La justicia que merecen los supervivientes: Carta abierta al nuevo Fiscal de la CPI Karim Khan

23/06/2021
Carta abierta
en es fr
© ICC-CPI

Hoy, la FIDH y 47 de sus organizaciones miembros han enviado una carta al nuevo Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, en la que destacan las formas de hacer avanzar la justicia en la CPI.

Descargue la carta aquí.

A la atención del Excmo. Fiscal Khan:

En nombre de la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) y de 47 de sus organizaciones miembros, nos gustaría felicitarle por su elección como tercer Fiscal de la Corte penal internacional (CPI). Esperamos continuar nuestro compromiso con su Oficina y nos gustaría aprovechar esta ocasión para presentarle el trabajo de la FIDH en relación con las situaciones que son competencia de la Corte. También aprovechamos esta oportunidad para llamar su atención sobre varias cuestiones que creemos merecen su consideración.

La FIDH es una ONG internacional de derechos humanos que federa a 192 organizaciones de 117 países. Desde 1922, defendemos todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Como movimiento federativo, la FIDH otorga a sus organizaciones miembros una posición central en el proceso de toma de decisiones. Esta estructura nos permite aunar experiencia de primera mano en países de interés, con conocimientos de derecho internacional, mecanismos de protección y organismos intergubernamentales. La unión de nuestras fuerzas proporciona una combinación única garantizando que el trabajo de la FIDH sea representativo de las opiniones de las organizaciones nacionales de derechos humanos y de la sociedad civil local.

La FIDH está comprometida con la rendición de cuentas de los autores de crímenes atroces a través del sistema de justicia penal internacional. Fuimos una de las organizaciones de la sociedad civil que encabezó el movimiento para crear la CPI. Participamos activamente en las negociaciones del Estatuto de Roma y defendimos que la Corte tuviera una estructura que permitiera la participación significativa de los y las supervivientes y de las comunidades afectadas por los crímenes internacionales. Desde 2004, la FIDH mantiene una delegación permanente en La Haya, a través de la cual contribuimos al diálogo entre la sociedad civil y la CPI.

La sociedad civil desempeña un papel fundamental en la recopilación de información que, de otro modo, podría perderse para futuras investigaciones. Esperamos que su Oficina continúe su compromiso con las ONG, a través de las mesas redondas anuales, las reuniones bilaterales ad hoc y otras actividades conjuntas regulares. A lo largo del año pasado, la FIDH, en colaboración con otras organizaciones, ha llevado a cabo misiones de documentación y compartido con la Fiscalía material probatorio sobre crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en Colombia, México, Venezuela y Ucrania. También hemos apoyado los esfuerzos de promoción pública relacionados con el trabajo de su Oficina en Camboya, República Centroafricana, Costa de Marfil, Guinea-Conakry y Sudán. A principios de este año, presentamos solicitudes para aportar observaciones amicus curiae en el caso Abd-Al-Rahman y en los procedimientos en curso sobre la situación en Afganistán. También hemos presentado observaciones amicus curiae en relación con la situación en Palestina.

Al margen de este trabajo específico acerca de las situaciones que son competencia de la Corte, la FIDH también se ocupa de cuestiones oportunas y fundamentales que son vitales para el éxito de la Fiscalía y de la CPI en su conjunto. Actualmente, estamos realizando una investigación para una serie de documentos de evaluación que analizarán los avances y retrocesos de su predecesor en tres áreas clave: la investigación y el enjuiciamiento de los crímenes sexuales y de género (CSG), el trabajo realizado durante las fases de examen preliminar, y la estrategia y la implementación relativa a la divulgación de información a las víctimas y las comunidades afectadas. El informe completo se presentará con ocasión de la vigésima Asamblea de Estados Partes, en diciembre de 2021. Estos documentos no sólo analizarán el trabajo de la Oficina de la Fiscal Bensouda, sino que también formularán recomendaciones específicas que su Oficina podrá llevar a cabo en el futuro.

Desde la creación de la CPI, todo nuestro trabajo realizado en la Corte, o en relación con ella, se ha centrado en los y las supervivientes. La FIDH y las organizaciones abajo firmantes acogen con satisfacción el papel central que usted ha otorgado a las víctimas en sus investigaciones en la UNITAD, y comparten su compromiso con la defensa de los principios incorporados en el Estatuto de Roma, incluida la participación de las víctimas. Las conclusiones del Informe de Expertos Independientes (Independent Expert Review o IER, en inglés) apoyan la opinión de que la participación de las víctimas no constituye una carga en los procedimientos, ni causa retrasos o costes suplementarios. La FIDH sigue activamente la aplicación de las recomendaciones formuladas por el Grupo de Expertos Independientes. Es la esperanza de todas las organizaciones signatarias que usted tome el proceso de revisión como una oportunidad para avanzar en la implementación de los derechos de las víctimas en la Fiscalía. Le animamos a que aproveche los progresos realizados durante el mandato de Fatou Bensouda, y a que considere seriamente cómo su Oficina puede fomentar las relaciones con las comunidades afectadas por los crímenes que son competencia de la Corte.

En concreto, le pedimos que proporcione información adecuada y oportuna a los y las supervivientes desde las primeras fases, incluso desde la fase de examen preliminar, independientemente de que hayan sido aceptados formalmente para participar en el proceso como víctimas. En situaciones como las de Afganistán o Georgia, las víctimas siguen sin conocer el estado de una investigación que les afecta directamente. La necesidad de contar con información precisa sobre la Corte no hará más que aumentar en los próximos años, ya que la desinformación y la información errónea o falsa son más fáciles de difundir a través de las tecnologías digitales. Le animamos a que coordine con la Secretaría el desarrollo de una estrategia de comunicación común para los órganos de la Corte, y a que explore cómo las nuevas tecnologías se pueden aprovechar para llegar a las comunidades en los países cuya situación está siendo examinada por la Corte.

La FIDH y sus organizaciones miembros llevan tiempo abogando por que la Fiscalía conserve material probatorio desde la fase de examen preliminar. Los casos recientes demuestran que las pruebas digitales desempeñarán un papel cada vez más importante en el trabajo de su Fiscalía, y elogiamos los esfuerzos anteriores, como la creación de una Junta Asesora de Tecnología externa, para mantener a la Fiscalía al corriente de los avances tecnológicos. Si bien la falta de asistencia de los países en los que se llevan a cabo las investigaciones ha obstaculizado el progreso en el pasado, la información digital carece de fronteras, lo que es un avance crucial para los investigadores de la CPI. Le animamos a negociar más protocolos de cooperación con los Estados Partes y empresas relevantes para facilitar la conservación de las pruebas digitales, en particular de los datos encontrados en internet que pueden dejar de estar disponibles en etapas posteriores.

Las organizaciones firmantes reconocen los retos a los que se enfrenta su Oficina, pero también coinciden con usted en que la Fiscalía debe "hacerlo mejor y que es necesario un cambio". En este sentido, observamos con preocupación la duración de algunos exámenes preliminares, en particular en Colombia y en Guinea. En nuestra opinión, la Fiscalía, al evaluar los esfuerzos que un Estado esté llevando a cabo para garantizar la rendición de cuentas, debería considerar el hecho de que haya crímenes en curso como una indicación de que estos procesos internos no tienen una perspectiva inmediata de éxito, y siempre que se cumplan todos los demás criterios, proceder rápidamente a solicitar la apertura de una investigación. La Fiscalía tiene un inmenso poder sobre los presuntos autores de crímenes y sus víctimas, y sólo una Oficina que actúe con independencia e integridad podrá hacer honor a la responsabilidad que se le ha conferido. Cuando estos valores son atacados, el proyecto de justicia internacional peligra. La FIDH y sus miembros, al igual que muchas otras organizaciones de la sociedad civil, se opusieron a los intentos de la administración Trump de socavar la independencia de la Fiscalía y, si es necesario, nos movilizaremos nuevamente para defender la independencia de cualquier órgano de la Corte.

Por último, para que la Fiscalía pueda dar pasos tangibles hacia la rendición de cuentas, debería presentar una propuesta de presupuesto basada en las necesidades de la Oficina, de forma que garantice fondos adecuados en todas las etapas, incluida la fase de examen preliminar. Como usted ha señalado en el pasado, la Fiscalía debería revisar sus necesidades de personal para asegurarse de que cuenta con los conocimientos lingüísticos, geográficos y técnicos necesarios para comprender la cultura, la historia, la política y otras corrientes subyacentes en los países que están siendo examinados por la Corte. Asimismo, los equipos jurídicos y de investigación deberían gozar de equilibrio entre los géneros, y las actividades de la Fiscalía deberían contar con una participación suficiente de abogados e investigadores del país en cuestión—o cuando sea posible, tener investigadores basados en el país en lugar de realizar misiones cortas. Le invitamos a considerar cómo podría adquirirse parte de esta capacidad a través de comisiones de servicio, visitas profesionales remuneradas y asignaciones de corta duración para cubrir necesidades temporales específicas.

En su solicitud para este cargo, mencionó que "le gustaría liderar un esfuerzo para reenfocar y revitalizar la Fiscalía". La FIDH y las organizaciones signatarias acogen con satisfacción este enfoque y esperan que se produzcan avances en los ámbitos mencionados en esta carta. Para muchas comunidades alrededor el mundo, la CPI es su última oportunidad de recibir justicia por los crímenes que se les han infligido. En uno de sus últimos viajes, vimos cómo la delegación de la Fiscal Bensouda fue recibida calurosamente por multitudes en el campamento de Kalma, donde los habitantes de Darfur siguen esperando que los autores rindan cuentas por sus abusos. Los y las supervivientes de crímenes internacionales y sus comunidades merecen todos nuestros esfuerzos para que la justicia sea una realidad.

Respetuosamente,

FIDH y

1. Armanshahr | OPEN ASIA, Afghanistan
2. Civil Society Institute (CSI), Armenia
3. Bahrain Centre for Human Rights (BCHR), Bahrain
4. Odhikar, Bangladesh
5. Viasna, Belarus
6. Quartier des Libertes, Belgium
7. Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Bolivia
8. DITSHWANELO The Botswana Centre for Human Rights, Botswana
9. Movimento Nacional de Direitos Humanos (MNDH), Brazil
10. Cambodian Human Rights and Development Association (ADHOC), Cambodia
11. Maison des Droits de l’Homme du Cameroun (MDH), Cameroon
12. Groupe Lotus, Democratic Republic of Congo
13. Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH), Ecuador
14. Finnish League for Human Rights (FLHR), Finland
15. Ligue des droits de l’Homme (LDH), France
16. Human Rights Center, Georgia
17. Internationale Liga für Menschenrechte, Germany
18. Organisation Guinéenne de Défense des Droits de l’Homme et du Citoyen (OGDH), Guinea
19. Association of Parents of Disappeared Persons (APDP), India
20. Defenders of Human Rights Centre (DHRC), Iran
21. League for the Defence of Human Rights in Iran (LDDHI), Iran
22. Amman Center for Human Rights Studies (ACHRS), Jordan
23. International Legal Initiative Foundation (ILI), Kazakhstan
24. Kazakhstan International Bureau for Human Rights and the Rule of Law (KIBHR), Kazakhstan
25. Human Rights Movement « Bir Duino-Kyrgyzstan », Kyrgystan
26. Mouvement Lao pour les Droits de l’Homme (MLDH), Laos
27. Latvian Human Rights Committee (LHRC), Latvia
28. Association Malienne des Droits de l’Homme (AMDH), Mali
29. Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. (CMDPDH), México
30. Promo-LEX, Moldova
31. ALTSEAN-Burma, Myanmar
32. Women Peace Network (WPN), Myanmar
33. Human Rights Commission of Pakistan (HRCP), Pakistan
34. Al Mezan Center for Human Rights, Palestine
35. Al Haq, Palestine
36. The Palestinian Human Rights Organization (PHRO), Palestine
37. Liga Portuguesa dos Direitos Humanos – Civitas, Portugal
38. Association Rwandaise pour la Défense des Droits et Libertés Publiques (ADL), Rwanda
39. ALQST for Human Rights, Saudi Arabia
40. Syrian Center for Media and Freedom of Expression (SCM), Syria
41. Association Tunisienne des Femmes Démocrats (ATFD), Tunisia
42. İnsan Hakları Derneği (IHD), Turkey
43. Foundation for Human Rights Initiative (FHRI), Uganda
44. Center for Civil Liberties (CCL), Ukraine
45. Committee on the Administration of Justice (CAJ), United Kingdom
46. Center for Justice and Accountability (CJA), United States
47. Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (PROVEA), Venezuela

Leer más

  • Co-firmantes

    FIDH y

    1. Armanshahr | OPEN ASIA, Afghanistan
    2. Civil Society Institute (CSI), Armenia
    3. Bahrain Centre for Human Rights (BCHR), Bahrain
    4. Odhikar, Bangladesh
    5. Viasna, Belarus
    6. Quartier des Libertes, Belgium
    7. Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB), Bolivia
    8. DITSHWANELO The Botswana Centre for Human Rights, Botswana
    9. Movimento Nacional de Direitos Humanos (MNDH), Brazil
    10. Cambodian Human Rights and Development Association (ADHOC), Cambodia
    11. Maison des Droits de l’Homme du Cameroun (MDH), Cameroon
    12. Groupe Lotus, Democratic Republic of Congo
    13. Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH), Ecuador
    14. Finnish League for Human Rights (FLHR), Finland
    15. Ligue des droits de l’Homme (LDH), France
    16. Human Rights Center, Georgia
    17. Internationale Liga für Menschenrechte, Germany
    18. Organisation Guinéenne de Défense des Droits de l’Homme et du Citoyen (OGDH), Guinea
    19. Association of Parents of Disappeared Persons (APDP), India
    20. Defenders of Human Rights Centre (DHRC), Iran
    21. League for the Defence of Human Rights in Iran (LDDHI), Iran
    22. Amman Center for Human Rights Studies (ACHRS), Jordan
    23. International Legal Initiative Foundation (ILI), Kazakhstan
    24. Kazakhstan International Bureau for Human Rights and the Rule of Law (KIBHR), Kazakhstan
    25. Human Rights Movement « Bir Duino-Kyrgyzstan », Kyrgystan
    26. Mouvement Lao pour les Droits de l’Homme (MLDH), Laos
    27. Latvian Human Rights Committee (LHRC), Latvia
    28. Association Malienne des Droits de l’Homme (AMDH), Mali
    29. Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos. (CMDPDH), México
    30. Promo-LEX, Moldova
    31. ALTSEAN-Burma, Myanmar
    32. Women Peace Network (WPN), Myanmar
    33. Human Rights Commission of Pakistan (HRCP), Pakistan
    34. Al Mezan Center for Human Rights, Palestine
    35. Al Haq, Palestine
    36. The Palestinian Human Rights Organization (PHRO), Palestine
    37. Liga Portuguesa dos Direitos Humanos – Civitas, Portugal
    38. Association Rwandaise pour la Défense des Droits et Libertés Publiques (ADL), Rwanda
    39. ALQST for Human Rights, Saudi Arabia
    40. Syrian Center for Media and Freedom of Expression (SCM), Syria
    41. Association Tunisienne des Femmes Démocrats (ATFD), Tunisia
    42. İnsan Hakları Derneği (IHD), Turkey
    43. Foundation for Human Rights Initiative (FHRI), Uganda
    44. Center for Civil Liberties (CCL), Ukraine
    45. Committee on the Administration of Justice (CAJ), United Kingdom
    46. Center for Justice and Accountability (CJA), United States
    47. Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (PROVEA), Venezuela

  • Documentos adjuntos

Actuar

lettreouverte