Camboya: Sentencia de 2 ex líderes del Jemer Rojo a cadena perpetua es histórica

07/08/2014
Impacto
en es fr

La FIDH y ADHOC, saludan la decisión histórica del ECCC (Cámara Extraordinaria en la Corte de Camboya, ECCC por sus siglas en inglés) que condena a Khieu Samphan, ex Jefe de Estado de Kampuchea Democrática, y Nuon Chea, ex presidente de la Asamblea de Representantes del Pueblo de Kampuchea Democrática e ideólogo del régimen de Jemer Rojo, a cadena perpetua por crímenes de lesa la humanidad en relación con los movimientos forzados de población y la ejecución de los ex soldados y oficiales de la República Jemer.

Es la primera vez que funcionarios de alto rango del régimen del Jemer Rojo son condenados por un tribunal independiente. Los jueces de primera instancia de ECCC también decidieron pedir medidas colectivas de reparación para las partes civiles.

"A pesar de que esta decisión se emitió casi 40 años después de los crímenes del Jemer Rojo, es una victoria histórica para las partes civiles", dijo Patrick Baudouin, presidente de honor de la FIDH y abogado de las partes civiles. " Esperamos que esta decisión contribuya a una paz sostenible y a una justicia independiente para la sociedad camboyana ", agregó el Sr. Baudouin.

"Ahora que los funcionarios de alto rango del régimen de los Jemeres Rojos han sido declarados culpables, vamos a finalmente poder llorar a nuestros familiares", declararon las partes civiles de Francia representadas por la FIDH, quienes asistieron a la audiencia y veredicto hoy. "Era importante para nosotros ver que aquellos que planearon y ordenaron esos crímenes rindan cuentas", agregaron.

"La decisión emitida por la Sala de Primera Instancia del ECCC representa un paso importante contra la impunidad de los ex funcionarios de alto rango del Jemer Rojo. También es un mensaje positivo para las generaciones más jóvenes que estos crímenes no pueden quedar impunes ", dijo Latt Ky, representante de ADHOC.

Nuestras organizaciones acogen con satisfacción la decisión de ordenar reparaciones colectivas para las víctimas, incluidas exposiciones permanentes e itinerantes o nuevos capítulos en los manuales escolares para profesores que mencionen los crímenes del Jemer Rojo. Sin embargo, nuestras organizaciones lamentan que la ECCC no financie estas órdenes de reparación. El Reglamento Interno excluye la creación de un fondo especial para financiar las medidas de reparación dejando en manos de las partes civiles y de las asociaciones de víctimas ponerlas en práctica con sus propios medios. También lamentamos que el ECCC no haya reconocido los proyectos relacionados con la construcción de monumentos conmemorativos en Camboya y Francia como medidas de reparación en este caso, argumentando que carecían de garantías de ejecución.

Khieu Samphan y Nuon Chea fueron declarados culpables de los crímenes de lesa humanidad, de asesinato, persecución política, traslado forzoso, ataques contra la dignidad humana, desapariciones forzadas y el exterminio durante los movimientos forzados de población en Camboya del 17 de abril de 1975 hasta diciembre de 1977. También fueron encontrados culpables de los crímenes de lesa humanidad y asesinato por motivos políticos y el exterminio de los ex soldados y oficiales de la República Jemer en Tuol Po Chrey en la provincia de Pursat. La ECCC también reconoció que tanto Samphan y Chea cometieron la mayoría de los crímenes anteriores en el marco de un plan común, al cual aportaron una significativa contribución.

La decisión puede ser apelada en un lapso de 30 días. Las pruebas recogidas en este caso (Caso 002/01) podrán ser utilizadas para los procedimientos judiciales del caso 002/02 que se dirige a los mismos acusados. Se espera que el juicio del caso 002/02 comience a finales de este año.

Desde 2008, la FIDH, a través de los abogados de su Grupo de Acción Litigante (GAL), representa a 10 víctimas que viven en Francia y las partes civiles del caso 002/01, antes de la ECCC. La FIDH les posibilitó asistir a la audiencia y veredicto en Phnom Penh. ADHOC hizo posible que 46 personas de las partes civiles de 23 provincias de Camboya puedan asistir.

Leer más
impact