Uzbekistán: El viaje a Praga de Karimov se aplaza indefinidamente debido a la movilización de grupos de defensa de derechos humanos.

14/02/2014
Impacto
en es fr ru

El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov tenía previsto viajar a Praga el día 20 de febrero de 2014, pero su viaje suscitó una gran oposición entre los grupos de defensores de los derechos humanos.

Más de treinta organizaciones, entre las que se encuentra la FIDH, pusieron en marcha una campaña para que el presidente de la República Checa, Miloš Zeman, cancelara la visita. Mutabar Tadjibaeva, presidenta de FIDH y miembro de "Fiery Hearts Club", así lo denuncia en una carta abierta.

Al principio, la campaña obtuvo una chocante respuesta por parte del presidente Zeman, quien recomendó a los autores de la protesta “más conciencia y menos hipocresía”, algo que las organizaciones rebatieron mediante una extensa lista de abusos de los derechos humanos cometidos en Uzbekistán y de las muchas campañas sobre estos problemas. Como consecuencia, muchos ministros checos cancelaron las reuniones previstas con el presidente uzbeko. Posteriormente, el señor Karimov "aplazó" su visita a la República Checa.

Es este un gran triunfo de la solidaridad internacional que supone un claro mensaje tanto para los defensores de los derechos humanos encarcelados en Uzbekistán como para los líderes del resto de países europeos que deseen invitar a autores de graves delitos contra los derechos humanos. El hecho de que el avión de Karimov no vaya a aterrizar en el aeropuerto dedicado a Vaclav Havel es todo un símbolo.

Leer más
impact