Belarús: Apoye la liberación de los miembros de Viasna y defensores de derechos humanos de Belarús

18/01/2022
Declaración
en es fr

El 14 de enero de 2022 se cumplieron seis meses de la detención del presidente de Viasna, Ales Bialiatski, de su vicepresidente Valiantsin Stefanovich y del abogado Uladzimir Labkovich. Desde ese día, los tres activistas de Viasna se encuentran detenidos y se han precintado las oficinas de Viasna en Minsk. En total, siete personas defensoras de los derechos humanos de Viasna se encuentran actualmente en prisión por llevar a cabo su legítima labor en materia de derechos humanos.

La comunidad internacional debe mantener la presión sobre las autoridades bielorrusas para que:
• Cumplan plenamente sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos como parte del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.
• Respeten y protejan plenamente el trabajo de las personas defensoras de los derechos humanos.
• En consonancia con estas obligaciones, pongan en libertad a Marfa Rabkova, Andrei Chepyuk, Tatsyana Lasitsa, Leanid Sudalenka, Ales Bialatski, Valiantsin Stefanovich y Uladzimir Labkovich de forma inmediata e incondicional, retiren las acusaciones en su contra y las que pesan contra otros miembros del personal y del voluntariado de Viasna, y garanticen su derecho a exigir reparaciones por persecución ilegal.

Los miembros de Viasna se enfrentan a cargos de "organización y financiación de acciones en grupo que atentan gravemente contra el orden público" (partes 1 y 2 del artículo 342) y "evasión de impuestos" (parte 2 del artículo 243 del Código Penal). Concretamente, las autoridades alegan que Viasna no había inscrito oficialmente a su organización, eludiendo así su reconocimiento como agente fiscal [en 2003, las autoridades dieron de baja a la organización y, a pesar de los numerosos intentos de volver a inscribirla, Viasna se ha visto obligada a continuar su labor sin registro oficial].

No se sabe en qué fase se encuentra la investigación y si se está tomando alguna medida para llevarla a cabo: el equipo defensor está sujeto a cláusulas de confidencialidad y no pueden comunicar nada, ni siquiera a los familiares de las personas encarceladas. Además, las personas activistas tampoco pueden escribir sobre el caso en sus cartas, ya que la censura no les permite enviarlas.

En el marco de esta represión contra Viasna, el 30 de diciembre de 2021, el Tribunal de Distrito de Čychunačny de Homieĺ declaró que el contenido del canal de Telegram y de las redes sociales de Viasna era "material extremista", lo que hizo quienes lo gestionan o utilizan puedan estar sometidos a responsabilidades penales. Se continúa deteniendo e interrogando a los miembros de la organización, sus familias y su voluntariado, a la vez que se practican registros en sus domicilios.

Las personas defensoras de los derechos humanos de Viasna están siendo objeto de una persecución ilegal

Resulta preocupante que ninguno de los miembros del personal ni del voluntariado de Viasna vaya a contar con un juicio justo. Las condiciones de detención son deplorables: todas las personas defensoras de los derechos humanos informan de que su vista se ha deteriorado debido a la oscuridad de las celdas, lo que hace casi imposible la lectura. A la mayoría de las personas defensoras de los derechos humanos no se les ha permitido recibir llamadas telefónicas o visitas de sus familiares, su correspondencia está muy censurada y se bloquea con frecuencia.

Marfa Rabkova, coordinadora de la red de voluntariado de Viasna, fue detenida el 17 de septiembre de 2020, y en enero de 2022 lleva 17 meses en prisión preventiva. El 6 de enero cumplió 27 años, siendo este su segundo cumpleaños consecutivo entre rejas. Marfa está acusada de violar 11 artículos del Código Penal y se enfrenta a hasta 20 años de prisión. Está acusada, entre otras cosas, de organizar disturbios masivos así como acciones contra la seguridad nacional, de crear una organización extremista, dirigir una organización criminal, incitar al odio social, al vandalismo... Entre los episodios que se le imputan hay varios delitos que el equipo de investigación lleva años sin poder resolver... Pronto se transferirá su caso a los tribunales.

Valiantsin Stefanovich, miembro de la junta directiva de Viasna y vicepresidente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), fue detenido el 14 de julio y se enfrenta a una pena de hasta siete años de prisión. En noviembre Valiantsin pasó tres semanas ingresado en un hospital de la prisión con neumonía. Sin embargo, su espíritu sigue fuerte: en sus cartas dice sentirse mejor y agradecer el apoyo y la solidaridad de la gente.

Ales Bialiatski, presidente de Viasna, fue detenido el 14 de julio y se enfrenta a un máximo de siete años de prisión. A lo largo de sus 25 años de trabajo en favor de los derechos humanos, ha recibido numerosos y prestigiosos premios de derechos humanos, como el Premio a la Libertad Andrei Sájarov, el Premio a los Derechos Humanos Václav Havel de la PACE y el Premio al Derecho a la Vida. Ha sido nominado al Premio Nobel de la Paz en cinco ocasiones.

Uladzimir Labkovich, abogado de Viasna, fue detenido el 14 de julio y se enfrenta a una pena máxima de siete años de prisión. Se le denegó el acceso a asistencia letrada hasta varios días después de su detención, su correo está sometido a una estricta censura y su familia lleva tres semanas sin recibir cartas suyas.

Andrei Chapiuk, voluntario de Viasna, fue detenido el 2 de octubre de 2020. Andrei está acusado de "participación en desórdenes masivos" y de "pertenencia a una organización criminal". Se enfrenta a hasta siete años de prisión.

Leanid Sudalenka, director de la sede de Homel de Viasna, fue detenido hace casi un año, el 18 de enero de 2021. El 3 de noviembre de 2021 el Tribunal del Distrito de Centraĺny de Homieĺ lo condenó a tres años de prisión y el 14 de enero de 2022 esta decisión se confirmó en apelación.

Tatsyana Lasitsa, voluntaria de la sede de Homel de Viasna, fue detenida hace casi un año, el 21 de enero de 2021. El 3 de noviembre de 2021 fue condenada, junto con Leanid Sudalenka, a dos años y medio de prisión, decisión que más tarde se confirmó en apelación.

A pesar de las condiciones inhumanas y de la presión que se ejerce sobre las personas defensoras de los derechos humanos, mantienen la cabeza alta y siguen siendo una inspiración al demostrar su valor, su dignidad y su compromiso con los valores humanistas. En su carta del 11 de diciembre, con motivo del Día Mundial de los Derechos Humanos, Valiantsin Stefanovic escribió: "Viasna siempre ha sido y sigue siendo una de las organizaciones más brillantes de la comunidad de derechos humanos. Estuvimos presentes en el origen del movimiento de derechos humanos en Belarús en los años 90, hemos estado y seguimos estando en primera línea, siempre al lado del pueblo [...]. Al encarcelar a las personas defensoras de los derechos humanos, [las autoridades bielorrusas] han llamado la atención sobre la importante cuestión de las personas encarceladas por motivos políticos. Por lo tanto, lo hemos hecho todo bien. [...] Un trabajo que a veces parece sin esperanza, pero solo a primera vista. Por lo tanto, queridos amigos, en el día de nuestra profesión, mantengan el brillo en los ojos y estén orgullosos de lo que hacen".

Acerca de Viasna

Fundada en 1996, Viasna es el principal grupo de derechos humanos de Belarús, que supervisa y documenta las violaciones de los derechos humanos y apoya a las víctimas de la represión. Viasna se ha enfrentado al acoso y la interferencia de las autoridades bielorrusas a lo largo de toda su existencia. En 2011, su presidente, Ales Bialiatski, fue condenado a cuatro años y medio de prisión por acusaciones de evasión fiscal y cumplió casi tres años de condena antes de ser liberado gracias a una amnistía en 2014. Las represalias contra Viasna forman parte de una ofensiva más amplia contra la sociedad civil en Belarús. Desde julio de 2021, el Ministerio de Justicia de Belarús ha ordenado el cierre de 200 organizaciones de la sociedad civil.

Leer más
statement