Denuncias de crímenes contra la población en Moura, Malí: se necesita investigación independiente

07/04/2022
Comunicado
en es fr

Bamako, Dakar, París, Quebec, 6 de abril de 2022. La Asociación Maliense de Derechos Humanos (AMDH), Abogados Sin Fronteras Canadá (LWBC), la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y Amnistía Internacional (AI) expresan su más profunda preocupación por las denuncias de crímenes perpetrados contra civiles en Moura, en la región central de Malí. Nuestras organizaciones piden que se lleve a cabo una investigación completa de los incidentes que supuestamente tuvieron lugar en esta localidad, que han costado la vida a cientos de personas, según las entrevistas realizadas por nuestras organizaciones a los actores locales y a las personas supervivientes. Exigimos a las autoridades malienses que lleven a cabo investigaciones judiciales exhaustivas, independientes e imparciales para esclarecer los hechos, determinar las responsabilidades y, si procede, hacer justicia a las víctimas.

Entre el 27 y el 31 de marzo de 2022, las operaciones que llevaron a cabo las Fuerzas Armadas de Malí (FAMa) contra grupos armados habrían provocado la muerte de un gran número de civiles en Moura, capital de la población rural de Togué Mourari, círculo de Djenné, en la región de Mopti. El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas mencionó, en un comunicado de fecha 1 de abril de 2022, "acciones aeroterrestres" que habían realizado las fuerzas especiales, y anunció un resultado de 203 muertes entre los miembros de "grupos terroristas armados" y 51 detenciones. En un segundo comunicado emitido el 5 de abril de 2022, las autoridades militares malienses declararon que las FAMa eran "objeto de acusaciones infundadas de abusos contra la población civil" y reiteraron que "el respeto de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario [seguía siendo] una prioridad en la realización de [sus] operaciones".

Según los testimonios recogidos por nuestras organizaciones, en el curso de esta operación se asesinó a un gran número de civiles, entre ellos trabajadores/as de la feria y habitantes civiles, ya que tuvo lugar durante y después de la feria semanal de Moura, y mientras las FAMa supuestamente llevaban a cabo un bloqueo de cinco días alrededor de la población.

"Para ser eficaz, la lucha legítima contra el terrorismo se debe llevar a cabo necesariamente en el marco de un estricto respeto a los derechos humanos y, en particular, a la protección de la población civil. La protección de la población es la principal responsabilidad de las autoridades de transición. Tras las declaraciones del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el Estado maliense tiene el deber de ser totalmente transparente en la realización de sus operaciones militares",

declaró el Sr. Drissa Traoré, secretario general de la FIDH.

Nuestras organizaciones consideran que la gravedad de los hechos denunciados, que, si se demuestran, podrían constituir crímenes de guerra, exigen una investigación judicial exhaustiva e independiente, con el fin de aclarar por completo estos acontecimientos.

"Nuestras organizaciones recuerdan que los principios de distinción, precaución y proporcionalidad prescritos por el derecho internacional humanitario deben ser respetados en todos los lugares y en todas las circunstancias por todas las partes en conflicto. Los ataques dirigidos contra la población civil, aquellos que se realizan de forma indiscriminada o los que tienen un impacto desproporcionado en la población civil, son crímenes de guerra,"

afirmó Samira Daoud, directora de la oficina para África Occidental y Central de Amnistía Internacional.

Nuestras organizaciones reiteran asimismo su llamado a las autoridades de transición malienses y a las distintas fuerzas que se encuentran presentes en Malí para que hagan de la protección de la población civil su prioridad absoluta y efectiva, entre otras cosas, luchando activamente contra la impunidad de los autores de graves violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario sin discriminación alguna.

"Instamos a las autoridades judiciales civiles malienses lleven a cabo investigaciones, así como a crear una comisión de investigación independiente. Para ello, pedimos a los socios internacionales de Malí, en particular la MINUSMA, las Naciones Unidas, la CEDEAO, la Unión Africana y la Unión Europea, que mantengan una mayor atención y un compromiso constante en la lucha contra la impunidad de todos los autores de violaciones de derechos humanos",

indicó Aristide Nononsi, director de Abogados sin Fronteras Canadá en Malí.

Contactos

LWBC
Racki Gakou, directora de comunicación e incidencia, racki.gakou@asfcanada.ca
Emilie Simard, jefa de comunicaciones, emilie.simard@asfcanada.ca, +1. 418 907-2607

FIDH
Raphaël Lopoukhine, director de redacción y relaciones con la prensa, + 33 6 72 28 42 94, rlopoukhine@fidh.org
Eva Canan, responsable de prensa, ecanan@fidh.org

AMDH: Moctar Mariko, presidente de la AMDH, Tel.: 76 42 35 70

Amnistía Internacional Samuel Hanryon, jefe de prensa, shanryon@amnesty.org

Leer más
communique