Irán: Carta abierta al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas respecto a la inminente ejecución de Alireza Tajiki

01/08/2016
Carta abierta
en es fa

La ejecución del infractor menor de edad, Alireza Tajiki, está programada para el miércoles 3 de agosto de 2016 en Irán. El presidente de la FIDH Karim Lahidji ha escrito una carta abierta dirigida al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en la que solicita su urgente intervención para evitar esta grave vulneración de los derechos humanos. Véase la carta, a continuación:

2 de agosto de 2016 - Actualización : Tras la publicación de esta carta abierta, la ejecución de Alireza Tajiki fue aplazada y no se llevó a cabo en la fecha programada de 3 de agosto. Sin embargo, hasta que su condena de muerte sea derogada y se le conceda un nuevo juicio, esta vez justo, el señor Tajiki continúa corriendo el riesgo de ser ejecutado en cualquier momento.

*****

París-Ginebra, lunes, 1 de agosto de 2016

Estimado Sr. Alto Comisionado:

Le escribo esta carta para solicitar su urgente intervención en el caso de Alireza Tajiki, cuya ejecución ha sido programada para el miércoles 3 de agosto de 2016. Las autoridades han pedido a su familia que lo visiten por última vez.

El señor Taijiki tenía quince años cuando fue detenido por presunta violación y homicidio de su amigo en el 2012. Fue condenado a pena de muerte principalmente a partir de la "confesión" obtenida bajo tortura durante su detención inicial en régimen de aislamiento, si bien se retractó de esta "confesión" durante su juicio, declarando que había sido torturado y proclamando su inocencia.

La ejecución del Sr. Tajiki había sido programada anteriormente para el 15 de mayo de 2016 en la prisión de Adelabad en la ciudad de Shiraz, pero su abogada, la Sra. Nasrin Sotoudeh, y otro grupo de personas que lo apoyan consiguieron garantizar un aplazamiento temporal de la ejecución. El Tribunal Supremo rechazó posteriormente la solicitud de un nuevo juicio formulada por la Sra. Sotoudeh, apoyándose en una declaración del jefe del departamento de medicina forense de Shiraz que atestiguaba que el señor Tajiki "era completamente maduro" cuando cometió el supuesto delito. De este modo, la Corte Suprema ignoró los testimonios de diez psicológicos y psiquiatras presentados por la Sra. Sotoudeh, que declararon que las personas menores de dieciocho años no son "completamente maduras" y comunicaron su disposición para comparecer ante los tribunales.

Durante su detención y posterior juicio se negaron al Sr. Tajiki las garantías procesales así como el acceso a un abogado durante el período de investigación. Después de un juicio que no se ajustó a las normas internacionales en materia de imparcialidad y transparencia, fue condenado a muerte en abril de 2014. Una rama de la Corte Suprema ha revocado esta sentencia debido a la falta de pruebas y ha remitido el caso al tribunal emisor pidiendo que prosiga la investigación. Sin embargo, el juzgado de primera instancia impuso otra vez la sentencia de pena de muerte basada en las "confesiones" del acusado, sin hacer mención a otras pruebas o a investigaciones sobre las acusaciones de tortura. Además, las autoridades se negaron a investigar de forma adecuada la información proporcionada por al Sr. Tajiki en el sentido de que la víctima había sido asesinada por el Sr. Reza Jaladat, hermano de un agente de seguridad de la ciudad de Fassa, junto a otras dos personas. Pese esta manifiesta falta de investigación, el Tribunal Supremo confirmó la segunda condena de pena de muerte contra el Sr. Tajiki.

Aunque el Código Penal Islámico de 2013 no permite explícitamente a delincuentes menores condenados a muerte antes de 2013 solicitar un nuevo juicio, en diciembre de 2015 la Junta General del Tribunal Supremo emitió una "unificación de jurisprudencia" para permitir que los delincuentes menores de edad condenados a pena de muerte pudieran solicitar un nuevo juicio. Sin embargo, para escapar de la pena de muerte, a estos delincuentes se les exigen, conforme al artículo 91 del Código, demostrar que no entendieron la naturaleza o prohibición del delito cometido o que su nivel de "desarrollo mental" es todavía el de un menor de edad. Pese a que la abogada del Sr. Tajiki presentó testimonios de diez expertos que indicaron que el nivel de "desarrollo mental", debido a la edad del señor Tajiki en el periodo del presunto delito, no era el de un adulto, el Tribunal Supremo, aun así mantuvo su condena de muerte.

Desde hace algunos años, la República Islámica de Irán es el país del mundo que más menores delincuentes ejecuta. La práctica normal en Irán es mantener al delincuente menor de edad en prisión hasta alcanzar los dieciocho años y entonces ejecutarlos. Sin embargo, algunos acusados han sido ejecutados antes de alcanzar esa edad.

Las organizaciones de derechos humanos han informado de las ejecuciones de por lo menos 73 menores de edad desde 2005, incluidos cuatro en 2015, 13 en 2014, ocho en 2013, cuatro en 2012 y siete en 2011. El 19 de octubre de 2015, el Secretario General de la ONU manifestó su profunda tristeza por la ejecución, una semana antes en Irán, de dos menores delincuentes. Según el informe del secretario general al Consejo de Derechos Humanos de febrero de 2015, se informó de la existencia de al menos 160 menores delincuentes en el corredor de la muerte en diciembre de 2014. (A/HRC/28/26). (A/HRC/28/26).

Recordando que Irán es un Estados parte de la Convención sobre los Derechos del Niño, le instamos a que:

• Intervenga inmediatamente y exija a las autoridades iraníes suspender la ejecución programada de Alireza Tajiki el 3 de agosto y ordene un nuevo juicio justo sin recurrir a la pena de muerte y una completa investigación de todas las acusaciones de tortura y perpetración del delito;
• Inste a Irán a que anule toda condena a muerte contra menores y abra de nuevo las causas contra los que se encuentran en el corredor de la muerte, de conformidad con sus obligaciones en virtud de la legislación internacional de derechos humanos y de la Convención sobre los Derechos del Niño; y
• Pida a los Países Miembros de la ONU, y en especial a aquellos que tienen lazos económicos y políticos con Irán, que utilicen su influencia para insistir en que Irán debe poner fin a las ejecuciones de menores.

Atentamente,

Karim Lahidji
Presidente de la FIDH

CC:
• El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de derechos humanos en la República Islámica de Irán, Sr. Ahmed Shaheed
• El Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Sr. Christof Heyns
• El Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Sr. Juan Méndez
• Los miembros del Comité de los Derechos del Niño de la ONU
• Los miembros del Comité de Derechos Humanos de la ONU

Leer más
lettreouverte