En la urgencia por concluir el acuerdo comercial con Vietnam, la Unión Europea elude sus obligaciones en materia de derechos humanos

La FIDH y su organización miembro, el Comité de Derechos Humanos de Vietnam (VCHR), han afirmado hoy que si este tratado se concluye sin lograr una evaluación del impacto en los derechos humanos (EIDH) y sin introducir las medidas necesarias de protección de los derechos humanos, el acuerdo de libre comercio entre EU y Vietnam (ALC) se firmaría en flagrante violación del derecho de la UE.

La FIDH y el VCHR han solicitado de nuevo a la Comisión Europea (CE) que se lleve a cabo una evaluación del impacto en los derechos humanos antes de concluir el acuerdo y que se introduzcan las cláusulas y las medidas de protección necesarias. La FIDH y el VCHR instan asimismo a las demás instituciones de la UE a que mantengan una postura firme y exijan que la UE cumpla íntegramente con sus obligaciones.
Las dos organizaciones han hecho público su llamamiento tras el anuncio de la CE, realizado el 4 de agosto de 2015, de que la UE y Vietnam habían alcanzado un acuerdo "de principio" respecto al ALC, aunque quedaban por finalizar algunas precisiones técnicas de redacción.

"La negativa por parte de Bruselas de incluir en el ALC una evaluación del impacto constituye el último ejemplo de cómo las políticas de la UE dan prioridad a las empresas frente al respeto de los derechos humanos, en lugar de intentar reconciliar ambos" , afirmó el presidente de la FIDH, Karim Lahidji.

"La actuación de la UE es inadmisible y hace llegar a Vietnam un mensaje equivocado. ¿Cómo puede esperar Bruselas que Vietnam cumpla con sus obligaciones en materia de derechos humanos cuando la UE ignora su propia legislación?" , afirma el presidente del VCHR, Vo Van Ai. "Sin medidas firmes de protección de los derechos humanos, es probable que el acuerdo de libre comercio entre la UE y Vietnam provoque un incremento de los abusos en materia de derechos humanos en Vietnam" , añadió.

Si se introdujesen medidas de protección de los derechos humanos se resolvería una deficiencia significativa en los acuerdos comerciales, al dar prioridad a los derechos humanos de la ciudadanía europea y vietnamita frente a los intereses económicos. Estas medidas de protección podrían incluir indicadores que midieran el impacto del acuerdo, introducir mecanismos de reparación y de rendición de cuentas para las comunidades afectadas y organizaría un desarrollo humano basado en las personas en vez de en el interés comercial, sobre todo al resolver los deficientes y desequilibrados mecanismos de resolución de controversias entre inversores y Estados.

La actitud de la CE es aún más preocupante porque contradice de manera flagrante el derecho de la Unión e ignora los diversos llamamientos realizados por instituciones de la UE y por expertos de las Naciones Unidas.

El 17 de abril de 2014, el Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que instaba a la CE a llevar a cabo una evaluación del impacto en los derechos humanos del ALC previsto con Vietnam. El 19 de mayo de 2014, el Consejo de la Unión Europea también hizo destacó "la importancia de seguir realizando evaluaciones de impacto en materia de derechos humanos." El 26 de mayo de 2015, en su proyecto de recomendaciones, el Defensor del Pueblo de la UE, en respuesta a una demanda presentada conjuntamente por la FIDH y VCHR el 7 de agosto de 2014, constató que el fracaso de la CE a la hora de lograr una evaluación de impacto específica en materia de derechos humanos, dentro de las negociaciones del FTA con Vietnam, constituye un caso de mala administración. El Defensor del Pueblo Europeo ha recomendado a la CE que realice esta evaluación del impacto "sin más dilación".

El 2 de junio de 2015, los expertos de las Naciones Unidas expresaron su preocupación por las repercusiones negativas de los tratados de libre comercio y de inversión sobre los derechos humanos e instaron además a que se llevasen a cabo evaluaciones del impacto en los derechos humanos antes y después de dichos tratados; insistieron asimismo en la necesidad de mejorar los mecanismos de protección de los derechos humanos en los ALC y en los acuerdos de inversión. [1]]

"Al ignorar estos llamamientos y al precipitar la firma de un acuerdo antes de que concluyera el procedimiento del Defensor del Pueblo de la UE, la Comisión Europea sugiere que está al margen de la ley, sin que ninguna institución, debate público o mecanismo puedan impedir que esto suceda. Estos llamamientos ponen en entredicho el estado de Derecho en la UE" , afirmó el presidente de la FIDH, Karim Lahidji.

En una carta abierta (en inglés) publicada hoy, la FIDH y el VCHR hacen un llamamiento al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea para que revise la conclusión de las negociaciones por parte de la CE, de modo que se garantice que se tiene en cuenta su anterior demanda de realizar una evaluación del impacto en los derechos humanos y se incluyen en el acuerdo las medidas de protección necesarias de los derechos humanos.

Leer más
communique