Irán: Por el derecho al trabajo, por el derecho a la libre opinión

10/04/2015
Comunicado
es fa fr

Campaña de apoyo a Nasrín Sotudé

Asociación de Iranís Republicanos en París – AIRP

Comité Independiente contra la Represión de los Ciudadanos Iranís - CICRCI

Liga para la Defensa de los Derechos Humanos en Irán - LDDHI

Jurista, miembro de la asociación de defensores y defensoras de los derechos humanos en Irán, abogada de muchos presos políticos y de conciencia, ganadora de Premio de Derechos Humanos de la ONU y del Premio Sájarov del Parlamento Europeo en 2007 y 2012, Nasrín Sotudé ha pasado varios años en prisión y ha llevado a cabo en repetidas ocasiones huelgas de hambre como medio de protesta contra las condiciones de vida en las cárceles en Irán.

El 15 de octubre de 2014, tras la intervención de los servicios gubernamentales de inteligencia, el Colegio de Abogados le prohibió ejercer su profesión por un periodo de tres años. Desde el 21 de octubre inició una sentada frente al Colegio de Abogados, todos los días laborales, bajo el lema. "Por el derecho al trabajo, por el derecho a la libre opinión." Ha informado que no va a cejar en su lucha combate hasta que logre sus reivindicaciones.

Declaró: "Además de todas las privaciones que impone a sus opositores, la República Islámica utiliza también privaciones económicas y profesionales. Se priva de trabajo tanto a los opositores políticos como a las personas que piensan de modo diferente. Sin embargo, incluso las personas que piensan distinto tienen derecho al trabajo, al estudio y al ejercicio de una profesión. La República Islámica tiene que acabar con la restricciones que imponen al derecho a la vida, con los despidos, con la prohibición de ejercer un trabajo y con la privación del derecho de pensión que afecta a estas personas" .

Mientras en la República de Irán muchos ciudadanos siguen sufriendo las mismas privaciones por sus ideas, por sus valores o por el ejercicio de su derecho a expresar la propia opinión, la movilización cívica de Nasrín Sotudé en defensa de sus derechos se ha convertido en una movilización social en favor de la defensa del derecho al trabajo para todas aquellas personas que, como ella, se atreven a pensar de un modo diferente.

Cada día son más los ciudadanos y ciudadanas que, tanto en Teherán como en el resto del país, apoyan su acción.

Apoyamos y compartimos el combate de Nasrín Sotudé y de sus compañeros. Haremos todo lo posible por sensibilizar a la opinión pública mundial sobre las movilizaciones de los ciudadanos iranís en favor de los derechos civiles.

Invitamos a todas las personas, a todas las instituciones de la sociedad civil, a las asociaciones de defensa de los derechos humanos y a las organizaciones políticas de todos los países, a sumarse a esta campaña de apoyo a Nasrín Sotudé.

Leer más
communique