Ataques contra las minorías: Discriminación y violencia religiosa en Pakistán

10/03/2015
Informe
es fr

Un informe conjunto de la FIDH y el HRCP (en inglés) dado a conocer hoy pone de manifiesto la intensa violencia y discriminación contra las minorías religiosas en Pakistán, debido a leyes y políticas discriminatorias impuestas por el Gobierno, así como a la impunidad de la que disfrutan agentes tanto estatales como no estatales que cometen ataques sistemáticos contra miembros de grupos minoritarios.

“Las autoridades pakistaníes no han logrado garantizar la igualdad, la dignidad, el estado de derecho y la protección de los derechos humanos de todos los y las pakistaníes, contribuyendo así a una cultura de discriminación e impunidad ante las violaciones de los derechos humanos de las minorías religiosas,” afirma Zohra Yusuf, vicepresidenta de la FIDH y presidenta del HRCP.

El informe elaborado por la FIDH y el HRCP presenta un resumen de los ámbitos en los que se deniegan los derechos de las minorías religiosas en Pakistán e incluye recomendaciones sobre cómo poner término a la discriminación institucional (en los medios de comunicación o en la educación), combatir la marginación social y lograr que se garanticen los derechos de las minorías religiosas ante la ley. Este informe se basa en testimonios y debates que se han llevado a cabo durante un taller organizado por la FIDH y por su organización miembro, el HRCP, en Karachi en enero de 2014 al que asistieron representantes de varias minorías religiosas.

Algunas de las recomendaciones del informe se dirigen a diferentes órganos de las Naciones Unidas. Si bien el informe dirige sus recomendaciones principalmente a las autoridades pakistaníes para que los órganos de Gobierno, la legislación y las políticas públicas se adecúen a sus obligaciones internacionales en el área de los derechos humanos. El informe hace un llamamiento especial para que se revisen la Constitución y el Código Penal, que contienen artículos discriminatorios que para muchas personas han fomentado la proliferación de la intolerancia y la violencia contra las minorías religiosas en Pakistán. Cuando este tipo de persecución religiosa forma parte de una práctica ampliamente difundida y sistemática, como es el caso de Pakistán, estos ataques pueden considerarse crímenes contra la humanidad.

Este informe ha sido lanzado públicamente hoy durante un debate en una mesa redonda de alto nivel organizada por la FIDH y por sus organizaciones miembros en las Naciones Unidas en Ginebra, en la que la cofundadora y antigua Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los defensores de los derechos humanos, la Sra. Hina Jilani, habló de los peligros de esta legislación represiva y discriminatoria como las infames Leyes sobre la Blasfemia de Pakistán.

“La presentación de este informe es importante, llega en un momento oportuno y llama la atención sobre el creciente problema de la violencia y la represión de los derechos y libertades en nombre de la religión en todo el mundo,” declaró Karim Lahidji, presidente de la FIDH. “La comunidad internacional debe alzar su voz en contra de la represión de las minorías de todo tipo y apoyar la libertad de expresión y credo de todos los pueblos de todas las religiones.”

Descargar el informe (en inglés): Ataques contra las minorías: Discriminación y violencia religiosas en Pakistán .

Leer más
rapport