No al periodismo vergonzoso y a la represión de las personas homosexuales en Egipto

05/01/2015
Comunicado
ar en es fr

¡Di no a estas prácticas despreciables!


El 8 de enero de 2014, el programa “Lo escondido” (Al Mestajabi) de la periodista egipcia, Mona Iraqi, emitió un reportaje sensacionalista sobre la detención de treinta y tres personas, clientes y empleados de una casa de baños para hombres.

En el reportaje, se llevó a los clientes del baño turco, desnudos y acurrucados, a la comisaría de policía. Durante la intervención, no se hizo ningún intento para proteger la identidad de las personas, cuyos rostros fueron grabados y transmitidos por las cámaras del programa. Mona Iraqi, además, publicó las fotos de la redada en su cuenta de Twitter.

La redada de la policía nunca habría tenido lugar sin Mona Iraqi, ya que fue esta pseudoperiodista quien informó a las fuerzas del orden. Según el periódico francés, Courrier International, Mona Iraqi ya tenía preparado su reportaje una semana antes de los hechos, pero había aplazado su realización en espera de la intervención de la policía.

Este vergonzoso reportaje, que utiliza métodos totalitarios como el de los informantes, refleja las dificultades que viven en Egipto los homosexuales y aquellos que son acusados de serlo. Esta difícil situación ha alcanzado niveles más preocupantes que nunca.

Además, se han presentado cargos contra todas las personas detenidas. La homosexualidad no es un delito propiamente dicho en Egipto, pero las personas detenidas en casos similares, a menudo son acusadas de cometer actos de libertinaje e incluso, en ocasiones, de prostitución. La pena máxima para el libertinaje es de tres años de prisión, aunque a veces se añaden otros cargos más para prolongar la pena. El juicio de las personas detenidas durante el programa televisivo inició el domingo 21 de diciembre en El Cairo.

Según Dalia Abdel Hameed, miembro de Iniciativa Egipcia por los Derechos Personales (EIPR), citada por el periódico Le Point Afrique, “la caza a los homosexuales ha sido constante desde el regreso del gobierno militar en Egipto. Desde junio 2013, se han efectuado 150 detenciones y las sentencias pueden ser de hasta ocho o nueve años de prisión.”

Los indignos métodos usados por la periodista Mona Iraqi y la caza a los homosexuales en Egipto son contrarios al derecho a la intimidad de las personas y a la dignidad humana.

Hay que oponerse y decir NO a este tipo de prácticas, a las acusaciones y a la represión de las personas homosexuales en Egipto. Firma esta petición para pedirle al Gobierno egipcio que libere a estos 26 hombres que no han cometido ningún delito.

Leer más
communique