Camerún: Los defensores y defensoras de los derechos de las personas LGBTI se enfrentan a la homofobia y la violencia

Duala, Ginebra, Johanesburgo, París, 25 de febrero de 2015. – En Camerún, en estos últimos años, las amenazas y los ataques a la integridad física de los defensores y defensoras de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) han cobrado una dimensión particularmente preocupante, como denuncian nuestras organizaciones en un informe presentado hoy en Duala.

Según los testimonios y los datos recabados en 2014 durante una misión de investigación, las violaciones aumentan en número y en intensidad, pudiendo incluso llegar hasta el asesinato, y, sin embargo, no se ha hecho nada para juzgar a sus autores. Para nuestras organizaciones, esta constatación de impunidad es un trago tanto más amargo cuanto que al mismo tiempo las autoridades detienen y condenan a un gran número de personas por actos homosexuales. Efectivamente, desde 2011, al menos 28 personas habrían sido condenadas en Camerún por motivos de su orientación sexual, real o supuesta.

"En Camerún, los defensores y defensoras de los derechos humanos de las personas LGBTI son víctimas de la complacencia de quienes supuestamente deben garantizar que se respeten sus derechos y su seguridad " , declararon nuestras organizaciones. "La justicia, en vez de hacer valer el principio de la igualdad de todos ante la ley, avala la represión de las personas LGBTI y de sus defensores. Esto puede y debe cambiar. El estado de derecho no puede tolerar que se pueda amenazar o asesinar a alguien con impunidad total en razón de la persona a la que ama o de la propia identidad."

En Camerún, desde 1972 los actos homosexuales están tipificados como delito. Efectivamente, el artículo 347 bis del Código Penal de Camerún contempla una pena de seis meses a cinco años de encarcelamiento para cualquier persona declarada culpable de "relaciones sexuales entre personas del mismo sexo." En este desfavorable contexto jurídico se han multiplicado los ataques a los derechos de los defensores de las personas LGBTI en estos últimos años, en medio de la indiferencia total, o incluso con el apoyo de las autoridades administrativas, policiales y judiciales.

Las asociaciones y las ONG no pueden inscribirse con un nombre que haga referencia explícita a los derechos de las personas LGBTI. En 2013, una parte de las oficinas de Alternatives-Cameroun fue incendiada y las de AIDS ACODEV, REDHAC y CAMEF fueron saqueadas y destrozadas. Los defensores y defensoras de los derechos de las personas LGBTI y, especialmente, los escasos abogados que los defienden, así como los miembros de sus familias, son víctimas de insultos y amenazas de muerte, de manera directa o anónima, por teléfono o a través de mensajes de texto. La presidenta de la REDHAC y uno de los abogados que representan a personas LGBTI tuvieron que evacuar a miembros de sus familias debido a ataques y amenazas graves dirigidas a sus allegados.

Al mismo tiempo, no ha prosperado ninguna de las numerosas demandas presentadas por los defensores y defensoras de los derechos de las personas LGBTI para denunciar las violaciones de sus derechos. Una prueba de ello es la investigación del asesinato de Eric Ohena Lembembe, director ejecutivo de la Cameroonian Foundation for AIDS (CAMFAIDS) y periodista comprometido en la defensa de los derechos de las personas LGBTI, encontrado asesinado en su domicilio el 15 de julio de 2013, que sigue en punto muerto.

Según nuestras organizaciones, "la investigación precipitada y las irregularidades procesales del caso del asesinato de Eric Ohena Lembembe revelan la impunidad garantizada de los autores de la violencia cometida contra las personas LGBTI y los defensores y defensoras de sus derechos. La justicia de Camerún debe realizar una investigación realmente independiente, imparcial y transparente para identificar a los responsables de este crimen y juzgarlos."

Nuestras organizaciones recuerdan que el Comité de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas recomendó a las autoridades de Camerún que adoptasen medidas inmediatas para despenalizar las relaciones sexuales consentidas entre adultos del mismo sexo, para que su legislación se ajuste al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Por su parte, en sus observaciones finales de 2013, a raíz de su informe del examen del Estado de Camerún, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos denunció el acoso judicial, los atentados contra la vida y otras violaciones de los derechos de los defensores y defensoras de los derechos humanos, particularmente de quienes trabajan en temas de orientación sexual.

"La homofobia, legitimada por la penalización de los actos homosexuales y alentada por las declaraciones de los representantes de algunas autoridades políticas y religiosas y por algunos medios de comunicación, coloca a los defensores y defensoras de los derechos de las personas LGBTI en una situación de inseguridad psicológica y física" , deploran nuestras organizaciones.

Nuestras organizaciones reiteran su llamamiento a las autoridades de Camerún para que despenalicen la orientación sexual y se comprometan en una verdadera lucha contra cualquier forma de discriminación, a través de medidas administrativas, políticas y jurídicas, con el fin de garantizar el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales de todos los individuos independientemente de su orientación sexual o de género, de conformidad con las normas internacionales.

Contexto

En enero de 2014, el Observatorio para la Protección de Defensores de los Derechos Humanos, un programa conjunto de la FIDH y de la OMCT, llevó a cabo, en cooperación con la MDHC, la REDHAC y AMSHeR, una misión internacional de investigación en Camerún sobre la situación de los defensores y defensoras de los derechos de las personas LGBTI. La misión, realizada por Assane Dioma Ndiaye (Senegal), abogado de Dakar y presidente de la Liga Senegalesa de los Derechos Humanos (LSDH), Berry Didier Nibogora (Burundi), jurista, responsable del programa Leyes, Políticas, Promoción y Derechos Humanos de AMSHeR, y de Catherine Delanoë-Daoud (Francia), abogada en París, pudo constatar la precariedad que rodea a los defensores y defensoras del derecho a la salud y de los derechos humanos de las personas LGBTI y documentó los actos de intimidación cometidos contra ellos. El presente informe es el resultado de esta investigación. Esta misión también escuchó a varios testigos del entorno de Eric Ohena Lembembe y a agentes de la justicia para hacer un balance de la situación y del avance de la investigación de la muerte de este defensor y periodista comprometido a favor de los derechos de las personas LGTBI. Se publicó un comunicado de prensa después de la misión, en 2014.

Descargar el Informe: Los defensores y defensoras de los derechos de las personas LGBTI se enfrentan a la homofobia y la violencia (en francés)

Leer más
rapport