La situación en Libia es deferida al Tribunal Penal Internacional : Gadafi podría ser juzgado por crímenes de lesa humanidad. Los crímenes deben cesar inmediatamente

27/02/2011
Comunicado
en es fr

En una resolución adoptada el sábado 26 de febrero 2011, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decidió por unanimidad de sus miembros, deferir la situación de Libia al Tribunal penal internacional (CPI). La FIDH se congratula ante esta remisión y espera que esta acción tendrá un efecto disuasivo inmediato en la comisión en curso que trata de los atroces delitos cometidos contra la población civil.

“El pueblo libio ha vivido una semana sangrienta y lo lamentamos profundamente. Apoyamos decididamente la remisión a la CPI por parte del Consejo de Seguridad. Gadafi y sus allegados deben rendir cuentas del asesinato sistemático y obcecado de centenares de ciudadanos. Esperamos sinceramente que la remisión tendrá un efecto preventivo sobre la perpetración de otros delitos.
Exhortamos al gobierno libio a poner término inmediatamente a la eliminación de manifestantes y de la población civil” declaró Souhayr Velasen, presidente de la FIDH.

Previamente, en la misma semana, la FIDH había alertado a la comunidad internacional sobre la represión extremadamente grave y sangrienta que tenía lugar en Libia.
Los mercenarios a las órdenes de Gadafi perpetraron matanzas con el fin de eliminar a los ciudadanos que manifestaban contra el régimen y también para aterrorizar y reprimir de manera indiscriminada a los demás ciudadanos sin ningún motivo.
Los extranjeros, acusados por Kadhafi de apoyar a los manifestantes, fueron asimismo objeto de ataques.

Según la FIDH los delitos cometidos contra la población civil pueden ser considerados como crímenes de lesa humanidad y por ende incumben a la CPI.
Los discursos de Gadafi indican claramente que la represión sangrienta contra los ciudadanos fue ordenada, deseada y ejecutada por él mismo, con la ayuda de sus allegados.

“Tememos que los que ejecutaron esos crímenes hayan también tomado medidas para hacer desaparecer los cadáveres, en un intento de eliminar todas las pruebas de sus fechorías. Instamos a la Oficina del Fiscal de la CPI a iniciar urgentemente su investigación sobre los crímenes, para reunir todos los elementos necesarios para perseguir en justicia a los mas altos responsables” declaró Patrick Baudouin, abogado ante la CPI y Presidente de honor de la FIDH.

La FIDH se congratula asimismo de que la decisión de remitir el caso a la CPI haya sido adoptada por todos los miembros del Consejo de Seguridad, incluídos los tres miembros permanentes que no han ratificado el Estatuto del Tribunal (Estados Unidos, Rusia, China). Se trata de un paso importante en la lucha contra la impunidad.

Por último, la FIDH toma nota con satisfacción de la adopción de las medidas que preconizaba: la congelación de los haberes del coronel Gadafi así como el embargo del armamento y los pertrechos militares y de seguridad.

Leer más
communique