"Respeta los derechos de las personas migrantes: ratifica la convención sobre trabajadores migrantes!"

Una campaña Global invitando a los Estados a terminar con el abuso y la explotación de migrantes, mediante la protección de sus derechos humanos, ha sido lanzada con el fin de conmemorar el veinteavo aniversario de la adopción de la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares, el 18 de diciembre de 1990.

La campaña llama a los gobiernos a actuar de forma inmediata para poner fin a las violaciones generalizadas de los derechos humanos, que sufren a diario los trabajadores migrantes alrededor del mundo, mediante la ratificación de este instrumento básico de derechos humanos.

La Organización de la Naciones Unidas estima que 214 millones de personas viven actualmente fuera de sus países de nacimiento o en países donde gozan de la ciudadanía. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), aproximadamente la mitad de esta cifra son trabajadores migrantes económicamente activos.

La mayoría de los países del mundo conocen la migración, ya sea como países de origen, tránsito o destino, y en muchos casos en las tres modalidades. “Aunque para muchas personas la migración puede ser una experiencia positiva, para otras la migración se da por coacción y se enfrentan a graves dificultades en los países de destino” subrayó Carla Edelenbos de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) y Coordinadora del Comité Directivo de la Campaña Global. “En todo el mundo los trabajadores migrantes siguen siendo personas objeto de abuso, discriminación y explotación por parte de traficantes, agentes de contratación y empleadores. La urgente necesidad de proteger a los migrantes de prácticas abusivas muestra la importancia de que los Estados ratifiquen la Convención” señaló.

La Convención establece estándares legales y provee lineamientos para que las leyes y políticas nacionales reconozcan las vulnerabilidades específicas de los migrantes, así como para que promuevan condiciones de vida y trabajo que sean humanas y legales.

En la actualidad la Convención ha sido ratificada por 42 Estados y firmada por 16 Estados – siendo la firma el paso preliminar para la ratificación.
La campaña exhorta a todos aquellos Estados que no han ratificado la Convención a aprovechar su veinteavo aniversario de la Convención y enviar un mensaje decisivo a la comunidad internacional sobre su compromiso en la protección de los derechos humanos de los migrantes.

“Los Estados deben afrontar sus responsabilidades y decir no a la explotación y discriminación. Esperamos que para el veinteavo aniversario de la adopción de la Convención, el 18 de Diciembre de 2010, estemos celebrando un número record de ratificaciones de la Convención”, concluyó Carla Edelenbos.


La campaña ha sido lanzada por el Comité Directivo, una red única de agencias de las Naciones Unidas, organizaciones internacionales y organizaciones globales de la sociedad civil.
El Comité Directivo está conformado por representantes de: la Comisión Católica Internacional de Migración (CCIM), la Confederación Sindical Internacional (CSI), el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), Diciembre 18, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Human Rights Watch (HRW), la Internacional de Servicios Públicos (ISP), Migrant Forum in Asia (MFA), Migrants Rights International (MRI), la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Amnistía Internacional (AI) (en calidad de observador).

Leer más
communique