Europa: ¡Hay que acabar con esta vergonzosa política!

La FIDH denuncia lo inadecuado de la respuesta aprobada anoche por el Consejo Europeo como reacción a la actual tragedia del Mediterráneo.

Los Estados europeos decidieron triplicar el presupuesto de las operaciones que lleva a cabo Frontex, cuyo mandato según las declaraciones realizadas por el director de la agencia, Fabrice Leggeri, no incluye salvar vidas. Las medidas anunciadas –reforzar cooperación política, destruir las embarcaciones de los traficantes, establecer nuevos programas de retorno– continúan avanzando en la dirección equivocada, dando prioridad a garantizar la seguridad de las fronteras europeas en vez de a proteger los derechos humanos de los migrantes. Las medidas de seguridad no han funcionado anteriormente y no funcionarán en el futuro.

Contrariamente a las recomendaciones formuladas por las organizaciones de derechos de los migrantes, que presentan una única postura, los Estados miembros de la Unión Europea (UE) no han aprobado ninguna medida que contemple el establecimiento de una operación de alcance europeo de búsqueda y rescate ni la apertura de canales de migración seguros y legales.

"Mientras no se establezcan vías de acceso a la UE legales y seguras estas personas seguirán desafiando al mar en su búsqueda de protección y de una vida mejor y seguirán acumulándose cadáveres en la frontera europea. Solo si reconocemos nuestra humanidad común será posible terminar con estas tragedias," declaró Karim Lahidji, presidente de la FIDH.

Para más información, véase la carta abierta (en inglés) de la FIDH al Consejo Europeo, publicada el 23 de abril.

Leer más
communique