Afganistán: Garantizar la justicia, a un año de la toma del poder por los talibanes

10/08/2022
Declaración
en es fr
Mohd Rasfan / AFP

París, 10 de agosto de 2022. Al cumplirse un año de la toma del poder por los talibanes en Afganistán, la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) y su organización miembro OPEN ASIA Armanshahr reiteran su llamado a la comunidad internacional para que redoble sus esfuerzos y garantice el fin de las graves violaciones de los derechos humanos en el país y la rendición de cuentas de sus autores.

A un año de la toma del poder, el 15 de agosto de 2021, no ha habido ninguna acción efectiva por parte de los gobiernos influyentes, los organismos de las Naciones Unidas (ONU) y la Corte Penal Internacional (CPI) para hacer que los talibanes rindan cuentas por su continuo ataque a los derechos humanos. A lo largo de este último año, los talibanes han reprimido con dureza los derechos y libertades fundamentales en el país. Esta represión se ha dirigido directamente a los defensores de derechos humanos, los periodistas, las organizaciones de la sociedad civil y las minorías. También han llevado a cabo una segregación y opresión sistemáticas de las mujeres y las niñas en Afganistán.

La comunidad internacional no ha garantizado la rendición de cuentas a pesar de las claras pruebas de los abusos contra los derechos humanos.

" Un año después de la toma del poder por los talibanes, la población afgana está privada de sus derechos constitucionales y vive bajo un clima de miedo, violencia y represión en medio de una crisis económica y humanitaria. No sólo han sido despojados de sus derechos fundamentales, sino que son testigos de la total impunidad de la que gozan los talibanes debido a la inacción internacional."

Guissou Jahangiri, directora ejecutiva de OPEN ASIA Armanshahr y vicepresidenta de la FIDH.

El 20 de julio de 2022, la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) publicó un informe en el que se constataba que los talibanes habían llevado a cabo violaciones a los derechos humanos que afectaron a 65 personas defensoras de derechos humanos y a 173 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación, desde el 15 de agosto de 2021 hasta el 15 de junio de 2022. La UNAMA recibió informes sobre 217 casos de castigos crueles, inhumanos y degradantes, y 118 casos de uso excesivo de la fuerza contra civiles. Además, documentó 160 ejecuciones extrajudiciales, 178 casos de detenciones y encarcelamientos arbitrarios y 56 casos de tortura y malos tratos a ex funcionarios del gobierno. La FIDH y OPEN ASIA Armanshahr creen que estos resultados tan preocupantes probablemente sólo reflejen una parte de las violaciones de derechos humanos cometidas sobre el terreno.

La FIDH y OPEN ASIA Armanshahr hacen un llamado a la comunidad internacional para que actúe

La comunidad internacional debe hacer que los talibanes rindan cuentas de su conducta a través de todos los mecanismos multilaterales disponibles.
- El Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en su próxima sesión de septiembre de 2022, debe establecer un mecanismo de investigación independiente para investigar, recopilar y preservar las pruebas de todas las violaciones y abusos del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario en Afganistán.
- La CPI debe reanudar de inmediato y sin demora su investigación sobre la situación en Afganistán para investigar y perseguir los delitos de su competencia que se hayan cometido en el país.
- Los terribles sucesos del año pasado han demostrado que es crucial que los Estados miembros de la ONU establezcan y ejerzan de forma efectiva la jurisdicción universal para exigir responsabilidades a todos los autores de los crímenes cometidos en Afganistán.

Leer más
statement