Costa de Marfil: Absolución de Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé por la CPI: hacia la impunidad total de los delitos de 2010-2011?

15/01/2019
Comunicado
en es fa fr

La absolución del ex presidente de Côte d’Ivoire Laurent Gbagbo y su ex ministro Charles Blé Goudé en la Corte Penal Internacional (CPI) es otro paso hacia la impunidad de los delitos cometidos en la violencia postelectoral de 2010-2011 en Costa de Marfil, que dio lugar al asesinato de más de 3000 personas. Mientras que la Asamblea Nacional de este país adoptó una ley el 19 de diciembre de 2018 que confirma la amnistía presidencial adoptada en agosto pasado a favor de 800 personas, la absolución de los únicos 2 sospechosos ante la CPI significa que aquellos que tienen la mayor responsabilidad por estos crímenes, entre los pro Gbagbo y el pro Ouattara, posiblemente nunca sean juzgados.

Hoy, la Sala de Primera Instancia de la CPI absolvió al ex presidente Laurent Gbagbo y a su ex ministro, el "general de la calle" Charles Blé Goudé, luego de 7 y 4 años de detención preventiva, respectivamente. Ambos fueron procesados ​​por sus responsabilidades en la comisión de crímenes de lesa humanidad cometidos en Abidján entre el 16 de diciembre de 2010 y el 12 de abril de 2011. Estos crímenes incluyeron asesinatos, violaciones, otros actos inhumanos e intentos de asesinatos y persecuciones. Su juicio comenzó el 28 de enero de 2016.

"Pedimos a la Oficina del Fiscal que apele contra esta decisión para que la responsabilidad penal de Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé se conserve efectivamente. La CPI en su conjunto debe aprender de sus dificultades para procesar y condenar a los líderes políticos de más alto rango en la comisión de crímenes de lesa humanidad y revisar sus políticas en consecuencia "

Amal Nassar, Representante Permanente de la FIDH ante la CPI.

"Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé han sido absueltos, a pesar que desempeñaron un papel preponderante en la crisis de 2010/11, en la que murieron cerca de 3.000 personas".

Yacouba Doumbia, Presidenta del Movimiento de Costa de Marfil por los Derechos Humanos (MIDH) y Defensora de Víctimas en Côte d'Ivoire.

Tras las declaraciones de 82 testigos y expertos de la fiscalía, el abogado defensor falló en contra por la debilidad de las pruebas presentadas y presentó en julio y agosto de 2018 solicitudes para que se suspendiera la persecución y la absolución. Como resultado, la Sala de Primera Instancia solicitó a la Oficina del Fiscal que presentara un nuevo informe que detallase las pruebas en apoyo de los cargos contra Gbagbo y Blé Goudé.

En octubre y noviembre de 2018, la Cámara celebró audiencias para permitir a las partes presentar sus argumentos. Las víctimas, a través de sus representantes legales, expresaron preocupación por el proceso, lamentando no poder expresar sus opiniones sobre la evaluación de la evidencia y el posible retiro de cargos en vista de los hechos y el impacto en sus intereses personales. Sin una condena, las víctimas involucradas en el caso ya no tendrán derecho a reparaciones, y el programa de asistencia anunciado por el Fondo Fiduciario en beneficio de las víctimas (VPC) para Costa de Marfil aún no está vigente.

"Si la absolución de Laurent Gbagbo y Charles Blé Goudé demuestra que los derechos de la defensa se respetan ante la CPI, también es una noticia desastrosa para las víctimas que se encuentran sin ningún recurso posible"

Pierre Adjoumani Kouamé, Presidente de la Liga de Costa de Marfil para los Derechos Humanos (LIDHO).

Esta absolución se suma a la amnistía otorgada el año pasado en Costa de Marfil. El 6 de agosto de 2018, el presidente Alassane Ouattara emitió una orden de amnistía para 800 personas involucradas en delitos cometidos durante la crisis postelectoral de 2010-2011, incluidos líderes políticos y líderes militares.

La FIDH, MIDH y LIDHO impugnaron la legalidad de esta orden al presentar una apelación el 5 de octubre de 2018 para anularla por "exceso de poder" (2). Para proteger la orden presidencial de esta apelación, y sin responder a los argumentos de nuestras organizaciones, el gobierno aprobó la Asamblea Nacional el 19 de diciembre de 2018 una ley para ratificar la orden de amnistía.

"Entre la orden de amnisitía del presidente de Ouattara y la absolución de Gbagbo y Blé Goudé, es probable que la impunidad sea total para los delitos 2010-2011. El gobierno de Costa de Marfil y la comunidad internacional se están preparando para dejar a 3000 víctimas y sus familias sin ninguna perspectiva de justicia. 8 años después de la dramática crisis que ha atravesado nuestro país, los mismos actores pueden encontrarse en la misma posición competitiva que en el pasado, y este antagonismo corre el riesgo de reproducir una violencia política similar"

Drissa Traoré, Vicepresidenta de la FIDH.
Leer más
communique