Rusia está harta de los derechos humanos: los verdaderos motivos de la liquidación de Memorial

International Memorial and Memorial Human Rights Center

París, Moscú: 20 de julio de 2022 – A principios de 2022, dos de las organizaciones de derechos humanos más reputadas de Rusia, International Memorial y Memorial Human Rights Center, fueron liquidadas por incumplir una de las célebres leyes rusas sobre "agentes extranjeros". Un nuevo informe publicado por la Federación Internacional de Derechos Humanos ofrece una visión extraordinaria de este procedimiento de liquidación, que vulnera de forma flagrante el derecho internacional de los derechos humanos.

En el informe publicado el 20 de julio de 2022, Chronicle of a Death Foretold: the Liquidation of Legendary Human Rights Organisations in Russia [Crónica de una muerte anunciada: la liquidación de las organizaciones legendarias de derechos humanos en Rusia], la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH), que supervisó el procedimiento de liquidación, describe el proceso, lo analiza a la luz de lo dispuesto por el derecho internacional de derechos humanos y expone sus repercusiones para el movimiento de derechos humanos en general en el país.

El informe de la FIDH concluye que esta liquidación, que comenzó en noviembre de 2021 y finalizó con el agotamiento de todos los recursos en abril de 2022, vulneró las libertades de asociación y expresión de las organizaciones, fue discriminatoria y estaba basada en motivos políticos. El cierre forzoso de las dos organizaciones de Memorial tendrá sin duda un efecto devastador para las víctimas de las actuales violaciones de los derechos humanos y para quienes pretenden obtener justicia por los abusos cometidos durante la era soviética en Rusia.

"Los verdaderos motivos que subyacen en estos procedimientos de liquidación quedaron claramente reflejados en el transcurso de los juicios, eliminando cualquier duda. El Estado se ha hartado de que las organizaciones de Memorial critiquen las violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen actual, así como las de su predecesor soviético, especialmente en un momento en el que tales críticas podrían socavar el esfuerzo bélico en Ucrania."

Ilya Nuzov, jefe de la oficina de Europa del Este y Asia Central de la FIDH.

Las denuncias simultáneas presentadas por los fiscales locales y federales contra estas organizaciones pretendían lograr su disolución por reiteradas violaciones de la legislación sobre agentes extranjeros, supuestas violaciones de las normas internacionales de derechos humanos, como la Convención sobre los Derechos del Niño, y, en el caso del Centro de Derechos Humanos Memorial, por justificar el terrorismo. Estos kafkianos procedimientos reflejan lo absurdo de las acusaciones.

"A pesar de los intentos de las autoridades rusas de liquidar Memorial, continuaremos la lucha por la verdad y contra la impunidad, desde el terror bolchevique hasta la primera y segunda guerra de Chechenia, Siria y Ucrania".

Alexander Tcherkassov, miembro de la junta directiva del Centro de Derechos Humanos Memorial

"Antes de comenzar esta terrible guerra, el Estado ruso necesitaba deshacer las organizaciones de derechos humanos y la idea misma de derecho. Creo que este juicio debería figurar en los libros de texto de historia para mostrar el absoluto desprecio por la justicia y el derecho por parte de la judicatura y la fiscalía rusa al final de la era Putin. Espero que muy pronto asistamos al juicio de estos jueces que han tomado la decisión ilegal de liquidar Memorial".

Natalia Morozova, Centro de Derechos Humanos Memorial.

International Memorial es una organización no gubernamental que investiga la represión política en las antiguas repúblicas soviéticas y promueve la rehabilitación psicológica y jurídica de las personas sometidas a la represión política. Memorial HRC, una organización miembro de la FIDH, es una de las primeras entidades de derechos humanos sin ánimo de lucro de la Rusia actual. Memorial HRC recopila y mantiene una lista de presos políticos según la definición aprobada por la resolución 1900 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE).

Leer el informe (en inglés):

Leer más
rapport