Diálogo interactivo con el Relator Especial sobre los derechos humanos en Camboya

Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, 29 de marzo de 2022. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) expresa su preocupación por "la pésima situación de los derechos humanos en Camboya" y aboga por la liberación de "todas las personas activistas, críticas con el gobierno y miembros de la oposición políticas que se encuentran en detención", así como la celebración de elecciones "de acuerdo con el derecho y las normas internacionales".

Consejo de Derechos Humanos de la ONU – 49.º período de sesiones

Punto 10: Diálogo interactivo con el Relator Especial de la ONU sobre los derechos humanos en Camboya

29 de marzo de 2022

Señor Vicepresidente:

La FIDH agradece al Relator Especial su actualización oral.
Continúa nuestra preocupación por la pésima situación de los derechos humanos en Camboya. El espacio cívico y político sigue siendo extremadamente limitado y se encuentra fuertemente controlado por el gobierno. Al menos 52 personas, entre ellas activistas, personas defensoras de los derechos humanos, miembros de la oposición política y tres periodistas, están actualmente en prisión.

La represión de la oposición política se está intensificando ante las próximas elecciones al Consejo Comunal del 5 de junio. La reciente condena de 20 miembros del disuelto Partido de Rescate Nacional de Camboya, de la oposición, y el encarcelamiento de 12 de ellos en uno de los muchos juicios masivos celebrados por motivos políticos es el último ejemplo de esta tendencia. La persecución de los miembros de un partido de la oposición en ascenso, el Partido de la Luz de las Velas, con la exclusión de la lista de al menos 45 de sus candidaturas por parte del Comité Electoral Nacional, controlado por el gobierno, no parece augurar unas elecciones competitivas.

Las autoridades han utilizado arbitrariamente la problemática Ley de la COVID-19 para poner fin a las huelgas de los miembros del sindicato NagaWorld y han obligado a cientos de trabajadores y trabajadoras a ingresar en centros de cuarentena del gobierno. Se ha imputado penalmente a quince personas trabajadoras.

Lamentamos que, casi dos años después de la desaparición del activista tailandés Wanchalearm Satsaksit en Nom Pen, las autoridades no hayan avanzado en el establecimiento de su suerte o su paradero ni hayan informado periódicamente a su familia sobre la investigación.

Reiteramos nuestros llamados para pedir:
1) La liberación inmediata e incondicional de todas las personas activistas, críticas con el gobierno y miembros de la oposición política que se encuentran en detención.
2) La creación de condiciones para la celebración de elecciones auténticas, inclusivas y participativas, de conformidad con el derecho y las normas internacionales.

Gracias.

Leer más
statement