La CPI condena a Jean-Pierre Bemba a 18 años de cárcel por violación, asesinato y saqueo en la RCA

21/06/2016
Comunicado
en es fr

(La Haya, París) La Corte Penal Internacional (CPI) ha dictado hoy una sentencia sin precedentes, que condena a Jean-Pierre Bemba a 18 años de cárcel por violación, asesinato y saqueo, hechos cometidos por sus tropas en la República Centroafricana en 2002 y 2003.

La FIDH y sus organizaciones miembros y colaboradoras en la RCA, la Liga Centroafricana de Derechos Humanos (LCDH) y el Observatorio Centroafricano de los Derechos Humanos (OCDH), agradecen este reconocimiento de la gravedad de la violencia causada a las víctimas y a sus comunidades, en particular de los efectos devastadores y de carácter intergeneracional de la violencia sexual.

"Finalmente la CPI ha hablado alto y claro: la violencia sexual en los conflictos armados no puede quedar impune ya que destruye a comunidades enteras", declaró Karim Lahidji, presidente de la FIDH. "Sirva esta sentencia de advertencia a todos los jefes militares que permiten que sus tropas brutalicen a hombres, mujeres, niñas y niños: vuestros actos son criminales y serán castigados."

El Sr. Bemba fue condenado a 16 años por asesinato como crimen de guerra y crimen contra la humanidad, 18 años por violación sexual como crimen de guerra y crimen contra la humanidad y 16 años por saqueo como crimen de guerra. Los jueces determinaron que los actos de violación sexual fueron perpetrados con una crueldad particular y contra víctimas especialmente vulnerables, lo que contribuyó a agravar las circunstancias de los delitos. Las condenas se cumplirán de forma simultánea, a excepción del tiempo que permaneció en prisión preventiva desde su detención en 2008.

Esta condena es la más larga impuesta hasta la fecha en la historia de la CPI, y aun así está lejos de alcanzar los 25 años que pedía la Fiscalía y la sentencia máxima solicitada por el representante legal de las más de 5 000 víctimas que participaban en este juicio.

El 21 de marzo de 2016, Jean-Pierre Bemba fue declarado culpable de violación, asesinato y saqueo en calidad de jefe militar del Movimiento de Liberación del Congo. La sentencia marca dos precedentes históricos importantes: en primer lugar, se trata del primer caso de la CPI que se refiere fundamentalmente a delitos de violencia sexual, entre ellos violación sexual, calificados como crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Los actos de violencia sexual contra mujeres, hombres, niñas y niños han sido utilizados como una forma de aterrorizar a la población civil centroafricana. En segundo lugar, y por primera vez en la CPI, los jueces han estimado que el acusado debía ser considerado penalmente responsable como jefe militar por los delitos cometidos por las tropas que actuaban bajo su mando.

La defensa del Sr. Bemba ha recurrido la sentencia y tiene hasta el 19 de septiembre de 2016 para presentar la documentación pertinente. Las fechas de las audiencias para determinar las reparaciones de las miles de víctimas de este caso se fijarán en su debido momento. "Nuestras organizaciones esperan que esta importante e histórica decisión, tanto para las víctimas como para la justicia internacional, sea confirmada tras el recurso", indicó Olivier Mangereka, presidente de la LCDH.

"El próximo paso consiste en abordar la responsabilidad del Sr. Bemba a la hora de establecer reparación e indemnización para las miles de víctimas de sus delitos" , declaró Mathias Morouba, presidente del OCDH. "Instamos a la CPI a resolver con prontitud estas cuestiones y a los Estados a que contribuyan activamente al Fondo Fiduciario en Beneficio de las Víctimas para colaborar con su mandato en materia de reparación."

Participación en el caso de la FIDH, la LCDH y el OCDH

Desde 2002, la FIDH y sus organizaciones miembros han documentado con regularidad los delitos cometidos en la República Centroafricana, han apoyado el acceso de las víctimas a la justicia y a la CPI, con la presentación periódica de comunicaciones a la Fiscalía de la CPI, insistiendo en la gravedad de los mismos, así como en la falta de voluntad y de capacidad del Estado para investigar estos delitos y castigar a sus autores. La FIDH y sus organizaciones miembros han abogado activamente para que los delitos sexuales y por razón de género se tengan especialmente en cuenta, sobre en el marco de las investigaciones que lleve a cabo la Fiscalía. La Fiscalía, los representantes legales de las víctimas y los jueces, se apoyaron en los elementos de prueba presentados por la FIDH que se incluyeron en el caso, que en última instancia tuvieron importancia a la hora de demostrar los delitos y el papel desempeñado por Jean-Pierre Bemba en este caso.
En la presentación de la acusación durante el proceso judicial, también se utilizó el informe de la FIDH para señalar el desprecio total del Sr. Bemba por las víctimas de los crímenes perpetrados por sus tropas.

Más información sobre el caso Bemba:

Veredicto histórico contra Jean-Pierre Bemba condenado por crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra.

Bemba ante la CPI: 15 años de acción de la FIDH, desde la investigación sobre el terreno a la conclusión de la Fiscalía. (EN)

Preguntas y respuestas sobre el caso Bemba ante la CPI. (EN)

Leer más
communique