas por algunos de sus integrantes. Si bien en aplicación de la tolerancia zero preconizada por Naciones Unidas los militares implicados han sido devueltos a sus países de origen, solamente tres casos son objeto de seguimiento judicial. Los demás casos quedaron impunes, o fueron objeto de procedimientos ante jurisdicciones militares, culminando a lo sumo en sanciones disciplinarias.

Por otra parte, aunque conste claramente que la epidemia de cólera, que desde su aparición ha cobrado la vida de más de 7000 personas en Haití, se originó en la ausencia de infraestructuras sanitarias en la base de la MINUSTAH de Mirebelais, ésta sigue negando su responsabilidad en la aparición de la epidemia, y las víctimas no han obtenido ninguna reparación.

Ante este contexto de impunidad, la FIDH, la RNDDH y el CEDH llaman al Consejo de Seguridad a exigir de la MINUSTAH que comunique públicamente sobre el seguimiento de los procedimientos involucrando a soldados repatriados, en virtud de la aplicación de la tolerancia cero, y a recomendar la enmienda del Status of Forces Agreement entre Naciones Unidas y el gobierno haitiano, para obligar a los soldados responsables de las violaciones de derechos humanos a responder de sus actos ante los tribunales ordinarios de su país de origen.

La FIDH, la RNDDH y el CEDH instan a la MINUSTAH a reconocer oficialmente su responsabilidad por falta de diligencia durante la epidemia de cólera y a crear una comisión permanente de reclamaciones. Medidas a favor de reparaciones colectivas e individuales, así como de inversiones en infraestructuras de tratamiento de aguas en Haití también deberían de ser tomadas.

En diversas reuniones con miembros del Consejo de Seguridad y representantes permanentes ante Naciones Unidas, la FIDH y la RNDDH presentaron otras recomendaciones en la perspectiva de la renovación del mandato de la MINUSTAH, entre las cuales se incluyen la reducción de sus contingente militar y el refuerzo de la coordinación con la Policía Nacional Haitiana, que debería poder luchar eficazmente contra la inseguridad.

Leer más
communique