Acontecimientos en La Haya: Transición a la Fiscalía de la CPI

25/06/2021
Comunicado
en es fr
© ICC-CPI

1. ¿Quién es Karim Khan y cómo se ha convertido en el nuevo Fiscal de la Corte penal internacional?

Es posible que haya oído que la Corte penal internacional (CPI) ha dado recientemente la bienvenida a un nuevo fiscal. Si es así, ¡ha oído bien! Karim Khan fue elegido por la Asamblea de los Estados Partes (AEP) del Estatuto de Roma el 12 de febrero de 2021 y tomó posesión de su cargo el 16 de junio de este año, marcando la conclusión del mandato de nueve años de la fiscal Fatou Bensouda. El proceso que condujo a la elección de Khan fue especialmente complejo y comenzó en agosto de 2019. El proceso fue facilitado por un Comité para la Elección del Fiscal recién formado, asistido por un grupo de expertos designados por la Mesa de la AEP, que examinó 144 candidaturas individuales de candidatos nominadas por los Estados Partes. Se estableció una lista interna de 16 candidatos, seguida de una lista pública de cuatro candidatos cualificados. En julio de 2020 se celebraron audiencias públicas con los cuatro candidatos preseleccionados, en las que los candidatos respondieron a las preguntas de los Estados Partes y de las organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo, los Estados Partes no hallaron consenso [1] para elegir a uno de los cuatro candidatos de la lista corta, por lo que se tomó la decisión de incluir a los candidatos de la lista interna que aún estuvieran interesados y así ofrecer más opciones a los Estados Partes de elegir a un candidato por consenso. Dado que esta decisión suponía una desviación del proceso electoral aceptado y adoptado por la Mesa de la AEP en 2019, las organizaciones de la sociedad civil, incluida la FIDH, pidieron a los Estados Partes que garantizaran una evaluación justa y rigurosa y que, al menos, organizaran audiencias públicas con los demás candidatos, lo que en última instancia conduciría a la celebración de audiencias con una lista ampliada de nueve candidatos en diciembre de 2020 y a la elección en febrero de 2021 mediante voto secreto de Karim Khan, quien recibió 72 votos de los 123 Estados Partes.

Khan es un abogado británico con una larga experiencia como abogado defensor en juicios penales internacionales, y recientemente ha sido asesor especial y jefe del Equipo de Investigación de las Naciones Unidas para promover la rendición de cuentas por los crímenes cometidos por el Estado Islámico (UNITAD) [2]. A partir de ahora desempeñará el cargo de Fiscal, a la cabeza la Fiscalía de la CPI por un mandato no renovable de nueve años.

2. Ya veo, gracias, ha sido útil. Pero entonces, ¿cómo y quién elige al Fiscal?

La Asamblea de los Estados Partes, que es el órgano gestor y legislativo de la CPI, es responsable de la elección del Fiscal, el Fiscal Adjunto y los Jueces. Aunque no es uno de los cuatro órganos de la Corte (que se compone de la Presidencia, la Fiscalía, la Judicatura y la Secretaría), la AEP es un órgano de representantes de los Estados que son partes en el Estatuto de Roma, el tratado por el que se creó la CPI. La AEP desarrolla la importante función de la CPI como organización internacional, además de como tribunal. Dada esta cualidad híbrida de la CPI, es de vital importancia que este proceso electoral sea lo más transparente posible y basado en el mérito de los candidatos, para garantizar que la Fiscalía siga siendo totalmente imparcial e independiente.

3. Pero, un momento, ¿qué es la Fiscalía?

La Fiscalía es un órgano independiente de la Corte penal internacional, y es responsable de llevar a cabo los exámenes preliminares, las investigaciones y los enjuiciamientos de los crímenes que son competencia de la Corte, a saber, el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y el crimen de agresión. La “independencia” de la Fiscalía significa que es el único órgano de la CPI con poder para seleccionar las situaciones que requieren ser investigadas, y debe hacerlo sin seguir ninguna instrucción de los órganos de la Corte o de actores externos. La Fiscalía está dirigida por el Fiscal y el Fiscal Adjunto y cuenta con el apoyo de 380 funcionarios de más de 80 nacionalidades. Khan es ahora el tercer Fiscal, tras el argentino Luis Moreno Ocampo (2003-2012) y la gambiana Fatou Bensouda (2012-2021).

4. Bien, ahora que me he puesto al día, ¿qué significa esta transición para las decisiones tomadas por la anterior Fiscal Bensouda?

Actualmente, la Fiscalía lleva a cabo 6 exámenes preliminares y 14 investigaciones. Durante sus últimos meses como Fiscal, Bensouda anunció el inicio de una investigación sobre los presuntos crímenes cometidos en Palestina desde junio de 2014, la conclusión del examen preliminar sobre las situaciones en Ucrania y Nigeria, que según ella están listas para una solicitud formal de autorización de apertura de una investigación, y la solicitud de autorización para iniciar una investigación sobre la situación en Filipinas. Khan retomará ahora el trabajo de Bensouda y se ocupará de la continuación o la conclusión de los exámenes preliminares, las investigaciones y los enjuiciamientos en curso.

5. Entonces, ¿cuáles son los principales retos que Karim Khan heredará como Fiscal?

La fiscal Bensouda deja un legado de políticas y estrategias, entre las que destacan la política sobre crímenes sexuales y por motivos de género de 2014, y la voluntad de reforzar la independencia y alcance de la Fiscalía abriendo investigaciones en lugares de intensa presión y oposición política, como Afganistán y Palestina. Khan heredará una serie de retos a los que se ha enfrentado la Fiscalía en los últimos años, especialmente los relativos a:
- La duración, a menudo criticada, de los exámenes preliminares, en particular de aquellos que pueden no conducir a ninguna investigación, acusación o reparación de las víctimas.
- El impacto de las limitaciones presupuestarias en las decisiones de una Fiscalía con recursos muy limitados.
- La dependencia de la CPI de la aún insuficiente cooperación y apoyo de los Estados, y el riesgo de amenazas y ataques contra la Fiscalía por parte de los Estados que se oponen a las investigaciones que potencialmente se dirigen a sus nacionales, como lo ilustra la campaña de intimidación y ataques de la anterior Administración de los Estados Unidos contra la CPI y su personal, y a la que puso fin la actual Administración Biden.
- La preocupación generalizada en cuanto a la eficacia de la Fiscalía, especialmente teniendo en cuenta el limitado número de acusaciones y condenas desde la creación de la Corte. [3]

Khan reconoció algunos de estos retos en su discurso de toma de posesión, en el que explicó que “iniciar los exámenes preliminares, solicitar autorización o comenzar las investigaciones es un comienzo, pero como decimos en inglés, ‘the proof of the pudding is in the eating’. Debemos estar a la altura durante el juicio”. Además, Khan hereda ahora la responsabilidad de tomar decisiones sobre situaciones y casos especialmente delicados, y la necesidad urgente de solicitar un presupuesto operativo que responda al creciente número de investigaciones y casos en la Fiscalía. Durante el discurso, Khan subrayó que “la arquitectura del Estatuto de Roma es una promesa al futuro de que el mañana no tiene por qué ser tan sombrío y triste como el ayer”.

En una carta dirigida al Fiscal Khan, la FIDH y 47 organizaciones miembros, destacamos también la importancia de revisar la composición del personal de la Fiscalía para garantizar las necesidades lingüísticas y geográficas necesarias en el abanico de competencias de los equipos, la importancia de un equilibrio de género en los mismos, y para fortalecer el papel de la Fiscalía en la comunicación y el acercamiento a las víctimas. El fiscal Khan no es el único en haberse unido recientemente a la CPI, ya que el 10 de marzo de 2021 también juraron sus cargos seis nuevos magistrados. La FIDH publicó su informe “¿A quién pertenece la Corte? Manual judicial sobre los derechos de las víctimas en la Corte penal internacional” el 4 de junio de 2021, que ofrece recomendaciones clave para las Salas sobre cómo ejercer mejor su deber de defender los derechos de las víctimas en la CPI.

6. Ante estos retos, ¿puede la sociedad civil desempeñar un papel en este periodo de transición?

La sociedad civil ha desempeñado tradicionalmente un papel importante en la recopilación de información que puede contribuir a la labor de investigación de la Fiscalía. Las ONG también han actuado a menudo como puente entre los distintos órganos de la Corte y los supervivientes de los crímenes. De este modo, durante las dos últimas décadas la sociedad civil ha adquirido una valiosa visión de cómo se percibe la justicia internacional, en particular el trabajo de la CPI y la Fiscalía, en los países bajo la jurisdicción de la Corte. Por lo tanto, la sociedad civil puede contribuir a las reflexiones sobre el mandato de Bensouda como Fiscal, incluyendo una visión general de los éxitos, los fracasos y las recomendaciones derivadas de los diálogos centrados en las víctimas. En consonancia con este importante papel, la FIDH ha enviado recientemente una carta al Fiscal Khan con breves recomendaciones sobre muchos de los retos a los que se enfrentará a lo largo de su mandato. Además, la FIDH está llevando a cabo un ejercicio de balance para revisar los avances y retrocesos de la Fiscalía en los últimos nueve años. Esta investigación se publicará en una serie de tres documentos, cada uno de ellos centrado en un área clave:

- 1. La investigación y persecución de los crímenes sexuales y de género (CSG), y que se publicó el 18 de junio de 2021,
- 2. El trabajo realizado durante las fases de examen preliminar; y
- 3. La estrategia y la aplicación relativas a la divulgación y sensibilización de las víctimas y las comunidades afectadas.

El informe completo se presentará con ocasión de la vigésima Asamblea de Estados Partes, en diciembre de 2021. Estos documentos no sólo analizarán el trabajo de la Oficina de Bensouda, sino que también harán recomendaciones específicas que el nuevo Fiscal, Karim Khan, podrá aplicar en el futuro.

Leer más