El General argelino Khaled Nezzar

25/04/2001
Comunicado

El miércoles el 25 de abril, una denuncia fue presentada en contra del General argelino Khaled Nezzar en París. El jueves 26 de abril, ha huido de Francia.
La FIDH se felicita de la rapidez de la Fiscalía de París para escuchar a los autores de la denuncia. Deplora que nos se hayan tomado medidas contra la más que posible huída del General.

La Convención de las Naciones Unidas y la ley francesa de procedimientos penales requieren no obstante dichas medidas explícitamente. Es lamentable que Nezzar haya podido escapar a la justicia con tanta facilidad.

El General Nezzar fue ministro de Defensa de 1990 a 1993, y Presidente del Alto Consejo de Estado, y ordenó actos de tortura contra los autores de la denuncia y sus familias. Ningún obstáculo jurídico se opuso a su arresto en Francia. Las investigaciones llevadas a cabo por varias ONG y los testimonios recabados permiten asegurar que el General Nezzar fue uno de los artífices de la política de tortura conducida sistemáticamente en Argelia. De cualquier modo, como ministro de defensa y Presidente del Alto Consejo de Estado, no podía ignorar dichas practicas y debía ponerles fin. Khaled Nezzar, en la actualidad ex ministro y General retirado, no goza de inmunidad alguna.

La huida del señor Nezzar no puede sino ser interpretada como una confesión de culpabilidad por los crímenes de tortura que le achacan los denunciantes. La lucha contra la impunidad constituye una prioridad para Argelia. En este país, diez años después de una de las mayores crisis del Mediterráneo, mueren personas todos los días. En Argelia desde 1992 ha habido más personas desaparecidas que en Chile bajo el régimen de Pinochet.
El arresto del General Nezzar hubiese significado un paso importante en esta vía.

Aunque hoy haya escapado a la justicia francesa, la determinación de las victimas y sus familias en su lucha por la verdad y la justicia permanecerá intacta.

Leer más
communique