CARTA ABIERTA al Presidente y al Primer Ministro de la República de Turquía acerca del uso desproporcionado de la fuerza por la policía


La carta fue firmada también por las organizaciones siguientes, miembros de la FIDH :

Human Rights Commission of Pakistan Ligue des Droits de l’Homme - Francia Philippine Alliance for Human Rights Advocates - Filipinas Zimrights - Zimbabwe Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia
Comision Ecuménica de Derechos Humanos - Ecuador Fundacion Regional de Asesoria en Derechos Humanos - Ecuador Internationale Liga fur Menschenrechte - AlemanIa Observatoire Congolais des Droits de l’Homme - República Democrática del Congo Association Marocaine des Droits de l’Homme - Marruecos
Ligue Hellenique des Droits de l’Homme - Grecia Asociacion Pro Derechos Humanos - Peru Bahrain Center for Human Rights Gulf Center for Human Rights Ligue Tunisienne des Droits de l’Homme - Tunisia
KontraS - Indonesia Human Rights Center - Georgia Kenya Human Rights Commission Comite Permanente por a defensa de los Derechos Humanos - Colombia Foundation for Human Rights Initiative - Uganda
Ligue Djiboutienne des Droits Humains - Djibouti Ligue Rwandaise pour la Promotion - Rwanda International League for Human Rights - Estados Unidos Civil Liberties Organization - Rwanda Ligue Algérienne de Défense des Droits de l’Homme - Algeria
Human Rights Association - Turkey

Paris, Ankara, 5 de junio de 2013

Señor Presidente, Señor Primer Ministro,

La Federación internacional de derechos humanos y sus organizaciones miembro en Turquía, la Fundación de derechos humanos (TIHV-Turkiye Insan Haklari Vakfi) y la Asociación de derechos humanos (IHD- Insan Haklari Demegi) desean expresarles su más profunda preocupación e indignación por la gran desproporción de violencia policial en torno a las manifestaciones iniciadas el 27 de mayo de 2013.

Estas manifestaciones inicialmente convocadas en contra de un proyecto de urbanismo alrededor del Parque Gezi, se transformaron rápidamente en un movimiento de contestación contra la opresión, especialmente en respuesta a la violencia policial de la cual fueron objeto los manifestantes de la plaza Taksim.

A la fecha, y de acuerdo con la información de la Asociación Médica de Turquía, 2.800 personas resultaron heridas en las manifestaciones en Ankara, Izmir y Estambul únicamente. La primera muerte fue anunciada el lunes 3 de junio, la segunda fue el martes. Más de tres mil personas fueron detenidas y actos de tortura y/o tratos inhumanos y degradantes han sido reportados según la TIHV, miembro de la FIDH.

Nuestras organizaciones miembro TIHV e IHD pudieron documentar el uso excesivo y desproporcionado de gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, en violación del derecho internacional, especialmente los Principios de la ONU sobre el uso de la fuerza y ​​de armas de fuego por los agentes de las fuerzas del orden.

Así, los cartuchos de gas lacrimógeno fueron reiteradamente lanzados para reprimir las manifestaciones inicialmente pacíficas. Muchos de ellos también fueron dispersados ​​desde helicópteros situados sobre zonas residenciales sin manifestantes. En varias ocasiones, cartuchos fueron lanzados al interior de las residencias, en violación, sobre todo, de los principios de necesidad y de proporcionalidad.

Además, en varias ocasiones los cartuchos de gas lacrimógeno fueron disparados a corta distancia, y dirigidos hacia la cabeza de los manifestantes. Esto ha dado lugar a numerosas lesiones en los ojos y a causado numerosos traumatismos craneanos.

Igualmente, el uso de gas de naturaleza indeterminada y muchos de los ataques contra ambulancia impidieron repetidamente la asistencia médical a los heridos en las protestas.

Con este contexto, los instamos a garantizar el derecho a la manifestación pacífica y a la libertad de expresión, liberar a todos los manifestantes pacíficos detenidos, garantizar el acceso a la atención médica a las personas necesitadas, poner fin de manera inmediata a todos los actos de violencia policial contra los manifestantes, establecer una comisión de investigación, independiente e imparcial, sobre las denuncias de tortura y tratos inhumanos, así como sobre el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los órganos policiales,

Como lo señalamos recientemente durante el 38o Congreso de la FIDH, al Presidente de la República y al Primer Ministro, la FIDH se encuentra particularmente preocupada por las violaciónes sistemáticas y recurrentes de la libertad de expresión en Turquía. Los recientes acontecimientos sólo pueden reforzar nuestra preocupación de que el gobierno favorece el autoritarismo y la represión como respuesta a las preocupaciones legítimas expresadas por los manifestantes, en vez del diálogo y la concertación.

Los instamos una vez más a profundizar sobre las reformas necesarias para el éxito de la transición en Turquía, tal como lo habíamos expresado en nuestro llamado para implementar las Ocho Medidas Esenciales. La garantía de la libertad de expresión y su corolario, la libertad de manifestación pacífica constituyen una de las piedras angulares de estas reformas.

Agradeciéndoles de antemano por la atención prestada a nuestra carta, nos suscribimos ante ustedes muy respetuosamente,

Karim Lahidji
Presidente de la FIDH

Ozturk Turkdogan
Presidente de la IHD

Metin Bakkalci
Secretario General de la HRFT

Leer más
communique