Leyes y prácticas discriminatorias

La FIDH, decidida a luchar contra la misoginia y el patriarcado que gangrenan a todas las regiones del mundo, está convencida de que este combate requiere que se alcance la igualdad entre mujeres y hombres, tanto legalmente como en la práctica. En este contexto, la FIDH lucha por la ratificación sin reservas de los instrumentos internacionales y regionales de protección de los derechos de las mujeres (la convención CEDAW y su Protocolo Facultativo, el Protocolo regional africano de Maputo), y por su aplicación efectiva.

La FIDH, junto con sus organizaciones miembros y colaboradoras, exige a todos los países que reformen sus leyes nacionales en concordancia con estos textos para garantizar así el respeto de los derechos de las mujeres.

La FIDH ha participado también en el lanzamiento de dos importantes campañas por la lucha contra la discriminación: En los países árabes, la campaña "Igualdad sin reservas", que reúne desde 2006 a las ONG que defienden los derechos humanos y los derechos de las mujeres con el fin de conseguir que se retiren las reservas a la CEDAW. La campaña ha contribuido a la retirada de reservas por parte de Jordania, Marruecos y Túnez, lo que abre la puerta a la reforma de las leyes internas discriminatorias. En el África subsahariana, la campaña “África por los derechos de las mujeres” reúne desde 2009 a más de un centenar ONG de todo el continente y pide a los países que ratifiquen y respeten los instrumentos internacionales y regionales para la protección de los derechos de las mujeres, legalmente y en la práctica.

Actualidades

Videos