La presidenta de la FIDH, Alice Mogwe, condena violación colectiva en la India

08/10/2020
Declaración
en es fr

El martes 29 de septiembre, Manisha, de 19 años, murió, dos semanas después de haber sido torturada durante una terrible violación en grupo en Hathras, en el estado indio de Uttar Pradesh. La joven pertenecía a la casta Dalit, antes conocida como aquella de los "intocables", la casta más baja en el rígido sistema de castas aún firmemente arraigado en la India, a pesar de su abolición oficial en 1950.

Desde su muerte, han surgido muchas protestas y manifestaciones en toda la India. Entretanto, la familia de Manisha acusa a la policía local de haber incinerado el cuerpo de la joven durante de la noche, a pesar de no tener autorización para hacerlo.
El 7 de octubre, la presidenta de la FIDH, Alice Mogwe, se pronunció durante una manifestación en línea de varias organizaciones, incluidas Dalit women y People’s Watch, una organización india de derechos humanos y miembro de la FIDH.

Estamos profundamente consternados por los informes recientes sobre la violación grupal y la consecuente muerte de Manisha, de 19 años, miembro de la comunidad Dalit en Uttar Pradesh. A la familia no le fue entregado el cuerpo de su hija luego que se realizó la autopsia y además fue incinerado, mientras la familia permanecía bajo custodia policial.

La FIDH lleva mucho tiempo preocupada por la discriminación que daña el historial de derechos humanos de la India, tanto la discriminación de castas como la discriminación de género. En 2017, en la comparecencia de la India ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, durante su proceso de Examen Periódico Universal, India asumió dos compromisos particulares en relación con la discriminación basada en castas (en relación con las recomendaciones del EPU 161.81 de Perú y 161.82 de Argentina).

La India se comprometió a continuar la lucha contra la discriminación, la exclusión, la deshumanización, la estigmatización y la violencia que sufren las castas. Su compromiso también es para tomar medidas urgentes para derogar las normas que discriminan por motivos de casta e investigar y sancionar a los autores de actos de discriminación y violencia en su contra, en particular hacia los Dalits.

Durante la misma sesión del Consejo de Derechos Humanos, la India aceptó dos recomendaciones particulares relacionadas con la discriminación de género. India se comprometió a redoblar sus esfuerzos para garantizar la igualdad de género y a tomar medidas para prevenir la discriminación de género. También se comprometió a hacerlo para garantizar la protección integral de mujeres y las niñas, en particular contra la violencia sexual.

La Federación Internacional por los Derechos Humanos se opone firmemente a la explotación, la exclusión, la deshumanización, la estigmatización, la violencia y la discriminación de género. Hacemos un llamado por la inclusión, la igualdad de género y el respeto por la dignidad de todos y todas, incluidas las mujeres, independientemente de su clase o casta.

Pedimos al gobierno de la India que se mantenga fiel a sus compromisos internacionales asumidos ante el Consejo de Derechos Humanos en 2017, con particular énfasis respecto a la discriminación de castas y de género, y de esta forma asegurar que todas las personas puedan vivir en auténtica dignidad.

Alice Mogwe, presidenta de la FIDH

Leer más
statement