Belarús: Tras más de un mes en detención, es necesario liberar a los miembros de Viasna

20/08/2021
Declaración
en es

París-Ginebra, 20 de agosto de 2021 — Hace un mes que las fuerzas del orden de Belarús detuvieron arbitrariamente a la directiva de Viasna. Con ello, el número total de miembros de Viasna que se encuentran encarcelados asciende actualmente a siete, ya que anteriormente habían sido detenidos otros cuatro. La falta de transparencia con respecto a la naturaleza de las acusaciones contra ellos, la imposibilidad de comunicar con las personas detenidas y las pésimas condiciones de detención son absolutamente indignantes. El Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos (una colaboración FIDH-OMCT) insta a las autoridades de Belarús a liberar inmediata e incondicionalmente a los miembros de Viasna y pide que se ponga fin a la creciente represión contra las organizaciones de la sociedad civil en el país.

Desde hace más de un mes, Ales Bialiatski, Director del Centro de Derechos Humanos Viasna, una de las principales organizaciones de derechos humanos del país y miembro de las redes de la FIDH y de la OMCT, Valiantsin Stefanovic, miembro de la Junta Directiva de Viasna y vicepresidente de la FIDH, así como Uladzimir Labkovich, abogado y coordinador de la campaña "Defensores de los Derechos Humanos por unas Elecciones Libres", se encuentran detenidos arbitrariamente en el centro de encarcelamiento preventivo n.º 1 de la calle Valadarskaha de Minsk.

El 14 de julio de 2021, estos tres defensores de los derechos humanos fueron detenidos junto con otras ocho personas activistas de los derechos humanos, entre ellos seis miembros de Viasna, en el marco de la investigación de las causas penales abiertas en virtud del artículo 342, partes 1 y 2, del Código Penal de Belarús ("organización y preparación de acciones que violan el orden público o participación activa en dichos actos") y del artículo 243, apartado 2, del Código Penal ("evasión fiscal"). Tras varios registros, interrogatorios y unos días de aislamiento temporal en la calle Akrestsina, los activistas de derechos humanos de Viasna fueron trasladados al centro de detención nº 1 de la calle Valadarskaha. La naturaleza de las acusaciones contra estas personas sigue sin estar clara, ya que se está ocultando la investigación al público por todos los medios, a la defensa letrada de las personas detenidas se le prohíbe revelar información sobre sus casos, y al Sr. Labkovich no se le permitió en absoluto ver a su abogado durante los primeros días de su detención. El contacto con sus familias también está muy limitado: no se permiten las visitas familiares, y parte de la correspondencia se pierde, ya que no todas las cartas enviadas por los familiares llegan a las personas detenidas, y viceversa.

Estas detenciones forman parte de una oleada de redadas realizadas por las autoridades (EN) contra organizaciones de derechos humanos vinculadas a Viasna, que se llevaron a cabo un día después de que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptara una resolución de condena de la situación de los derechos humanos en Belarús. Más de 30 personas fueron interrogadas y 13 de ellas fueron retenidas durante un periodo de 72 horas, entre ellas 11 miembros del personal de Viasna. Diez de ellas fueron liberadas posteriormente, pero la mayoría sigue acusada de varios cargos y tiene prohibido viajar.

El 14 de agosto de 2021, una antigua empleada de Viasna, Nasta Loika, que trabaja actualmente para la organización de derechos humanos Human Constanta, fue detenida en relación con el caso contra Viasna. Aunque fue puesta en libertad el 16 de agosto, sigue estando sometida a detención domiciliar y a la prohibición de viajar, y se enfrenta a acusaciones similares a las de otros miembros del personal de Viasna por colaborar en la evasión fiscal.

Un mes después de esta ofensiva, la represión de las organizaciones de la sociedad civil en Belarús continúa aumentando peligrosamente. Viasna informó de que, el 22 de julio de 2021, el Ministerio de Justicia cerró 53 organizaciones. A mediados de agosto de 2021, se habían clausurado 114 organizaciones de la sociedad civil o se encontraban en proceso de liquidación, alegando supuestas cuestiones formales, como el incumplimiento de sus estatutos, o por haber recibido dos avisos por parte del Ministerio de Justicia en el transcurso de un año. El Observatorio indica asimismo que, hasta la fecha, unas 30 personas defensoras de los derechos humanos han sido arrestadas o acusadas de delitos y actualmente se encuentran detenidas, se ha condenado a penas de encarcelamiento a tres de ellas y se ha inhabilitado a 23 abogados/as.

El Observatorio recuerda que Viasna lleva más de dos décadas en el punto de mira del Gobierno bielorruso. Otros cuatro miembros de Viasna, a saber, Leanid Sudalenka, Tatsiana Lasitsa, Marfa Rabkova y Andrey Chapyuk, permanecen en prisión preventiva desde finales de 2020 o principios de 2021.
El Observatorio expresa su profunda preocupación por la aceleración de este proceso de criminalización en los últimos meses y recuerda que Viasna desempeña un papel fundamental en la denuncia de esta violencia, incluso a través de la realización de un trabajo de seguimiento esencial.

El Observatorio insta a las autoridades de Belarús a liberar inmediatamente a los miembros del Centro de Derechos Humanos Viasna mencionados, que se encuentran en prisión preventiva, y a poner fin a la actual represión contra las personas defensoras de los derechos humanos y sus organizaciones.

Si desea apoyar a las personas defensoras de los derechos humanos detenidas arbitrariamente en Belarús, puede participar en la campaña de la FIDHy escribirles cartas solidarias.

También puede leer las historias de las cinco personas defensoras de los derechos humanos bielorrusas entrevistadas por la OMCTcon motivo del primer aniversario de las elecciones presidenciales.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (el Observatorio) es un programa creado en 1997 por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la FIDH y tiene por objeto intervenir para prevenir o remediar situaciones concretas de represión contra los defensores y defensoras de los derechos humanos. Tanto la OMCT como la FIDH son miembros de ProtectDefenders.eu, el mecanismo de la Unión Europea para las personas de derechos humanos desarrollado por la sociedad civil internacional.

Leer más
statement