Intervención de Souhayr Belhassen, presidenta de la FIDH, en la concentración en solidaridad con Túnez, el 21 de marzo de 2015 en París

Gracias a todos y todas por estar aquí. Vuestra presencia es esencial para Túnez. Hoy más que nunca, en esta gran prueba que afronta, Túnez necesita a sus amigos. Hoy en día todos los países se ven afectados, de modo más o menos trágico, por un terrorismo mundializado, como habéis vivido aquí mismo, en París. Tanto aquí como allí debemos luchar juntos contra los atentados que el terrorismo comete en todas partes, con determinación y utilizando nuestros medios, los medios democráticos y pacíficos a nuestro alcance.

Veintidós personas cayeron el miércoles bajo las balas. Nosotros, ciudadanas y ciudadanos de Túnez, queremos expresar desde aquí nuestro pésame a sus familiares. Estamos a su lado en esta tragedia por la que pasan.

Son momentos difíciles pero nosotros, ciudadanas y ciudadanos de Túnez, seguimos en pie, decididos a hacer realidad nuestra experiencia democrática. Tras la caída de la dictadura el 14 de diciembre de 2014, hemos encontrado innumerables obstáculos, pero los hemos superado. El miércoles, este atentado contra nuestra cultura, contra nuestra economía y contra nuestra representación nacional, supone el golpe más duro que hemos recibido. Pero ya nos estamos poniendo en pie de nuevo.

Nosotros somos la inmensa mayoría. Sabemos que una minoría descarriada de compatriotas se ha dejado seducir por el totalitarismo que se esconde bajo la bandera de la yihad armada. La democracia resulta insoportable a los ojos de esta minoría que emplea todos los medios a su alcance, empezando por la violencia, para intentar destruirla. Sabemos que esta minoría cuenta con muchos apoyos exteriores.

Sean cuales sean las dificultades, y las hay, resistiremos. Es el Túnez ciudadano, el Túnez de las manifestaciones contra el obscurantismo de todos estos últimos años, el país de las sentadas en el Bardo, el país de las mujeres y los hombres que se movilizan por la libertad, un país que no se doblegará. Esta es nuestra repuesta al sangriento ataque del museo. Unidos ganaremos la batalla. El Estado debe cumplir su deber de proteger a la población. Nosotros cumpliremos también con el nuestro. La respuesta a los asesinos no se puede dar únicamente en clave de seguridad. Nuestra respuesta debe ser, sobre todo, una respuesta basada en la defensa de nuestros principios.

Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas políticas y democráticas tunecinas para mantener un único objetivo, el interés nacional. No tenemos tiempo que perder para ponernos en marcha en la dirección que hemos elegido.

Damos las gracias a todos los Estados amigos y socios de Túnez por su apoyo, pero hacemos un llamamiento para que hagan realidad este apoyo y concreten las promesas de ayuda. Les instamos a que aclaren sus alianzas en la región. Es necesario que cesen la colaboración con los Estados instigadores del yihadismo mundializado. Por eso, pedimos a la comunidad internacional que no participe en el Mundial de Fútbol que se celebrará en el emirato petrolero de Qatar. Este podría ser el primer gesto que ponga de manifiesto la voluntad internacional de hacer frente a los banqueros del terrorismo, comenzando por los estados del Golfo y Qatar. Muchas gracias de nuevo por su presencia. Esperamos que sean muchos los que vengan a Túnez, así podrán comprobar que nunca bajaremos los brazos.

Ver la intervención de Souhayr Belhassen en France Inter el 19/03 aquí (en francés):


S. Belhassen : "C'est sous l'autorité d... par franceinter

Leer más
communique