El Estatuto de Roma cumple 20 años (1998-2018): 10 retos para una Corte Penal Internacional eficaz e independiente

16/07/2018
Informe
en es fa fr

París, La Haya, 16 de Julio de 2018 — Antes del aniversario de la adopción del tratado constitutivo de la Corte Penal Internacional (CPI), la primera en su género, la FIDH publica una nota informativa (EN) sobre los diez retos para una Corte Internacional eficaz e independiente. Entre las principales preocupaciones de la FIDH cabe destacar la falta de cooperación de los Estados con la Corte, el hecho de que la Corte no haya logrado pronunciar ni una sola condena por delitos sexuales y de género, que los derechos de las víctimas se apliquen de manera desigual y el contexto hostil al que se enfrentan los defensores y defensoras de derechos humanos.

El 17 de julio de 2018, la Comunidad Internacional celebrará el vigésimo aniversario del Estatuto de Roma, el tratado constitutivo de la CPI. La Corte se hizo realidad en 2002 tras la ratificación de este tratado por parte de 60 países. Hoy en día la CPI cuenta con 123 países miembros y realiza exámenes preliminares en Afganistán, Colombia, Gabón, Guinea, Iraq/Reino Unido, Nigeria, Palestina, Filipinas, Ucrania y Venezuela. Actualmente, la Corte lleva a cabo 11 investigaciones y hay un total de 26 casos en curso (véase el cuadro recapitulativo de la FIDH) (EN).

Este aniversario es una importante ocasión para celebrar el establecimiento de una Corte internacional permanente, creada para luchar contra la impunidad, enjuiciar a los responsables de algunas de las mayores atrocidades cometidas en el mundo e impedir que se cometan los crímenes más graves de alcance internacional. Sin embargo, la FIDH subraya que ha llegado el momento de aunar nuestras fuerzas para poner de manifiesto de forma constructiva y positiva la labor de la CPI. Reflexionar sobre los desafíos de la Corte es un ejercicio importante para contribuir al desempeño de su cometido en condiciones cada vez más difíciles.

“Celebramos el importante logro de contar con una Corte Penal Internacional independiente y permanente y asimismo somos conscientes de los numerosos desafíos a los que se enfrenta en la actualidad y de la necesidad de llevar a cabo una reflexión crítica para salvaguardar este logro”.

Karine Bonneau, responsable de la Oficina Justicia Internacional de la FIDH.

Durante los últimos años, la CPI ha mostrado pocos avances en el ámbito de la universalidad. Se le ha acusado de actuar como un tribunal regional, su área de competencia deja a muchas regiones infrarrepresentadas, sobre todo a Asia, Oriente Medio y el Norte de África. India, China, Rusia y Estados Unidos –potencias clave del mundo–, tampoco entran en el ámbito de aplicación de la CPI. La FIDH piensa que esta búsqueda de universalidad está estancada y hace un llamamiento para darle nuevo impulso.

Ver el Informe completo aquí: (EN)

Leer más
rapport