Juegos Europeos de Bakú: Que no se olvide la represión actual en Azerbaiyán

15/05/2015
Llamado urgente
en es fr

Carta de la coalición Sport for Rights, a la que pertenece la FIDH, a los representantes de los Comités Olímpicos Nacionales europeos.

Señores y señoras representantes de los Comités Olímpicos Nacionales europeos:

En nombre de la coalición Sport for Rights, nos dirigimos a ustedes para llamar su atención sobre la creciente represión sin precedentes que está teniendo lugar en Azerbaiyán, con docenas de detenciones políticas, entre ellas de destacados periodistas, defensores y defensoras de los derechos humanos y activistas políticos.

En el periodo previo a los Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Bakú entre el 12 y el 28 de junio, les pedimos que apoyen públicamente al pueblo azerbaiyano y a su derecho a la libertad de expresión y de asociación así como al resto de libertades fundamentales.
El verano pasado, un grupo de activistas azerbaiyanos en favor de los derechos humanos lanzó la campaña Sport for Rights. Esta campaña tiene un objetivo sencillo: Llamar la atención sobre la situación de los derechos humanos en Azerbaiyán en el contexto de los Juegos Europeos. Como han demostrado cientos de informes fidedignos publicados por medios de comunicación, ONG y Gobiernos, la respuesta del Gobierno azerbaiyano a la mera perspectiva de esta iniciativa pacífica ilegítima ha sido una represión verdaderamente sin precedentes.

Desde agosto de 2014, las autoridades azerbaiyanas han llevado a cabo una importante ofensiva contra personas críticas con el Gobierno, que ha dado lugar a detenciones, condenas penales basadas en acusaciones falsas y sentencias de prisión para activistas clave, así como al cierre de docenas de organizaciones de la sociedad civil y de medios de comunicación. Las autoridades continúan acallando las discrepancias y adoptando medidas contra las voces críticas.

Los siguientes son tan solo unos pocos ejemplos de esta frenética oleada de represión:
El 16 de abril, un tribunal de Bakú condenó al destacado defensor de los derechos humanos Rasul Jafarov, fundador de la campaña Sport for Rights, a seis años y medio de prisión, por acusaciones falsas.

Unos días más tarde, el mismo tribunal condenó a Intigam Aliyev, distinguido abogado defensor de los derechos humanos que ha presentado cientos de casos ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a siete años y medio de prisión, también por acusaciones falsas. Ambos permanecen detenidos desde principios de agosto de 2014.
Emin Huseynov, conocido abogado defensor de la libertad de expresión, se ha visto obligado a refugiarse en la embajada suiza de Bakú desde agosto 2014 para evitar ser detenido por las mismas acusaciones.

La veterana defensora de los derechos humanos Leyla Yunus fue detenida el 30 de julio de 2014 acusada falsamente de traición al Estado y otros delitos. Su marido, el profesor de historia Arif Yunus, fue detenido el 5 de agosto de 2014 bajo acusaciones similares.
Khadija Ismayilova, galardonada periodista de investigación que ha denunciado la corrupción y los negocios ilícitos de la élite gobernante, permanece en prisión preventiva desde diciembre 2014, una vez más por acusaciones inventadas. En caso de ser condenada, se enfrenta a una sentencia de hasta doce años de cárcel.

Estas personas, junto a docenas de otros presos políticos, son perseguidas a causa de sus críticas en el ámbito internacional a la situación de los derechos humanos en Azerbaiyán. Les transmitimos estas inquietudes a ustedes, representantes de los Comités Olímpicos Nacionales, porque tienen en sus manos el poder de ayudar. A pesar de la represión que ejerce en su propio país, el Gobierno azerbaiyano se preocupa por su reputación internacional, tal como pone de manifiesto la ingente cantidad de recursos que destina a promocionar una imagen positiva en el extranjero. En el periodo previo a los Juegos Europeos, creemos que una condena pública de esta represión por parte de órganos como el suyo podría contribuir a lograr cambios tangibles y democráticos en este momento crucial.

Stefan Lindeberg, presidente del Comité Olímpico sueco, dio un paso muy positivo el 30 de abril, cuando en su entrevista al periódico Aftonbladet habló claramente de la situación de los derechos humanos y de la actual represión en Azerbaiyán. Afirmó: "Resulta difícil mantener separados el deporte y el buen gobierno, pero para nosotros, en el deporte, resulta fundamental. No apoyamos a Azerbaiyán. Se trata de un régimen que no cumple con las normas, pero seguimos fieles a la idea fundamental del deporte, que es mantener puertas abiertas en vez de cerrarlas." Expresó igualmente su preocupación por los informes sobre las limitaciones a la libertad de prensa impuestas en el país.

Les instamos a que sigan el ejemplo del Comité Olímpico sueco y a que, en línea con el espíritu de los principios de la Carta Olímpica sobre libertad de prensa y dignidad humana, condenen públicamente esta represión y pidan la puesta en libertad de los presos y presas políticos azerbaiyanos. Al realizar una declaración de este tipo, estarían enviando a la sociedad civil azerbaiyana el mensaje de que no está sola en su lucha por las libertades fundamentales. Para docenas de activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos en Azerbaiyán que languidecen tras los barrotes, están en la clandestinidad o se han visto forzados al exilio, este momento de atención internacional es crucial en su lucha por la justicia y la libertad.

Les pedimos que no dejen pasar esta oportunidad de mostrar su apoyo a los derechos fundamentales y a las libertades en Azerbaiyán y ejerzan presión para que se produzcan mejoras concretas en las pocas semanas restantes antes del comienzo de los Juegos.

Les agradecemos su atención en este asunto.
Atentamente,

Thomas Hughes, Executive Director, ARTICLE 19
Olexandra Matviichyk, Head of the Board, Center for Civil Liberties
Nina Ognianova, Project Coordinator, Europe and Central Asia, Committee to Protect Journalists
Maran Turner, Executive Director, Freedom Now
Dauta Przywara, Chair of the Board, Helsinki Foundation for Human Rights
Kaja Haldorsen, Communications Manager, Human Rights House Foundation (HRHF)
Hugh Williamson, Director, Europe and Central Asia, Human Rights Watch
Jodie Ginsberg, Chief Executive, Index on Censorship
Karim Lahidji, President, International Federation for Human Rights (FIDH), within the framework of the Observatory for the Protection of Human Rights Defenders
Jesper Højberg, Executive Director, International Media Support
Simon Papuashvili, Project Coordinator, International Partnership for Human Rights (IPHR)
Petra Havlikova, Project Coordinator of the Women’s Rights Are Human Rights Program, NESEHNUTI
Harry Hummel, Executive Director, Netherlands Helsinki Committee
Bjørn Engesland, Secretary General, Norwegian Helsinki Committee
Emma Hughes, Strategy Director, Platform
Gerald Staberock, Secretary General, World Organisation Against Torture (OMCT), within the framework of the Observatory for the Protection of Human Rights Defenders

Leer más
appelobs