Nuevas pruebas de crímenes cometidos por israelíes contra detenidos palestinos: el Fiscal de la CPI debe investigar

© Activestills

París, Jerusalén, 10 de junio de 2022 - Esta semana, la FIDH y su organización miembro en Israel, el Public Committee Against Torture in Israel (PCATI), han presentado una comunicación conjunta ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) en la que denuncian los presuntos crímenes cometidos por la Agencia de Seguridad israelí contra detenidos palestinos. La comunicación arroja luz sobre la política sistemática de tortura, trato inhumano y traslado forzoso de palestinos por parte de las autoridades israelíes, lo que constituye crímenes de guerra.

Leer el comunicado en hebreo

"La comunicación demuestra que los agentes de seguridad israelíes y otros funcionarios del Estado han torturado, degradado y tratado de forma inhuman de manera sistemática a personas palestinas sospechosas de estar implicadas en delitos contra la seguridad nacional".

Alice Mogwe, presidenta de la FIDH

Tras un examen preliminar de cinco años y un año y medio de procedimientos judiciales para aclarar la competencia territorial de la Corte, la Fiscalía de la CPI inició una investigación sobre la situación de Palestina el 3 de marzo de 2021. La investigación se centra principalmente en los crímenes de guerra cometidos desde el 13 de junio de 2014 en Gaza y Cisjordania, incluido Jerusalén Este. La comunicación presentada esta semana pide que se incluyan en el ámbito de la investigación los crímenes de guerra de tortura, trato inhumano, deportación ilegal y violación del derecho a un juicio justo cometidos por agentes de seguridad israelíes y otros funcionarios del Estado contra palestinos.

"La comunicación demuestra que los agentes de seguridad israelíes y otros funcionarios del Estado han torturado, degradado y tratado de forma inhuman de manera sistemática a personas palestinas sospechosas de estar implicadas en delitos contra la seguridad nacional. Los han deportado ilegalmente de los territorios palestinos a Israel con el fin de someterlos a dicho trato; les han negado el derecho fundamental a un juicio justo. Dada la evidente falta de investigaciones enjuiciamientos genuinos por estos crímenes internacionales a nivel nacional, la CPI debe tomar medidas decisivas contra la impunidad", declaró Alice Mogwe, presidenta de la FIDH.

Esta comunicación se basa en 17 casos en los que clientes de PCATI fueron secuestrados en los territorios palestinos ocupados (TPO) para ser interrogados por la Agencia de seguridad israelí, lo que implicó tortura y tratos inhumanos y degradantes. Las pruebas demuestran que equipos de soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel y agentes de la Agencia de Seguridad de Israel detuvieron sistemáticamente a palestinos en el territorio palestino ocupado, para posteriormente deportarlos a lugares de detención fuera del territorio palestino ocupado, sometiéndolos a tortura. Entre 2001 y junio de 2021 se presentaron ante el Ministerio de Justicia de Israel más de 1.300 denuncias de tortura por parte de las autoridades israelíes. Éstas han dado lugar a dos investigaciones penales pero a ninguna acusación.

"PCATI ha representado a cientos de víctimas de tortura durante más de 30 años. Sin embargo, ningún agente de los que participaron en los interrogatorios ha sido juzgado por estos actos bárbaros en Israel.".

Tal Steiner, directora ejecutiva de PCATI

"PCATI ha representado a cientos de víctimas de tortura durante más de 30 años. Sin embargo, ningún agente de los que participaron en los interrogatorios ha sido juzgado por estos actos bárbaros en Israel. Esto demuestra que el sistema de justicia israelí no ofrece protección contra el uso de la tortura. Creemos que la justicia internacional es el último recurso para detener finalmente la práctica de la tortura en Israel. Invitamos a la Fiscalía a que escuche el llamamiento a la justicia de las víctimas y a que tome medidas de investigación activas para que los autores rindan cuentas", declaró Tal Steiner, directora ejecutiva de PCATI.

Para esta comunicación, la FIDH y PCATI contaron con el apoyo del socio de Global Diligence, Alexandre Prezanti.

Contexto:
El 16 de enero de 2015, el Fiscal de la CPI anunció el inicio de un examen preliminar sobre la situación en Palestina, tras la presentación de una declaración del Estado de Palestina en la que aceptaba la jurisdicción de la Corte sobre los crímenes internacionales cometidos desde el 13 de junio de 2014 en su territorio, a saber, Gaza y Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental. En diciembre de 2019, el Fiscal concluyó que estaba justificada una investigación, aunque indicó que era necesario confirmar el territorio sobre el que la Corte puede ejercer su jurisdicción. El 5 de febrero de 2021, la Sala de Cuestiones Preliminares I decidió, por mayoría, que la jurisdicción territorial de la Corte en la situación de Palestina, "un Estado parte en el Estatuto de Roma de la CPI", se extiende al territorio ocupado por Israel desde 1967, a saber, Gaza y Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental. El 3 de marzo de 2021, el fiscal de la CPI anunció la apertura de una investigación completa sobre la situación de Palestina.

La Fiscalía centra sus investigaciones en los hechos ocurridos a partir de junio de 2014.

Para más información sobre las etapas previas a la apertura de la investigación de la CPI sobre Palestina, consulte los Happenings in The Hague de la FIDH sobre la situación del Estado de Palestina ante la CPI.

Puede acceder a la versión en hebreo del resumen ejecutivo de la comunicación aquí

Leer más
statement