LA FIDH DENUNCIA LA DESAPARICIÓN DE TESTIGO DEL JUICIO QUE CONDENÓ A ETCHECOLATZ

21/09/2006
Comunicado
es fr

La Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) denuncia y expresa su preocupación por la desaparición del Sr. Julio López, ex detenido-desaparecido, testigo querellante en el juicio oral contra el ex Director de la Policía de Buenos Aires Miguel Etchecolatz.

El Sr. López, de 76 años, fue testigo principal en la causa que culminó con la condena a prisión perpetua de Etchecolatz. Durante el juicio, el Sr. López atestiguó sobre su secuestro en octubre de 1976 por una "patota" que integraba Etchecolatz, sobre la tortura por él sufrida durante su detención y sobre la ejecución de otros detenidos. Su detención se llevó a cabo en los centros clandestinos Destacamento policial de Arana, "pozo de Arana" y la Comisaría Quinta de La Plata.

El lunes 18 el Sr. López debía presentare para estar presente en los alegatos de las querellas contra Etchecolatz en el edificio de la Municipalidad de La Plata y al no comparecer se descubrió su desaparición, sin que se tengan hasta el momento noticias de su paradero.

La FIDH alerta sobre la desaparición del Sr. López y teme que su desaparición se trate de represalias por su testimonio en el mencionado proceso. La FIDH encuentra particularmente preocupante que una persona víctima de desaparición forzada durante la dictadura, sea desaparecida nuevamente 30 años después, justamente cuando se enfrenta valerosamente a sus agresores en búsqueda de justicia.

La FIDH recuerda que Miguel Etchecolatz fue condenado a cadena perpetua por "homicidio calificado, privación de la libertad y aplicación de tormentos" ocurridos "en el marco del genocidio que tuvo lugar en la Argentina entre 1976 y 1983" en tanto que Director de la policía de la Provincia de Buenos Aires durante esta época. Es la primera vez que se introduce en fallo de la justicia argentina la figura del genocidio para los crímenes ocurridos durante la última dictadura militar en Argentina.

La FIDH recuerda que es deber de los Estados garantizar la vida y la integridad física de los testigos, particularmente en un caso como el presente en el que se investigan graves crímenes de lesa humanidad.

La FIDH manifiesta su condena por esta grave violación de los derechos fundamentales y urge a las autoridades argentinas a arbitrar todos lo medios en ejercicio de su autoridad para que hagan lo necesario para encontrar con vida al Sr. López y eventualmente para presentar ante la justicia, si fuese el caso, a quienes resulten responsables del delito cometido.

Leer más
communique