Moción adoptada en el 39 Congreso de la FIDH sobre la situación en Siria

26/08/2016
statement
es fr

El 39.º Congreso de la FIDH ha debatido sobre el conflicto de Siria, sobre los miles de personas muertas, heridas y desaparecidas y los millones de personas desplazadas y refugiadas. Ante esta situación inhumana, estas masacres y las constantes vulneraciones graves de los derechos humanos y crímenes contra la humanidad, la FIDH se compromete a lo siguiente:

1- Proseguir sus esfuerzos para remitir a la Corte Penal Internacional la situación en Siria y, de modo más general, para que se garantice el procesamiento y el enjuiciamiento de los responsables de todos los delitos cometidos por todas las partes, estatales como no estatales.

2- Promover la necesaria distinción entre las cuestiones de carácter humanitario, por una parte, y las negociaciones políticas mantenidas entre las diferentes partes del conflicto, por otra, con el fin de impedir la instrumentalización de estas cuestiones por parte del Gobierno sirio.

3- Instar al cese de la vulneración de las normas internacionales relativas a las armas no convencionales, especialmente por parte del régimen sirio, y a actuar de forma urgente para lo siguiente:
a. El fin inmediato de los ataques contra la población civil, las instalaciones de carácter civil, como los hospitales, las escuelas y los mercados, así como contra las infraestructuras civiles;
b. El levantamiento inmediato de todos los asedios impuestos en las diferentes regiones, la garantía de la seguridad y la protección de la población civil en estas zonas e impedir el desplazamiento forzado de la población hacia otras regiones;
c. La puesta en libertad de todas las víctimas de desaparición forzadas, de las personas detenidas arbitrariamente, presas y presos de opinión, defensoras y defensores de los derechos humanos, niñas, niños y mujeres; el fin inmediato de la tortura y en las cárceles y de los centros de detención;
d. La apertura de una investigación internacional sobre la utilización, por parte de todos los beligerantes —tanto nacionales como internacionales—, de armas prohibidas por el derecho internacional, ya se trate de armas químicas, bombas de fósforo, de fragmentación o de napalm.

4- Garantizar la protección de todas las personas sirias refugiadas, tal como contempla el Convenio de Ginebra de 1951 y los demás convenios internacionales en los que se reglamenta esta cuestión;

5- Afirmar que el Golán es un territorio sirio ocupado y oponerse a toda política y medida que tome Israel para reforzar su ocupación del Golán y su dominio sobre la población siria, a través de expropiaciones y desviación de los recursos naturales, como el agua y el petróleo, así como el refuerzo de la colonización; afirmar su apoyo a los 25.000 ciudadanas y ciudadanos sirios que permanecieron en el Golán y pedir al ocupante israelí que cese toda vulneración de sus derechos y las discriminaciones contra ellos.

6- Apoyar las acciones judiciales emprendidas por el Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión (SCM) en relación a la detención arbitraria y la tortura ejercida por el Gobierno sirio contra miembros del SCM, que ha dado lugar a la muerte de A. Ghazoul, así como a la desaparición forzada a manos del grupo armado Jeysh Al Islam de Razan Zaytouneh, Nazem Hamada, Wael Hamada y Samira Alkhalil, miembros del Centro de Documentaciones de Violaciones (VDC), un programa del SCM.

Leer más