Argentina: Criminalización contra el defensor Guillermo Galantini

20/01/2022
Llamado urgente

ARG 001 / 0122 / OBS 005
Criminalización /
Detención arbitraria /
Liberación /
Uso excesivo de la fuerza
Argentina
20 de enero de 2022

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la FIDH y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), solicita su intervención urgente ante la siguiente situación en Argentina.

Descripción de la situación:

El Observatorio ha recibido información de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH) sobre la criminalización del Sr. Guillermo Galantini, Presidente de la Coordinadora por los Derechos y la Justicia (CODEJU) [1] con sede en la ciudad de Monte Caseros, provincia de Corrientes.

El 23 de noviembre de 2021, Guillermo Galantini, junto a otros miembros de CODEJU, fue detenido violentamente por la policía en la ruta provincial n°129, en el Paraje "Paso Vallejos", ruta de acceso a la localidad de Monte Caseros, cuando acompañaban solidariamente el reclamo de justicia frente al desalojo violento que sufría la familia Almeyda. Esta familia vivió en esas tierras durante más de 50 años hasta su desalojo y trabajó para que sus derechos legítimos de posesión pacifica fueran respetados por la justicia argentina.

CODEJU estuvo presente en el lugar de los hechos para ejercer de mediador. Las familias habían perdido el juicio ese mismo día y el desalojo debía llevarse a cabo. Sin embargo, el juez, en lugar de dar un plazo de unas horas o días para el desalojo, se presentó esa mañana con el Mandamiento de Desalojo sin plazo de intimación y pretendiendo ejecutarlo en el acto. CODEJU pidió un periodo mínimo de tiempo para que estas familias recogieran sus pertenencias y animales para poder marcharse pacíficamente y sin violencia, pero esta propuesta no fue aceptada. El Sr. Galantini habría sido detenido en el marco de una amplia y violenta represión policial contra la familia desalojada, junto a su hijo Galileo Galantini, que le acompañaba, y con otras dos personas. La policía sacó por la fuerza a las familias desalojadas de sus casas, aterrorizándolas y gritándolas, rompiendo sus pertenencias y arrojando sus muebles a la banquina de la ruta. La policía también atacó directamente a las familias desalojadas presentes, incluidos los niños y las personas discapacitadas. El desalojo fue violento y represivo. No se contó con la presencia de trabajadores sociales, psicólogos o cualquier otro personal para atender a estas familias. Asimismo, no se les ofreció una alternativa habitacional, por lo que, tras el desalojo, se quedaron sin hogar. La policía también utilizó la fuerza contra Guillermo Galantini, que fue golpeado en la cabeza, uno de los ojos y el torso.

Guillermo Galantini, su hijo y las dos personas habrían sido trasladados y detenidos en la Comisaria Primera de Monte Caseros, durante más de 24 horas sin ser informados de los motivos de su detención. Cuando fueron detenidos y durante su traslado, el Sr. Galantini y su hijo manifestaron haber sido golpeados constantemente.

En horas de la tarde del 24 de noviembre de 2021, Galileo Galantini y los dos otros detenidos fueron liberados gracias a una amplia movilización social. Sin embargo, Guillermo Galantini no fue puesto en libertad y sin previo aviso, habría sido trasladado hacia la Comisaría Primera de Curuzú Cuatiá, Corrientes.

El 27 de noviembre de 2021, Guillermo Galantini fue presentado al Juzgado de Garantías para su audiencia de imputación y medida de aseguramiento. Durante esta audiencia, el Sr. Galantini fue imputado de los delitos de “resistencia a la autoridad”, “lesiones leves calificadas por la condición de funcionario policial del lesionado y lesiones graves calificadas por la condición de funcionario policial, en concurso ideal”, “obstrucción del tránsito público”, “instigar a la comisión de delitos” y “desobediencia judicial, en concurso real” (Artículos 239, 237, 92 en relación al art. 89 y 80 inc. 8, 194, 209, 54 y 55 del Código Penal de la Nación). En la misma audiencia, el juez resolvió prisión preventiva para Guillermo Galantini sin haber acreditado el argumento de Riesgo Procesal como fundamento de la Prisión Preventiva. El Fiscal no habría acreditado el riesgo de peligro de fuga, ni de entorpecimiento de la investigación judicial. Es decir, el Sr. Galantini debió haber recuperado su libertad el mismo 27 de noviembre.

Sin embargo, 17 días después en audiencia solicitada por la defensa el 13 de diciembre de 2021, se demostró la ausencia total de riesgo procesal, así como la inexistencia del peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación judicial por parte de Guillermo Galantini. Por ello, el juez decretó libertad sujeto al proceso penal para el Sr. Galantini. Sin embargo, el proceso judicial en su contra continua y su libertad limitada, ya que el Sr. Galantini tiene que presentarse a firmar a Fiscalía periódicamente, presentarse ante cualquier citación de la Justicia y no salir de Monte Caseros sin autorización judicial. Esta situación perturba su trabajo como defensor de derechos humanos y, por ende, el de la organización que lidera.

El Observatorio condena el uso excesivo de la fuerza ejercido por la policía durante el desalojo y expresa su más alta preocupación por la criminalización de Guillermo Galantini. El Observatorio urge a las autoridades argentinas a garantizar sus derechos al debido proceso y a poner fin de inmediato a todo acto de hostigamiento —incluido a nivel judicial— en su contra, así como contra todas las personas defensoras de derechos humanos en Argentina.

Acción solicitada:

Por favor, escriban a las autoridades de Argentina urgiéndolas a:

i. Poner fin a todo acto de hostigamiento y criminalización en contra de Guillermo Galantini, y del conjunto de personas defensoras de derechos humanos en Argentina, y garantizar su derecho al debido proceso;

ii. Adoptar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la seguridad y la integridad física y psicológica de Guillermo Galantini, y del conjunto de personas defensoras de derechos humanos en Argentina;

iii. Iniciar una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre el uso excesivo de la fuerza de la policía en contra de las personas detenidas, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente e imparcial, y aplicarles las sanciones previstas por la ley;

iv. Implementar los estándares internacionales de derechos humanos relativos al uso excesivo de la fuerza por parte de la fuerza pública, incluyendo el Código de Conducta de las Naciones Unidas para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley y los Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley.

Direcciones:

Sr. Alberto Fernández, Presidente de la Nación Argentina. Twitter: @alferdez
Dr. Martín Ignacio Soria, Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Twitter: @MartinSoria_;
Cdor. y Dr. Aníbal Domingo Fernández, Ministro de Seguridad de la Nación. E-mail: denuncias@minseg.gob.ar;
Sr. Horacio Pietragalla Corti, Secretario de Derechos Humanos de la Nación. E-mail : denuncias@jus.gob.ar;
Sr. Hugo Yasky, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. E-mail: cdhygarantias@hcdn.gob.ar/ hyasky@hcdn.gob.ar, Twitter: @HugoYasky;
Sr. Julio César Martínez, Presidente de la Comisión Unicameral de Derechos y Garantías del Senado de la Nación Argentina. E-mail: derechos@senado.gob.ar/ julio.martinez@senado.gob.ar ;
Sr. Horacio Rosatti, Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. E-mail: jurisprudencia@csjn.gov.ar;
Sr. Embajador Federico Villegas, Misión Permanente de Argentina antes las Naciones Unidas en Ginebra. E-mail: eoirs@mrecic.gov.ar/ argentina@missionarg.ch;
Sr. Embajador Pablo Ariel Grinspun, Embajada de la República Argentina ante la Unión Europea. E-mail: eceur@mrecic.gov.ar;
Sr. Embajador Carlos Raimundi, Misión de la República Argentina ante la Organización de los Estados Americanos (OAS). E-mail: eeoea@mrecic.gov.ar / argentina@oas.org

Por favor, escriban también a las Representaciones Diplomáticas de Argentina en sus respectivos países.

***

Paris-Ginebra, 20 de enero de 2022

Agradecemos que nos informen sobre cualquier acción emprendida, citando el código de este llamado en su respuesta.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (el Observatorio) es un programa creado en 1997 por la FIDH y la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y tiene por objetivo intervenir para prevenir o remediar situaciones concretas de represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos. FIDH y OMCT son ambos miembros de ProtectDefenders.eu, el Mecanismo de la Unión Europea para Defensores de Derechos Humanos implementado por sociedad civil internacional.

Para contactar al Observatorio, comuníquese con la Línea de Urgencia:
● E-mail: Appeals@fidh-omct.org
● Tel. FIDH: + 33 1 43 55 25 18
● Tel. OMCT: + 41 22 809 49 39

Leer más
appelobs