Vietnam: UE debe exigir fin de represión a sociedad civil y respeto de compromisos sobre #DDHH

05/04/2022
Comunicado
en es fr

Bruselas, París, 5 de abril de 2022 La Unión Europea (UE) debe aprovechar el próximo diálogo sobre derechos humanos para exigir al gobierno vietnamita que ponga fin a la represión de la sociedad civil y cumpla sus compromisos derivados del Acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Vietnam, tal como han pedido hoy la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y su organización miembro, el Comité Vietnamita de Derechos Humanos (VCHR). Ambas organizaciones realizaron este llamado antes del próximo diálogo sobre derechos humanos entre la UE y Vietnam que se celebrará el 6 de abril de 2022 en Bruselas.

"Las promesas del gobierno vietnamita de defender las libertades democráticas y los derechos humanos como elemento esencial del acuerdo de libre comercio con la UE se contradicen con la represión que ejerce contra la sociedad civil. La UE no debe seguir tolerando las promesas vanas de Hanoi y debe utilizar el diálogo sobre derechos humanos y otras herramientas para lograr mejoras tangibles en la situación de los derechos humanos."

Adilur Rahman Khan, secretario general de la FIDH.

En un nuevo documento informativo publicado hoy, la FIDH y el VCHR detallan la implacable represión que el gobierno ejerce contra la sociedad civil. Desde el último diálogo sobre derechos humanos entre la UE y Vietnam, que se celebró en febrero de 2020, no ha cesado la alarmante escalada de detenciones, juicios injustos, duras penas de prisión y violencia física contra personas defensoras de los derechos humanos, blogueros/as, líderes de los derechos medioambientales y miembros de la sociedad civil.

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021 fueron detenidas al menos 30 personas, entre ellas tres mujeres, así como activistas, personas críticas con el gobierno y defensoras de los derechos humanos. Al menos 32 personas (entre ellas varias mujeres) han sido condenadas a penas de prisión de hasta 15 años en ese mismo periodo.

Casi todas las personas detenidas arbitrariamente o encarceladas en 2021 fueron acusadas recurriendo a las disposiciones de "seguridad nacional" del Código Penal, como el artículo 117 ("elaborar, almacenar o difundir información, documentos, materiales y artículos contra la República Socialista de Vietnam") y el artículo 331 ("abusar de las libertades democráticas para perjudicar los intereses del Estado"). Las penas de prisión impuestas son especialmente largas, y las mujeres suelen recibir las condenas más duras.

La FIDH y el VCHR están especialmente preocupados por las detenciones y condenas de varias destacadas personas defensoras de los derechos ambientales por su participación en la promoción de la concienciación sobre el Acuerdo de Libre Comercio y el papel de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) en el avance del desarrollo sostenible en Vietnam. Desde junio de 2021, se ha detenido al menos a cuatro importantes activistas ecologistas por supuesta "evasión fiscal" (artículo 200 del Código Penal). Estas detenciones indican una nueva y preocupante pauta de actuación, con el uso de las leyes fiscales de Vietnam para criminalizar a las personas líderes en materia de medio ambiente, y se enmarca en el objetivo más amplio de atacar a quienes lideran a la sociedad civil, así como de reducir su espacio.

"El aporte de la sociedad civil es un componente crucial para la aplicación del Acuerdo de Libre Comercio, y el hecho de que el gobierno vietnamita tenga como objetivo de sus ataques a las personas defensoras de los derechos ambientales es contrario a los compromisos adquiridos por Hanoi en el marco del acuerdo. La UE debe exigir al gobierno vietnamita que conceda a la sociedad civil el derecho sin restricciones de supervisar y documentar la aplicación del Acuerdo de Libre Comercio, sin temor a ser objeto de represalias".

Vo Van Ai, presidente del VCHR.

La FIDH y el VCHR instan a la UE a reconsiderar seriamente los beneficios del diálogo sobre derechos humanos, que el gobierno vietnamita presenta como una demostración de que cumple plenamente con las obligaciones del país en materia de derechos humanos. Tal como está concebido en la actualidad, el proceso, que se celebra a puerta cerrada y carece de hitos, mecanismos de supervisión y procedimientos de seguimiento, no contribuye a reforzar los derechos humanos en Vietnam.

Leer más
communique