Italia expulsa les boat-people, la Unión Europea cierra los ojos

Una vez mas, las autoridades italianas han procedido a reenvios masivos de inmigrantes, entre ellos potenciales refugiados, llegados por vía marítima a la isla de Lampedusa. Es la tercera vez en menos de seis meses que Italia viola abiertamente los textos internacionales - principio de no rechazo, prohibición de las expulsiones colectivas, prohibicion de someter cualquier persona a tratamientos degradantes o inhumanos -. Por añadidura, estas personas estan siendo devueltas hacia un país, Libia, conocido por escarnecer regularmente los derechos humanos.

Estas exacciones están siendo cometidas en una total impunidad. La Unión Europea, quien tendría que garantizar el respeto en su territorio de los derechos fundamentales, especialmente el derecho de asilo, se ha quedado cada vez silenciosa. Interpelada sobre las expulsiones de octubre por diez ONG1 y por parlamentarios europeos, la Comisión Europea ha estimado, contra toda evidencia, que el Gobierno italiano no ha violado ninguna regla, pero sobre todo que esta cuestión no era relevante de su dominio de competencia. A las inquiétudes expuestas por ACNUR y Amnistia Internacional sobre las nuevas expulsiones del mes de marzo, la Comision ha respondido reiterando su apoyo a las autoridades italianas.

Este desinterés de la Unión europea por la suerte reservada a los expulsados no es circunstancial : la política europea de asilo y de inmigración puesta en marcha desde cinco años, y los proyectos de externalización del control de las fronteras propuestos en el programa de la Haya de noviembre del 2004 son las principales fuentes de inspiración del gobierno italiano que no hace más que anticipar el futuro. Rechazar y encerrar los inmigrantes y los exiliados constituye, en efecto, el eje central de los proyectos comunitarios.

Para las organizaciones firmantes, es ya tiempo que las instancias comunitarias pongan en marcha unos mecanismos de control y de sanción, para que un Estado miembro no pueda violar de manera impune los principios fundamentales que obligan la Union en materia de derechos del hombre.

Primeros firmantes :

Amnesty International, seccion francesa, Francia ; ANAFE (Association nationale d’assistance aux frontières pour les étrangers), Francia ; APDHA (Asociacion Pro Derechos Humanos de Andalucia), España ; ARCI, Italia ; ASGI (Associazione per gli Studi Giuridici sull’Immigrazione), Italia ; Cimade, Francia ; FASTI (Fédération des associations de solidarité avec les travailleurs immigrés), Francia ; FIDH (Fédération Internationale des Ligues des Droits de l’Homme) ; FIDH-AE (FIDH-Asociacion Europea) ; GISTI (Groupe d’information et de soutien des immigrés), Francia ; ICS (Consorzio italiano solidarietà), Italia ; LDH (Ligue française des Droits de l’Homme), Francia ; SOS-Racismo, España

Para saber mas sobre las expulsiones de Lampedusa : http://pajol.eu.org/article784.html

Leer más
communique