LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS FRENTE A LAS POLITICAS DE SEGURIDAD

« En todo el mundo, hombres y mujeres trabajan para denunciar la arbitrariedad de los Estados, de las potencias económicas y de los grupos armados, irrespectuosos del interés general. Si bien es cierto que el camino que estos hombres y mujeres deben recorrer para conseguir el refuerzo del Estado de derecho y de la democracia es largo, es innegable que estos ciudadanos anónimos han logrado importantes victorias. Además de su coraje, determinación y de la pertinencia de su trabajo, son lo suficientemente eficaces como para que su trabajo suscite la represión y la voluntad de llevarlos al silencio por parte de sus detractores ».

Shirin Ebadi, premio nobel de la paz 2003 y defensora de los derechos humanos iraní, autora del prefacio del informe anual del Observatorio.

a actual obsesión por la seguridad y los excesos arbitrarios y liberticidas que tal obsesión implica continuan afectando y perjudicando los principios proclamados por la Declaración Universal de los derechos humanos. Denunciar la adopción de leyes restrictivas, defender el derecho a un proceso justo y luchar contra la pena de muerte, así como denunciar la tortura, es cada vez más difícil.

Los defensores de derechos humanos, en este contexto, tienen cada vez más dificultades para realizar su trabajo, mientras que subsisten restricciones generales a la libertad de asociación y de expresión, que provienen de la adopción de nuevas leyes restrictivas o de la aplicación reforzada de antiguas leyes reformuladas según el contexto actual. Además, un gran número de dirigentes políticos oportunitas, satisfechos de haber encontrado un nuevo motivo para criminalizar a los defensores, realizan sin dudar una sórdida amalgama entre defensores de derechos humanos y terroristas.

Alvaro Uribe Velez, presidente de Colombia no ha dudado en calificar a los defensores de derechos humnaos de « ONG de escritores y politiqueros, que finalmente le sirven al terrorismo y que se escudan cobardemente en la bandera de los derechos humanos »(8 de septiembre de 2003).

Del mismo modo, David Trimble, lider del partido unionista irladés y premio nobel de la Paz afirmó que « una de las más grandes maldiciones de este mundo es la industria de los derechos humanos (...). Ya que justifican los actos terroristas y terminan por ser complices de los asesinatos de víctimas inocentes », (29 de enero de 2003).

Este nuevo informe anual del Observatorio para la protección de defensores de derechos humanos, publicado el 14 de abril de 2004, evidencia la agravación de la situación de los defensores de derechos humanos, resultado del incremento de la arbitrariedad y de la erosión de las libertades fundamentales.

Mediante la presentación de 576 casos de defensores y de 80 ONG reprimidas en más de 80 países en todo el mundo, el Informe anual del Observatorio muestra una visión general de las violaciones de las que son víctimas los hombres y mujeres que tratan de imponer, a pesar de todo, un mundo más igualitario y más justo.

Estas violaciones son múltiples: Asesinatos, amenazas de muerte, malos tratos, arrestos y detenciones arbitrárias, acosos, campañas de difamación y dificultades para la libertad de movimiento, ....

En 2003, varias decenas de sindicalistas fueron asesinados en Colombia. En Irán, abogados y periodistas han sido detenidos arbitrariamente por haber defendido a opositores políticos o denunciado la implicación de las autoridades en el asesinato de intelectuales. En Camerún, los defensores de derechos humnaos que denuncian las violaciones de derechos humanos perpetradas por las autoridades, son objeto de amenazas y de actos de acoso recurrentes.

Paralelamente, uno de los medios más utilizados para impedir el trabajo de la sociedad civil consiste en adoptar cada vez mas medidas legislativas o leyes que tienen como objeto la restricción de la libertad de asociación : obstáculos para el registro de ONGs independientes o cierres arbitrarios, obstáculos al financimiento de las ONG, ...

De este modo, en 2003, más de 51 asociaciones fueron disueltas por las autoridades en Belarus. En Tunez, los fondos atribuidos a la Liga tunecina por los derechos humanos por la Unión europea han sido bloqueados por las autoridades.

Este informe pone de manifiesto la situación de extrema inseguridad en la que se encuentran todas y todos aquellos que intentan denunciar las violaciones de derechos humnaos perpetradas en el marco de conflictos persistentes. Se trata en particular del caso de Chechenía, de Indonesía, de Colombia, de Costa de Marfíl y de la República Democrática del Congo.

Con ocasión de la publicación del Informe anual, el Observatorio organiza tres conferencias de prensa el 14 de abril de 2004, en Ginebra, en Tunez y en Dakar.

El informe anual del Observatorio de 2003 se encontrará disponible en la página web de la FIDH (www.fidh.org) y de la OMCT (www.omct.org) a partir del 14 de abril de 2004.

Leer más
rapport